Soldado habría asesinado a su hijo de cuatro meses de una golpiza: el militar dijo que el menor se cayó

De acuerdo con la versión de la Fiscalía, el hombre sostuvo que el menor se había caído, pero Medicina Legal dictaminó que fue homicidio

Compartir
Compartir articulo
Un soldado fue judicializado por la muerte de su hijo de cuatro meses - crédito Fundación UNAM/Página web
Un soldado fue judicializado por la muerte de su hijo de cuatro meses - crédito Fundación UNAM/Página web

El 19 de febrero se dio a conocer la judicialización del militar Andrés Mauricio González Benavides por el Juzgado Segundo Penal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, que lo acusó de asesinar a su hijo de 4 meses de nacido de una golpiza.

La Fiscalía dio a conocer que los hechos se presentaron el 21 de enero de 2023 en la urbanización Altos de la Popa, de Valledupar, mientras el soldado oriundo de Río Frío (Valle del Cauca) se encontraba en su residencia y le dio una paliza al recién nacido.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Sobre las 5:30 de la tarde el menor de edad llegó con un estado de salud crítico hasta el Hospital Rosario Pumarejo de López, donde murió a causa de un trauma craneoencefálico severo, pues presentaba un orificio en la cabeza.

González Benavides argumentó que el niño había sufrido una caída desde una altura considerable y que esa había sido la causa de los politraumatismos que presentaba; sin embargo, el militar ya tenía antecedentes de violencia intrafamiliar, por lo que decidieron abrir una investigación en su contra.

Según pudo conocer El Pilón, de Valledupar, el resultado de las indagaciones hechas por parte del ente acusador contradijo la versión del militar y dio cuenta de que el neonato había recibido múltiples golpes con objeto contundente.

Andrés Mauricio González Benavides fue capturado por el homicidio de su hijo - crédito redes sociales / Facebook
Andrés Mauricio González Benavides fue capturado por el homicidio de su hijo - crédito redes sociales / Facebook

Además los médicos del Hospital Rosario Pumarejo de López reportaron en el acta de deceso del menor que además de presentar el trauma craneoencefálico, también tenía tres costillas fracturadas y politraumatismos en el cuerpo.

Desde entonces las autoridades iniciaron la búsqueda del señalado infanticida, a quien detuvieron tropas del Gaula militar en la tarde del 17 de febrero de 2024 en el aeropuerto de Saravena (Arauca) y lo trasladaron hasta la capital del Cesar para que respondiera por el delito de homicidio.

Ante el Juzgado Segundo Penal con Funciones de Control de Garantías, González Benavides sostuvo su versión de un accidente doméstico; sin embargo, con las pruebas forenses la Fiscalía derumbó esa hipótesis.

El ente acusador además estableció que la muerte del menor se produjo con conocimiento y voluntad por pate de su padre por lo que no sería homicidio simple, sino homicidio doloso, lo que le haría merecedor de una pena de entre 33 y 50 años de prisión.

En la tarde del martes 20 de febrero se llevará a cabo una segunda audiencia contra el militar Andrés Mauricio González Benavides, en la que se dictará la medida de aseguramiento en su contra.

Uno de los agravantes del crimen es que el soldado ya había agredido al menor y se presume que premeditó el homicidio, pues esperó a estar solo con el bebé para atacarlo.

Denisse Daylis Mijares Farfán, fue capturada en Venezuela por la violación y homicidio de un bebé de siete meses  - crédito @RCamachoVzla/X
Denisse Daylis Mijares Farfán, fue capturada en Venezuela por la violación y homicidio de un bebé de siete meses - crédito @RCamachoVzla/X

Otros casos similares

En lo corrido de 2024 la autoridades colombianas han capturado a otras dos personas por la muerte de menores que no superan el año y medio de edad.

El primer caso también se presentó en Valledupar, donde el primero de enero encontraron el cuerpo sin vida de una bebé de siete meses dentro de un carro parqueado en un motel. Al parecer, los responsables serían una pareja que ingresó a la residencia y dejó a la menor dentro del vehículo, donde murió por la falta de oxígeno y la inhalación de gases tóxicos.

Sin embargo según María Camila Mengual Mojica, madre de la menor, todo sucedió porque el padre de la niña y su expareja la agredió y la obligó a ingresar al motel.

El otro caso es el de una mujer de nacionalidad venezolana identificada como Denisse Daylis Mijares Farfán, a la que señalaron de violar y asesinar a un bebe de siete meses en el municipio de Rionegro (Antioquia) y luego huir a su país.