Millonarios por fuera de la final de la Liga BetPlay: estas son las razones por las cuales no logró clasificar

El cuadro “embajador” cayó ante América de Cali y se quedó sin opciones de defender el título de liga conseguido el pasado junio. Fueron más los problemas que las soluciones los que enfrentó el plantel, que naufragó a metros de llegar a la tierra prometida

Compartir
Compartir articulo
Jugadores de Millonarios celebran un gol. Foto de archivo - crédito Mauricio Dueñas Castañeda
Jugadores de Millonarios celebran un gol. Foto de archivo - crédito Mauricio Dueñas Castañeda

En un gris enfrentamiento por la quinta fecha de los cuadrangulares semifinales de la Liga BetPlay II-2023, América de Cali se midió ante Millonarios y les truncó su camino de cara a la final. Los embajadores no consiguieron superar a los vallecaucanos y dejaron a sus seguidores en un marcado desaliento, al desvanecerse las oportunidades de obtener el ansiado bicampeonato.

Con un único tanto de Adrián Ramos, los vallecaucanos se encargaron de arrastrar a los bogotanos hacia su eliminación y les cortaron su sueño de poder celebrar diciembre con una estrella más en su escudo.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Este resultado dejó “sin plumas a las gallinas” y concretó su salida del torneo clausura. Aquellos ilusionados con la defensa del título se quedaron con las ganas y los más críticos dejaron claro los puntos a corregir si desean que el 2024 sea mejor.

Si bien los dirigidos por Alberto Gamero se llevaron bastantes elogios durante el año por el proceso deportivo que habían constituido, el cual les entregó resultados con la consecución de la Copa BetPlay 2022 y la Liga BetPlay I-2023, el juego que mostraron este semestre no fue suficiente para mantener aquellos comentarios positivos.

Las razones por las que Millonarios no logró el bicampeonato

Millonarios igualó 1-1 con Nacional en El Campín por la ida de la final en la Copa Colombia 2023 - crédito John Paz/Colprensa
Millonarios igualó 1-1 con Nacional en El Campín por la ida de la final en la Copa Colombia 2023 - crédito John Paz/Colprensa

Tomando el inicio del semestre como punto de arranque, los embajadores enfrentaron el cierre del año con un desgaste físico y mental acumulado. El recién haberse coronado campeones en junio y su intento en la Copa Sudamericana hizo que el barco millonario entrara a la corriente con bastante inestabilidad.

Luego llegaron los polémicos amistosos internacionales, en los cuales los bogotanos salieron bien parados ante Zaragoza y Crystal Palace, pero llegaron a suelo colombiano con más agotamiento para las primeras fechas del todos contra todos.

A este cansancio se le debe sumar también la no inclusión de nuevos refuerzos al equipo profesional para el torneo clausura. Las directivas del club bogotano se enfocaron en guardar el flujo de caja para el 2024 y enfrentaron la liga II-2023 con casi el mismo plantel que había sido campeón.

Rivales como Jaguares, Deportivo Cali, Santa Fe, los cuales anteriormente podían dominar con facilidad, comenzaron a complicarles la vida, especialmente de visitante y el club presentó un síntoma preocupante (el cual acabaría luego con sus ilusiones en cuadrangulares).

Tal fue la alarma del rendimiento de Millonarios como visitante, que sumó un total de 7 partidos en cadena sin poder vencer en esta condición. Solo hasta la jornada 14 logró romper esta racha, venciendo por 2-1 a Envigado en septiembre pasado.

Al mismo tiempo que luchaban contra marea para mantenerse apenas en el grupo de los 8, más desgaste se acumulaba en el plantel que disputaba alternamente la Copa BetPlay 2023 y con el objetivo de defender el título, Gamero se vio obligado a usar bastantes modificaciones en el equipo, lo que irrumpió con la armonía y el flujo que habían consolidado con el equipo base.

Para las últimas jornadas de la fase del todos contra todos, los capitalinos enfrentaron también las series de cuartos de final y semifinales de copa ante Alianza Petrolera y Cúcuta Deportivo, allí comenzó a aparecer el peor “coco” de la plantilla, las lesiones.

Andrés Llinás habló sobre su continuidad y futuro con Millonarios tras su renovación - crédito AFP.
Andrés Llinás habló sobre su continuidad y futuro con Millonarios tras su renovación - crédito AFP.

Desde octubre en adelante fueron pocas las veces que el albiazul pudo contar con el 11 de gala y semana a semana se presentaba alguna novedad diferente con algún futbolista. Luchando desde la enfermería, las gallinas llegaron a la final de copa, pero su caída desde el punto penal ante Atlético Nacional, representó otro hueco en aquella barca que ya venía golpeada.

El agua comenzó a inundar al equipo, y a pesar de haber ganado sus tres primeros partidos de cuadrangulares, con el que lograron estar a flote el tiempo suficiente para alcanzar a divisar la tierra prometida, el causante final del naufragio bogotano fue la ausencia de su central y figura Andrés Llinás.

Justo para los partidos decisivos ante Medellín, el zaguero de 26 años, quien había mostrado un nivel altísimo en el semestre, presentó una lesión muscular en el flexor largo del primer dedo del pie izquierdo, quedándose fuera de las convocatorias.

Fue entonces el agotamiento mental, físico, más la ausencia de refuerzos, el mal rendimiento como visitante, la disputa de otros torneos alternos, la derrota en la final de copa, las lesiones y la ausencia de las grandes figuras en los partidos decisivos, lo que terminó haciendo una mezcla letal de problemas que dejó en el fondo de la desilusión al gran elogiado barco de Millonarios.