Así fue como crearon una cuenta bancaria falsa para engañar a una cadena de supermercados y recibir más de 2.300 millones de pesos

La banda delictiva fue judicializada en las últimas horas por la Fiscalía General de la nación, luego de una investigación que dio detalle sobre su modus operandi

Compartir
Compartir articulo
Cayó peligrosa banda que habría engañado a una importante cadena de supermercados - crédito Fiscalía
Cayó peligrosa banda que habría engañado a una importante cadena de supermercados - crédito Fiscalía

Las autoridades confirmaron, que en las últimas horas se logró la judicialización de una banda criminal dedicada a la suplantación de cuentas bancarias que, con sus artimañas, habría logrado engañar a una importante cadena de supermercados en el país. Según la Fiscalía General de la nación, estos sujetos habrían solicitado la apertura de una cuenta bancaria, suplantando a un proveedor de productos de mar con el fin de apropiarse del dinero de este.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Las acciones legales emprendidas se basan en la investigación que apunta a que los implicados conformaban una estructura especializada en la comisión de delitos informáticos. Se cree que mediante técnicas fraudulentas, lograron acceder a sumas cuantiosas del patrimonio financiero de la empresa afectada, cuyo nombre no ha sido divulgado por la Fiscalía.

La Fiscalía General de la Nación y su Dirección contra los Delitos Informáticos consiguió la incriminación de seis personas presuntamente vinculas a una organización criminal. Estos sujetos son acusados de realizar un fraude que resultó en una estafa de más de 2.300 millones de pesos colombianos, situación que se habría adelantado a mediados del 2023.

Al parecer, suplantaron a un proveedor de mariscos y pescados, solicitaron a su nombre la apertura de un producto financiero y le hicieron creer al comprador de los productos de mar que allí debía consignar varios pagos pendientes. El 16 de mayo de 2023, los hoy procesados se habrían hecho pasar como directivos de una empresa de mariscos y pescados, y solicitaron la apertura de una cuenta bancaria”, destacó el ente acusador.

Los datos de la investigación dan fe de que, en el mes de mayo del 2023, la banda criminal asumió el papel falso como directivos de una empresa dedicada a la venta de todo tipo de frutos del mar, argumento que usaron para solicitar la apertura del servicio bancario; así las cosas, cuando tenían todo supuestamente en regla le expusieron a la cadena de supermercados que había una cuenta específica en donde debían de depositar el pago de las compras de mariscos.

“El 16 de mayo de 2023, los hoy procesados se habrían hecho pasar como directivos de una empresa de mariscos y pescados, y solicitaron la apertura de una cuenta bancaria. Posteriormente, le comunicaron a uno de los compradores de la compañía que debía dirigir los pagos al nuevo producto financiero”, detalló la Fiscalía.

Fueron exactamente 2.334 millones de pesos los que fueron transferidos a la cuenta de los supuestos empresarios de mariscos, quienes finalmente lograron su cometido y dispusieron de las millonarias sumas en sus cuentas y las de otras personas, con el fin de intentar borrar el rastro de la cuantiosa suma en una sola cuenta. La Fiscalía resaltó: “De esta manera, la cadena de supermercados transfirió más de 2.334 millones de pesos a la cuenta controlada por los presuntos cibercriminales. Tan pronto ingresó el dinero, fue consignado en diversas cantidades a terceras personas que se encargaron de retirarlo”.

En lo que se refiere a los responsables, la Fiscalía General de la Nación informó:

“Los posibles responsables de la maniobra ilegal fueron capturados en diligencias realizadas de manera conjunta con la SIJIN de la Policía Nacional en Cartagena y Magangué (Bolívar), Medellín (Antioquia) y Sogamoso (Boyacá). Se trata de Deisy Cuadro Narváez, Brainer Castro Padilla, Andrés Alfonso Miranda Mendoza, Gloria Stefanny Gil Gil, Yulieth Pauline Rodríguez Pérez y Rigoberto Ernesto Buendía Alba”

Los delitos que fueron imputados a los capturados son: delitos de concierto para delinquir, transferencia no consentida de activos, uso de documento falso, violación de datos personales, acceso abusivo a un sistema informático y fraude procesal; sin embargo, los detenidos no reconocieron los cargos, aunque mediante decisión judicial ordenó que Buendía Alba sea recluido en una prisión, mientras que los demás enfrentarán detención domiciliaria.