Exjefe de finanzas de las AUC denunció supuestas presiones para que declarar en contra de Álvaro Uribe

Según el exparamilitar, el fiscal encargado del caso ha intervenido en reiteradas oportunidades en su caso para que implique al exmandatario en la financiación de las autodefensas

Compartir
Compartir articulo
Jacinto Alberto Soto Toro, alias Lucas, fue capturado en Barbosa (Antioquia) con fines de indagatoria, por su presunta participación en los homicidios de tres funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), ocurridos entre 1997 y 1998 en Medellín - crédito Colprensa
Jacinto Alberto Soto Toro, alias Lucas, fue capturado en Barbosa (Antioquia) con fines de indagatoria, por su presunta participación en los homicidios de tres funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), ocurridos entre 1997 y 1998 en Medellín - crédito Colprensa

Jacinto Alberto Soto Toro, alias Lucas, era el hombre de confianza de los hermanos Vicente y Carlos Castaño, comandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), fue capturado en Barbosa (Antioquia) en 2021 y en medio de los procesos que se adelantan en su contra por financiar, planificar y desarrollar los registros contables del grupo paramilitar, denunció que lo están presionando para que salpique al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Según pudo conocer El Tiempo, alias Lucas fue, supuestamente, presionado por el fiscal Álvaro León Polo Hincapié, uno de los más experimentados del ente acusador que integra el despacho 132 especializado de Justicia Transicional y que trabajó con el grupo de tareas de exhumaciones.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Según dijo el abogado de alias Lucas al medio citado, que su apoderado fue trasladado ilegalmente desde la cárcel La Picota de Bogotá, hasta el centro penitenciario de Cómbita el 29 de noviembre.

Además indicó que el fiscal Polo Hincapié ha sido recusado, pero continúa llevando dos casos contra el excabecilla paramilitar y enviado a personas para que lo induzcan a declarar contra el expresidente Uribe Vélez.

Álvaro León Polo Hincapié, fiscal acusado de presionar a alias Lucas - crédito X
Álvaro León Polo Hincapié, fiscal acusado de presionar a alias Lucas - crédito X

“Sin que mediara resolución alguna, lo movieron a las 3:30 de la madrugada. Cuando llegó a Cómbita, la médica le preguntó si le habían hecho examen para el traslado, pero este también se omitió”, le dijo el litigante a El Tiempo.

El abogado dijo que inicialmente le habían asignado un abogado de oficio a alias Lucas y que el defensor le dijo que era cercano al fiscal del caso, que declarara contra Uribe para resolver su situación jurídica y que le pidió más de $100 millones por sus servicios.

“Jacinto Alberto (Soto Toro) afirmó haber recibido presiones por parte del despacho y de la procuradora en agencia especial para hablar en contra del expresidente Álvaro Uribe. Si así lo hacía, ‘solucionaría su situación judicial’ (...) Anexamos (del pedido de dinero por parte del abogado) como prueba un papel con una cuenta bancaria y un nombre que le pasó de su puño y letra el señalado abogado, quien decía ser cercano al fiscal del caso”, concluyó el defensor del exjefe financiero de los paramilitares.

Por el momento el fiscal señalado fue apartado del caso mientras se resuelve la recusación en su contra, proceso que pasó a segunda estancia y está en el despacho de la Fiscalía Delegada ante el Tribunal de Bogotá.

No es el primer señalamiento contra el fiscal

En otra oportunidad el fiscal Álvaro Polo había sido señalado de ser corrupto por el exalcalde de San Rafael (Antioquia) Edgar Eladio Giraldo Morales, que estuvo preso señalado como determinador de dos asesinatos cometidos por el Bloque Metro en el año 2000, homicidio en persona protegida, desaparición forzada agravada y concierto para delinquir agravado.

Edgar Eladio Giraldo Morales, exalcalde condenado - crédito Policía de Antioquia
Edgar Eladio Giraldo Morales, exalcalde condenado - crédito Policía de Antioquia

Giraldo Morales fue encarcelado injustamente por la declaración errónea de un falso testigo identificado como Jader Armando Cuesta Romero, alias Medellín, que en 2016 se acogió a sentencia anticipada por los delitos de falso testimonio y fraude procesal y fue enviado a la cárcel.

El exmandatario estuvo preso más de seis años y previo a su liberación le dijo al medio regional El Oriente: “Le pido a la Corte Suprema de Justicia que actué pronto, ya llevo seis años en los que he estado privado injustamente de mi libertad. Soy inocente, he sido víctima de falsos testimonios y de un fiscal, como Álvaro León Polo Hincapié, que es un fiscal corrupto y un peligro para la sociedad. Esa persona es la que debe ser juzgada y condenada por haber elaborado un montaje, en mi contra, para presentar un falso positivo de la justicia colombiana”.