Alertan por altas temperaturas en el cráter Arenas del volcán Nevado del Ruiz

Según los datos suministrados por el Servicio Geológico Colombiano, el registro superó las mediciones que se han registrado desde 2007

Compartir
Compartir articulo
Actividad volcánica en el Nevado del Ruiz, lunes 4 de diciembre de 2023  - crédito Luisa González/ REUTERS
Actividad volcánica en el Nevado del Ruiz, lunes 4 de diciembre de 2023 - crédito Luisa González/ REUTERS

A través de un reciente reporte sobre la actividad volcánica del Nevado del Ruiz, el Servicio Geológico Colombiano registró que el volcán presentó uno de los niveles más altos de temperatura durante el transcurso del lunes 4 de diciembre de 2023, en el cráter Arenas.

De acuerdo con la entidad nacional, en los últimos días, por medio de las diferentes plataformas de monitoreo satelital se lograron varios reportes de la anomalía térmica existente al fondo del cráter en cuestión, los cuales registraron niveles de energía bajos a moderados.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Sin embargo, la dependencia precisó que el registro obtenido el lunes 4 de diciembre, superó el máximo valor detectado desde que ese parámetro se monitorea, es decir, desde el 2007.

“En los últimos meses, se ha venido observando que persisten las anomalías térmicas con niveles de energía moderados, mostrando una tendencia progresiva a valores levemente mayores”, agregó el Servicio Geológico Colombiano.

En otras palabras, la entidad agregó que los valores más altos en las anomalías térmicas se han observado en 2015, durante el proceso de salida del domo de lava en el fondo del cráter; en 2017, con el crecimiento de ese mismo domo; y en 2023, en abril, cuando el volcán se encontraba en estado de Alerta Naranja y en octubre.

Para el Servicio Geológico Colombiano, los cambios en la actividad del volcán se encuentran contemplados dentro del estado de Alerta Amarilla y son evidencia de su comportamiento variable e inestable; empero, no deben ser normalizados.

Igualmente, añadió que aunque el estado de alerta por actividad volcánica indica una menor inestabilidad, y consecuencia con eso, que una posible erupción se pueda registrar, no borra la idea que en cualquier momento pueda desestabilizarse; que significa que podría cambiar a un estado Naranja o incluso Roja.

“Se recomienda a la comunidad conservar la calma y estar atenta a la información proporcionada por el Servicio Geológico Colombiano sobre la evolución del estado del volcán”, precisó la dependencia nacional.

Así pues, el estado de alerta del volcán se mantiene en Amarilla: “volcán con cambios en el comportamiento del nivel base de los parámetros monitoreados y otras manifestaciones”.

Cabe recordar que desde el 14 de septiembre, y de acuerdo con el nuevo esquema, de medición de la actividad volcánica en Colombia, en las 25 estructuras volcánicas activas monitoreadas por el Servicio Geológico Colombiano se categorizan en estados de alertas.

Es decir que, el nuevo esquema permite optimizar los procesos de comunicación y articulación con todas las entidades que participan en la gestión del riego volcánico, con el fin de llevar a cabo las actividades inmersas en los procesos de acción y control.

Con base es eso, estos son los estados que registra y comunica el Servicio Geológico Colombiano:

  • Alerta Verde: volcán activo en reposo
    • Volcán con cambios menores sin superar el umbral base de los parámetros monitoreados (sismicidad, deformación de la superficie volcánica, geoquímica, actividad superficial).
    • Manifestaciones superficiales: niveles bajos de desgasificación pasiva en el cráter y en fumarolas, actividad fumarólica y olores, presencia de fuentes termales, entre otros.
  • Alerta Amarilla: volcán activo con cambios en el comportamiento del nivel base de los parámetros monitoreados y otras manifestaciones.
    • Los diferentes parámetros que se monitorean presentan cambios que pueden incluir: sismicidad con niveles moderados, enjambres sísmicos, incrementos de sismicidad, de fracturamiento de roca y ocurrencia de sismicidad asociada a la dinámica de fluidos; deformación leve a moderada; niveles moderados de desgasificación y cambios en los parámetros fisicoquímicos de fuentes termales y fumarolas; aumento en la altura y densidad de la columna de vapor de agua y gases.
  • Alerta Naranja: volcán con cambios importantes en los parámetros monitoreados
    • Manifestaciones superficiales en las que pueden ocurrir algunos de estos fenómenos: emisiones de ceniza frecuentes (erupciones menores) cuyo volumen no afecta de manera importante el diario vivir; explosiones o incandescencias; anomalías térmicas importantes; ruidos; sismos sentidos.
  • Alerta Roja: volcán en erupción.
    • Erupción mayor (considerable) en curso, cuyos efectos pueden afectar y poner en riesgo la vida de las personas que viven en zonas de amenaza volcánica alta y/o media, dependiendo del fenómeno.