Estos son los seis cabecillas del Tren de Aragua que están disputando la venta de droga en Bogotá

Al parecer residuos de los `Maracuchos’, `Los Camilos’ y otros grupos se estarían organizando para disputar el territorio con el Tren de Aragua

Compartir
Compartir articulo
Alías Satanás fue capturado y se presume que es el líder de un nuevo grupo criminal - crédito Policía Nacional
Alías Satanás fue capturado y se presume que es el líder de un nuevo grupo criminal - crédito Policía Nacional

La reciente fuga de un líder criminal venezolano conocido como alias ‘Niño Guerrero’, del Tren de Aragua, ha generado nuevas investigaciones sobre las actividades delictivas de esta organización criminal oriunda de Caracas.

La evasión que tuvo lugar en septiembre desde la prisión de Tocorón, Venezuela, ha expuesto la estructura operativa de la banda, ahora con acciones directas en la capital venezolana.

Según conoció El Tiempo, el destape de esta red delictiva se concretó a través de interceptaciones telefónicas entre otros miembros de la banda, Ósmer y Brayan la 38, quienes han sido vinculados con el homicidio y desmembramiento de cuatro individuos. Estos crímenes, acontecidos en un bar de Chapinero, tuvieron como espeluznante desenlace el hallazgo de las víctimas en 14 bolsas distribuidas por las localidades de Suba y Engativá. Las pruebas recabadas sugieren que las órdenes para tales actos provenían de Venezuela, específicamente de ‘Niño Guerrero’.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados en condiciones macabras, lo que refleja la brutalidad y la indiferencia por la vida humana por parte de los involucrados en la estructura de mando del Tren de Aragua. Además, según el mismo medio de comunicación, este incidente ha puesto en alerta a las autoridades locales y ha estimulado una respuesta más contundente contra las operaciones de grupos criminales que extienden sus redes más allá de las fronteras nacionales.

Los acontecimientos han sacudido a la opinión pública y han puesto de manifiesto la capacidad de las organizaciones criminales para perpetrar delitos complejos que desafían a las fuerzas del orden de varios países. La fuga de alias ‘Niño Guerrero’ no solo simboliza un desafío a la seguridad penitenciaria de Venezuela, sino que también resulta un claro indicativo de la expansión geográfica y del creciente poder de estos grupos en la región.

Sumando a esto, El Tiempo conoció que una nueva facción criminal denominada ‘el nuevo Tren de Aragua’ ha surgido en Bogotá, generando una lucha por el control de actividades ilícitas como el tráfico de drogas, la prostitución, la venta de licor adulterado, los asesinatos y las extorsiones. Esta organización estaría integrada por remanentes de grupos delictivos ya extintos, como ‘Camilos’, ‘Maracuchos’, ‘Satanás’ y otras bandas bogotanas, y se enfrenta actualmente a su homóloga liderada desde Venezuela. Los enfrentamientos tienen lugar específicamente en las localidades de Kennedy, Bosa, Los Mártires, Santa Fe, La Candelaria, Chapinero y el sur de Puente Aranda.

El crimen que se ha tomado las calles de Bogotá se ha organizado desde la cárcel y de manos de diferentes grupos delincuenciales - crédito EFE
El crimen que se ha tomado las calles de Bogotá se ha organizado desde la cárcel y de manos de diferentes grupos delincuenciales - crédito EFE

Esta nueva agrupación criminal sería una respuesta directa para detener la expansión en la capital del grupo conocido como ‘los de Aragua’, la estructura criminal venezolana. De acuerdo con investigaciones recientes, el propósito de esta alianza entre bandas locales es mantener el dominio sobre los negocios ilícitos en las mencionadas localidades de Bogotá, zonas que se han convertido en principales puntos de disputa y violencia. Se trata de un escenario donde ambas facciones buscan sostener o ampliar su poder e influencia sobre el mercado negro de la región.

La situación ha producido un clima de tensión y temor entre los habitantes de las localidades afectadas. Las fuerzas de seguridad de Colombia monitorean de cerca estos desarrollos, mientras la comunidad espera acciones efectivas para contrarrestar la influencia y el poder de estas organizaciones delictivas.

Los seis principales

Además, según le confirmaron fuentes de inteligencia a El Tiempo, la violencia en Bogotá se intensifica ante la ausencia de un líder dominante en las organizaciones criminales, lo cual ha fomentado una disputa entre células del ‘Tren de Aragua’ por el control de actividades ilegales en la ciudad y la falta de un cabecilla claro ha creado un vacío de poder que ha desembocado en un incremento de la confrontación criminal, por esto seis individuos podrían ser cruciales para entender y potencialmente desmantelar la estructura criminal que se ha tejido en Bogotá. Los alias de estas figuras clave son Mayeya, Ósmer, Brayan la 38, Brayan Bogotá y ‘Satanás’, quienes, presuntamente, poseen el mando sobre operaciones delictivas en la zona.

Los esfuerzos de las autoridades se concentran en desentrañar las conexiones y el funcionamiento interno de estos grupos, así como la identificación y captura de los sujetos en mención. Esta información surge en un contexto donde la violencia atribuida al ‘Tren de Aragua’ se ha visto proyectada en la capital colombiana. Aquí se destaca la complejidad y el dinamismo del crimen organizado en la región, las autoridades enfrentan el reto de restablecer el orden, sabiendo que la clarificación del liderazgo criminal podría ser la clave para mitigar la violencia y restaurar la seguridad en las comunidades afectadas.

Alias ‘Mayeya’, catalogado como uno de los criminales más buscados en Venezuela, ha sido identificado como una figura clave en la operación de la temida banda ‘Tren de Aragua’ en Colombia. Según informes, este sujeto estaría a cargo de la organización criminal tras su arribo al vecino país. Se le considera el hombre de confianza de otro cabecilla criminal conocido como ‘Niño Guerrero’, con quien comparte una circular roja emitida por la Interpol.

A pesar de la notoriedad de Mayeya, el nexo entre él y la toma de control criminal en los barrios de Patio Bonito y María Paz, situados en la localidad de Kennedy, Colombia, por parte de ‘Osmar’ y ‘Bayan la 38′, permanece incierto. Recientes audios divulgados por el mismo medio de comunicación implican a un individuo conocido como ‘Causa Mata vieja’ en la orden de ejecución de cuatro hombres en un ‘bar de pique’ en el barrio Chapinero, aunque no se ha establecido de manera definitiva que este sea otro alias para ‘Niño Guerrero’.

Los detalles exactos sobre cómo estos criminales se organizan y ejercen su influencia en los mencionados sectores de Kennedy todavía se están investigando. Este caso manifiesta la complejidad y el reto que supone para las autoridades el rastreo y la captura de miembros de bandas organizadas transnacionales. Se espera que las autoridades continúen desentrañando las conexiones que unen a estos criminales y proporcionen actualizaciones conforme avancen las indagaciones y capturas dentro de este caso de alta prioridad.

Para las autoridades el investigar el origen de tantas bandas delincuenciales ha representando un reto - crédito Policía Bogotá/X
Para las autoridades el investigar el origen de tantas bandas delincuenciales ha representando un reto - crédito Policía Bogotá/X

Autoridades investigan operación de grupos delictivos en Bogotá liderados por alias ‘mosco’ y ‘Satanás’ En una operación de inteligencia, se ha revelado la existencia de una nueva organización criminal en Bogotá, que opera bajo las órdenes de un individuo conocido como alias ‘mosco’. Este grupo tiene presencia tanto en el centro de la ciudad como en el barrio de Suba. La investigación ha surgido tras un seguimiento a las comunicaciones entre dos reclusos, alias Ósmer, recluido en la cárcel de la Picota, y ‘Brayan la 38′, interno en la cárcel de El Bosque en Barranquilla. Se destaca que esta organización tendría una importancia comparable a una facción venezolana ya conocida.

Las autoridades buscan comprender las dinámicas de operación y la posible conexión entre ellos y alias ‘Satanás’, quien ha estado involucrado en al menos siete homicidios en la capital. A pesar de su notoriedad, aún no se ha determinado su afiliación a alguna de estas dos facciones criminales.

Según información clasificada ‘Satanás’ sería el posible líder de un nuevo grupo criminal con ambiciones de dominar partes del mercado ilegal en Bogotá. Los detalles filtrados sugieren que, tras ganar experiencia y habilidades operativas de la mano del ‘Tren de Aragua’, ‘Satanás’ estaría preparado para dirigir su propia agrupación delictiva. Las autoridades continúan su labor para desmantelar estos entramados y entender a fondo las alianzas y conflictos dentro del esquema criminal de la ciudad.