Pablo Escobar y las teorías sobre su muerte: ¿se suicidó o lo mataron?

Tras 30 años del fallecimiento del capo, las múltiples versiones sobre lo sucedido en la tarde del 2 de diciembre de 2023 no logran confirmar lo que realmente sucedió en medio del operativo que adelantó el Bloque de Búsqueda

Compartir
Compartir articulo
El 2 de diciembre de 1993 se registró la muerte de Pablo Emilio Escobar Gaviria, el líder del cartel de Medellín y uno de los narcos más temidos de la historia. A pesar de la versión oficial entregada por las autoridades, 30 años después, se sigue especulando con que el capo se suicidó - crédito Infobae
El 2 de diciembre de 1993 se registró la muerte de Pablo Emilio Escobar Gaviria, el líder del cartel de Medellín y uno de los narcos más temidos de la historia. A pesar de la versión oficial entregada por las autoridades, 30 años después, se sigue especulando con que el capo se suicidó - crédito Infobae

El 2 de diciembre de 2023 se cumplen 30 años de la muerte de Pablo Emilio Escobar Gaviria, considerado el peor criminal en la historia de Colombia. En medio de un operativo que llevó a cabo el Bloque de Búsqueda, tan solo un día después de que el capo cumplió 44 años, las autoridades lograron interceptar al antioqueño, que permanecía escondido en una casa del barrio Los Olivos, al oriente de Medellín.

Sobre las 2:30 p. m., tres furgones en los que se transportaban miembros del grupo especializado que designó el Gobierno nacional para interceptar al criminal, llegaron hasta el sector en donde estaba el capo. Tras percatarse de la presencia de uno de los hombres del equipo de seguridad de Escobar en una de las casas de la zona, los agentes irrumpieron con un explosivo en la puerta principal.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Una vez dentro de la casa, los miembros del Bloque de Búsqueda protagonizaron un intercambio de disparos con Álvaro de Jesús Agudelo, alias El limón, último servidor fiel a Escobar, que cayó al intentar impedir al avance de los uniformados en la vivienda. Los agentes siguieron con paso firme hacia el segundo piso, donde quedaba ubicada la habitación del capo.

El líder máximo del cartel de Medellín, vistiendo una camisa azul y pantalones tipo jean, se dio cuenta de que estaba acorralado e intentó escapar por una ventana. Se desplazó por el tejado, donde un grupo de agentes de la fuerza pública lo avistó, resultando en tres disparos que acabaron con la vida de Escobar.

Sin embargo, hoy, 30 años después las teorías aún abundan en la memoria colectiva, mientras su familia es fiel a la creencia de que se suicidó, parte de una promesa; las fuerza pública, asegura que la bala que terminó con su vida vino de uno de los uniformados que hacía parte de la operación. ¿Cuántas y cuáles son las teorías y recuentos de su muerte?

Pablo Escobar murió el 2 de diciembre de 1993, a sus 44 años, en medio de un cruce de disparos en una vivienda en Medellín con miembros del Bloque de Búsqueda - crédito montaje Infobae
Pablo Escobar murió el 2 de diciembre de 1993, a sus 44 años, en medio de un cruce de disparos en una vivienda en Medellín con miembros del Bloque de Búsqueda - crédito montaje Infobae

La historia oficial del Bloque de Búsqueda, según varios de sus integrantes

Pablo Escobar siempre se manifestó en contra de la fuerza pública y, por ende, caer ante uniformados de la Policía Nacional, Ejército o cualquier otro tipo de autoridad fue el gran temor del capo del narcotráfico, más allá de su premisa de que prefería “una tumba en Colombia a una celda en Estados Unidos”, lema que se convirtió en una de las banderas del grupo de Los Extraditables, quienes conocieron al antioqueño señalan que él evitaría a toda costa morir a manos de algún uniformado.

No obstante, las fuentes oficiales que hicieron presencia en el operativo sostienen que el criminal cayó por los múltiples disparos que le propinaron miembros de la fuerza pública.

De hecho, las versiones más fuertes indican que Hugo Aguilar, que en ese momento era uno de los líderes del Bloque de Búsqueda y que actualmente enfrenta problemas con la justicia colombiana, fue el que causó las heridas mortales en el cuerpo de Escobar, cuyo cadáver fue protagonista de fotos minutos después de que se confirmó su muerte.

El coronel Hugo Aguilar, junto al cuerpo de Pablo Escobar- crédito Editorial Planeta
El coronel Hugo Aguilar, junto al cuerpo de Pablo Escobar- crédito Editorial Planeta

Por ejemplo, el general Óscar Naranjo, exdirector de la Policía Nacional de Colombia, aseguró a Infobae Colombia que Escobar murió abatido por los miembros de la fuerza pública, que llevaron a cabo una operación impecable por medio de inteligencia electrónica, basándose en las llamadas que hacía el capo a su familia.

“Está clarísimo que él fue abatido en operación policial. La localización del sitio donde estaba es una de las operaciones más sincronizadas. Fue una operación impecable de inteligencia electrónica, resultado de hacer seguimiento electrónico al origen de una llamada que él estaba haciendo y luego la llegada ya de los comandos del Bloque de Búsqueda que finalmente resultan abatiendo”
El general (r) Óscar Naranjo participó en el operativo en el que Pablo Escobar fue abatido - crédito AFP
El general (r) Óscar Naranjo participó en el operativo en el que Pablo Escobar fue abatido - crédito AFP

De hecho, el mismo Hugo Aguilar, que comandó el operativo que se llevó a cabo en el barrio Los Olivos, publicó un libro en el que relató cómo se habrían registrado los hechos. Tras confirmar que él fue el autor de uno de los disparos que impactaron en el cuerpo del capo, el exuniformado señaló en el texto Así maté a Pablo Escobar, que tras percatarse de que el jefe del cartel de Medellín había sido abatido, él emitió una frase que quedó en el recuerdo:

“Tomé el radio y grité: Viva Colombia”

Por su parte, el exagente de la DEA Steve Murphy reforzó la misma teoría en su libro Caza al hombre: cómo atrapamos a Pablo Escobar. En dicho texto, el exuniformado insistió en que fueron los miembros de la fuerza pública partícipes en el operativo quienes terminaron con la vida del antioqueño. El norteamericano enfatizó en que fueron los integrantes del Bloque de Búsqueda que siguieron a Escobar hasta el tejado de aquella vivienda los que dispararon contra él.

El mismo testimonio destaca que el capo, que contaba con dos pistolas en el momento de su muerte, también fue impactado por los policías que estaban en inmediaciones a la residencia, donde Escobar habría permanecido escondido de las autoridades por algunas semanas.

“Escobar trepó descalzo por la ventana y pasó al tejado de la casa contigua tratando de huir. Se mantuvo cerca de la pared de otra vivienda, que quedaba a la derecha de la ventana. Ese muro lo protegió un poco de los agentes en tierra, pero no de los que le estaban persiguiendo. Escobar llevaba dos pistolas y disparó a los agentes que se encontraban detrás de él mientras cruzaba el tejado. Esos hombres y los que estaban en tierra respondieron a los disparos y dieron a Escobar varias veces”, dice el fragmento del texto del exagente de la DEA.
Steve Murphy posando con el cuerpo sin vida de Pablo Escobar- crédito montaje Infobae
Steve Murphy posando con el cuerpo sin vida de Pablo Escobar- crédito montaje Infobae

¿Los Pepes hicieron parte del operativo?

Así mismo, existe una versión que indica que fueron los paramilitares quienes dieron por terminada la vida del capo. Muestra de ello es el testimonio de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias Don Berna, que en el libro Así matamos al Patrón aseguró que fue su hermano, Rodolfo Murillo Bejarano, alias Semilla, el que disparó contra el jefe máximo del cartel de Medellín, hechos de los que habría tenido conocimiento el entonces capitán Hugo Aguilar.

Según reseñó Don Berna, tanto él como algunos integrantes de Los Pepes (Los perseguidos por Pablo Escobar), llegaron antes que el Bloque de Búsqueda a la casa donde se escondía el capo. Presuntamente, sin recibir autorización de las autoridades, ellos habrían ingresado a la vivienda y al percatarse de la presencia del capo, Semilla habría disparado hacia su cabeza con un fusil M­16 calibre 5.56.

“Pocos minutos después llegó el mayor Aguilar con sus hombres y nos abrazó a mí, a ‘Semilla’ y al teniente Bolívar. Nos felicitó, estaba feliz y había euforia, tiros al aire y gritos de ¡viva Colombia! Me pidió que me retirara, pues venía la prensa y no era conveniente que me vieran allí”, continuó el exparamilitar.
Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, dijo que alias "Semilla" fue quien asesinó a Escobar - crédito Colprensa
Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, dijo que alias "Semilla" fue quien asesinó a Escobar - crédito Colprensa

No obstante, las personas más cercanas al que fue el máximo representante del grupo de Los Extraditables piensan una cosa distinta: que el capo buscó, causó y ejecutó su propia muerte. Una de las reflexiones más profundas llegó desde los mismos familiares de Escobar. Principalmente de parte de su esposa, María Isabel Santos (Victoria Henao), que aseguró al portal Imagen Noticias que con las múltiples llamadas que hizo el antioqueño a sus seres queridos en la mañana y tarde del 2 de diciembre de 1993, el jefe del cartel de Medellín se “suicidó”.

La esposa del capo, que lo acompañó desde su juventud hasta meses antes de que Escobar falleciera, insistió en que al utilizar tantas veces el teléfono en la mencionada fecha, su esposo incumplió todas las reglas que él mismo profesaba a sus familiares desde que empezó a ser buscado por las autoridades. A pesar de que tanto Henao, como su hijo, Sebastián Marroquín (Juan Pablo Escobar), insistieron al narcotraficante en que no los llamara al Hotel Tequendama de Bogotá, en donde permanecían custodiados, el antioqueño continuó en sus intentos.

“Pablo se suicidó porque el incumplió todas las reglas que nos decía a nosotros, el teléfono es la muerte, y ese dia nos llamó alrededor de 15 veces. Le suplicamos que no, yo pude hablar con él dos minutos antes de que muriera y mi hijo casi que en el minuto que estaba escapando de la policía antes de suicidarse”
Victoria Eugenia Henao, viuda del capo, afirmó que Pablo Escobar se suicidó al incumplir las reglas de protección que tenía - crédito Facebook
Victoria Eugenia Henao, viuda del capo, afirmó que Pablo Escobar se suicidó al incumplir las reglas de protección que tenía - crédito Facebook

Incluso, el mismo Marroquín, que es conferencista y publicó un libro en el que da a conocer su relación con el capo, indicó al periodista Víctor González que por más que durante 10 años ”Escobar le dijo que no usara el teléfono, el narcotraficante hizo más de 10 llamadas el 2 de diciembre de 1993 al hotel donde permanecían sus familiares llegando a identificarse con el nombre de Pablo Escobar. Para él, este tipo de hechos representan un “acto de suicidio”.

“Yo me di cuenta. Yo dije “Mi papá se quiere morir hoy”, porque si tú dices “no toque acá que te mueres” y ese día tocas 20 veces, pues es apenas lógico”. (...) Él se suicidó”, señaló.

Marroquín recuerda que el capo siempre hizo referencia al suicidio. Por ejemplo, hizo referencia a la que habría sido la promesa de Escobar de que si él no conseguía un millón de dólares a los 30 años, “se metía un tiro”, mismo caso del lema de Los Extraditables y su lema “Preferimos una tumba en Colombia a una cárcel en Estados Unidos”.

“A mí me decía: “Hijo, tengo 15 tiros en mi pistola, 14 para mis enemigos y uno para mí. Para mí no hay muchas matemáticas que hacer”, sentenció.
Sebastián Marroquín insiste en que su padre se suicidó - crédito Infobae
Sebastián Marroquín insiste en que su padre se suicidó - crédito Infobae

Además, Nicolás Escobar, uno de los sobrinos del capo, aseguró en charla exclusiva con Infobae Colombia que una vez supo de la muerte del jefe máximo del cartel de Medellín, cuando permanecía en España, “intuyó” que su tío se había suicidado. Esto, debido a que, según él, Escobar manifestó en múltiples oportunidades que en caso de quitarse la vida, el narcotraficante se dispararía en el oído derecho.

El familiar del jefe máximo del cartel de Medellín indicó que el hecho de que el último disparo fuera a esa parte de la cabeza específicamente hacía parte de las leyes que seguían quienes permanecían cerca al capo. La situación no deja de ser curiosa, debido a que uno de los impactos de bala que registró el cuerpo sin vida de Escobar fue en su oído derecho.

“Llamo a Colombia para ver si era cierto que Pablo había muerto: «Afirmativo Pablo murió, está confirmado». La primera pregunta y lo que más me interesaba era «¿Lo mataron o se mató?». Me dicen: «Todo mundo dice que lo mataron, pero el tiro que tiene es lo que siempre decía, tiene un tiro en el oído derecho y le salió por el oído izquierdo». «¡Ah bueno!, se mató Pablo» (respondió Nicolás). Para mí fue algo que me dejó totalmente tranquilo, porque cada vez que vos llegabas a una caleta con Pablo te entregaban un arma, los proveedores y te decían cuantos tiros tenía cada uno, uno sabía que iba disparando e iba contabilizando y el último tiro siempre iba al oído derecho, eso era una ley para los que estábamos al lado de Pablo”, le contó a Infobae Colombia.
Nicolás Escobar afirma que su tío se suicidó con un disparo en la oreja, que era lo que siempre afirmó que haría en caso de estar rodeado - crédito Infobae
Nicolás Escobar afirma que su tío se suicidó con un disparo en la oreja, que era lo que siempre afirmó que haría en caso de estar rodeado - crédito Infobae

A pesar de ello, frente a la teoría de que el capo se disparó en medio de la persecución que llevaron a cabo los miembros del Bloque de Búsqueda, expertos forenses aseguran que no es posible. José Daniel Álvarez, perito forense y además experto en balística, indicó a Noticias Uno que de haber sido cierta a teoría de los familiares de Escobar, el cuerpo del capo lo demostraría en la herida que dejó el disparo que recibió en aquella parte de su cabeza.

“En este caso no podría haber sido un disparo en contacto con la piel porque la característica que demuestra el orificio de entrada es ovalado. Cuando hay un disparo en contacto con la piel, el disparo desgarra la piel”, dijo.

Por su parte, el técnico experto de la Sijín de la Policía Nacional Manuel Bejarano aseguró que según los análisis forenses del cuerpo sin vida del jefe máximo del cartel de Medellín, el disparo que recibió Escobar en su oído derecho fue a una distancia mayor a un metro.

Lo cierto es que, según reposa en el documento oficial de Medicina Legal, Pablo Escobar recibió tres disparos en la tarde del 2 de diciembre de 1993. Uno de ellos entró por su oído derecho y salió por la parte izquierda de su rostro, el siguiente entró por la espalda y la bala se asentó en su boca. Así mismo, los organismos encargados dictaminaron que el capo recibió un disparo en su muslo derecho, pero sin herir sus huesos.

Los exámenes forenses a los que ha sido sometido el cadáver del que es considerado el peor criminal en la historia de Colombia, apuntan a que la posibilidad más cercana de lo sucedido es que las balas provenientes de la subametralladora del entonces capitán Hugo Aguilar podrían haber sido las causantes de la muerte de Escobar.