Álvaro Uribe se despachó en contra de Juan Manuel Santos por culpa de las Farc y la JEP: ¿qué dijo?

El expresidente de la República no desaprovechó una nueva oportunidad para lanzarle duras pullas a su sucesor por la labor del tribunal transicional

Compartir
Compartir articulo
Desde que asumió su mandato (2010), Juan Manuel Santos no tardó en marcar distancia de Álvaro Uribe Vélez - crédito AP
Desde que asumió su mandato (2010), Juan Manuel Santos no tardó en marcar distancia de Álvaro Uribe Vélez - crédito AP

El expresidente Álvaro Uribe Vélez volvió a lanzar fuertes críticas hacia su también excolega Juan Manuel Santos, al acusarlo de haber situado en un mismo nivel a las Fuerzas Armadas colombianas y a la guerrilla de las Farc. Una afirmación que, como era de esperarse, generó una dura respuesta de los detractores del ex jefe de Estado, que no dudaron en calificar sus palabras.

Uribe señaló que Santos abrió el camino para que las fuerzas estatales sean comparadas con grupos paramilitares. Estas declaraciones se conocen en un contexto en el que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) aceptó la inclusión del ex líder paramilitar Salvatore Mancuso en sus procesos judiciales, tras la comprobación de su aporte a la verdad y reparación.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

“Santos igualó nuestras Fuerzas Armadas Democráticas al terrorismo de Farc y abrió la puerta para que ahora las igualen al terrorismo paramilitar. O firmas o acción internacional”, manifestó Uribe Vélez en su perfil de X (antes Twitter).
Con este mensaje, el expresidente Álvaro Uribe Vélez se refirió sobre el también exmandatario Juan Manuel Santos y la JEP - crédito @alvaoruribevel/X
Con este mensaje, el expresidente Álvaro Uribe Vélez se refirió sobre el también exmandatario Juan Manuel Santos y la JEP - crédito @alvaoruribevel/X

La polémica surgió tras la decisión de la JEP de admitir a Mancuso, pese a que el excabecilla de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) ya contaba con un proceso previo ante el tribunal de Justicia y Paz. Determinación que se conoció cuando Mancuso mencionó lo que sería la presunta participación de Uribe Vélez en la masacre de El Aro, en 1997.

Excomisionado de Paz también se fue en contra de la JEP

Al igual que Uribe, el excomisionado de Paz Camilo Gómez ha marcado la decisión de la JEP como desafortunada desde el punto de vista legal e histórico, advirtiendo que la Jurisdicción ha otorgado a Mancuso un estatus de miembro de la fuerza pública que no le correspondería, lo que ha considerado un insulto a los militares honestos y a la justicia convencional.

En entrevista con el diario El Tiempo, Gómez —que hizo parte del gobierno del expresidente Andrés Pastrana Arango (1998-2002)— no ocultó sus desencuentros con la determinación del tribunal transicional, en el entendido de que lo vinculan con el accionar del Estado para la comisión de sus delitos.

Camilo Gómez señala a la JEP de extralimitarse en sus funciones, por el caso de Salvatore Mancuso - crédito Colprensa
Camilo Gómez señala a la JEP de extralimitarse en sus funciones, por el caso de Salvatore Mancuso - crédito Colprensa
“Es de las cosas más desafortunadas que he visto, desde el punto de vista jurídico e histórico. La JEP se arroga una función que no tiene, definir que Mancuso usurpó funciones públicas y que actuaba siempre con los militares y con los empresarios y con funcionarios públicos, y por lo tanto se convirtió en una parte de la Fuerza Pública”, afirmó Gómez.

Para el excomisionado, esta situación representa, sin lugar a duda, un insulto a los militares honestos, que, según su perspectiva, “son miles más que los que cometieron delitos”. Y, del mismo modo, para a justicia ordinaria, pues los tribunales de Justicia y Paz juzgaron ya habían juzgado y condenado a Mancuso.

Para Gómez, la JEP estaría incurriendo en extrañas maniobras jurídicas, como acudir a la Corte Penal Internacional, “que nada tienen que ver con lo que sucedió en Colombia”, para demostrar que Mancuso “era en miembro funcional y material del Ejército”.

Como consecuencia de esta decisión, el ex jefe paramilitar recibirá los beneficios establecidos por la JEP, que pese a que de acuerdo con el postulado de Uribe, Gómez y otros opositores, se concibió era una instancia creada originalmente para abordar el proceso de paz con la ya extinta organización de las Farc, ahora cobijará a exmiembros de las desaparecidas AUC.

Tal proceder ha generado un debate sobre la adecuación y los límites de esta jurisdicción especial, creada en 2017, en casos como el de Mancuso, lo que ha causado críticas por la posible semajanza hecha por la JEP sobre el rol de actores armados en el conflicto colombiano, a poner al mismo nivel a integrantes de la fuerza pública con los de las organizaciones delictivas.