El trágico final de un presunto sicario tras salir de la cárcel

Alias Teté, señalado de cometer varios homicidios en Tolima, estuvo en prisión por tráfico y porte de armas de fuego. Fue liberado por vencimiento de términos

Compartir
Compartir articulo
A alias Teté también se le señala de asesinar un policía en Ibagué, en medio de una persecución - crédito Colprensa
A alias Teté también se le señala de asesinar un policía en Ibagué, en medio de una persecución - crédito Colprensa

Por vencimiento de términos, Harrison Quesada Romero, alias Teté, fue puesto en libertad el 29 de noviembre de 2023. Estuvo recluido en la cárcel La Picaleña, ubicada en Ibagué (Tolima). Es señalado de haber sido uno de los sicarios de un grupo delincuencial dedicado al microtráfico, que opera en el norte del departamento y que está bajo el mando de un sujeto conocido como alias Guadaña.

En horas de la noche del mismo día, el sujeto, que se encontraba al frente de la Casa de la Moneda de la capital tolimense, fue abordado por dos sujetos que se movilizaban en motocicleta. Luego, el parrillero disparó en su contra y, junto con su cómplice, huyeron del lugar.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

De acuerdo con la coronel Liliana Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, cuyas declaraciones fueron conocidas por El Espectador, los delincuentes escaparon por el sector del aeropuerto y se mezclaron entre personas que “realizan maniobras peligrosas”.

El prontuario de alias Teté

Como presunto sicario, Quesado Romero habría sido responsable de varios asesinatos cometidos en los municipios de Armero-Guayabal, Mariquita, Honda y Fresno. En uno de los hechos violentos que se le atribuyen, está el homicidio de un uniformado en medio de una persecución que se registró en Mariquita.

El 21 de febrero de 2023 fue capturado, junto con Joiner Serrano Valencia, alias El Puma, al presentarse un enfrentamiento con la policía en Armero-Guayabal. Desde entonces estuvo recluido en el Complejo Carcelario y Penitenciario con Alta y Media Seguridad de Ibagué La Picaleña, por presuntamente haber cometido el delito de porte y tráfico de armas de fuego.

Alias Teté estuvo recluido en la cárcel La Picaleña de Ibagué durante meses, por tráfico y porte de armas de fuego - crédito Inpec/sitio web
Alias Teté estuvo recluido en la cárcel La Picaleña de Ibagué durante meses, por tráfico y porte de armas de fuego - crédito Inpec/sitio web

Alias<i> Lilo</i>, asesinado en Santa Marta

Un caso similar al de alias Teté se presentó en el barrio Oasis, de Santa Marta (Magdalena), el jueves 23 de noviembre de 2023. El joven José Robinson Merchán Molina, conocido con el alias Lilo, de 28 años, fue asesinado por sicarios que se movilizaban en una motocicleta. Había quedado en libertad días antes del homicidio.

El sujeto estaba trabajando como albañil en una terraza de una vivienda del sector junto con otro hombre. En ese momento, el parrillero de la moto disparó en su contra en varias oportunidades, según informó el diario local Seguimiento.co. Inmediatamente, fue trasladado a la clínica Los Nogales, donde falleció por la gravedad de sus heridas.

En septiembre de 2022, también se documentó un caso parecido. Un hombre identificado como Juan Carlos Mosquera fue asesinado cuando se movilizaba en un taxi, justo después de salir de prisión, donde cumplió una condena por homicidio. De acuerdo con el entonces secretario de Seguridad, Jimmy Dranguet, los hechos se registraron en el barrio Villanueva de Cali (Valle del Cauca), a pocas cuadras del centro penitenciario; el hombre que le disparó iba en una motocicleta, simulando ser un mensajero. El conductor del taxi también resultó herido en el ataque.

Homicidios en Colombia: cifras que no cuadran

La violencia en Colombia no da tregua. Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre enero y agosto de 2023 se registraron 9.102 homicidios en todo el territorio nacional. De ellos, 8.454 fueron cometidos contra hombres y 643, contra mujeres. Otras cinco víctimas restantes no pudieron ser identificadas.

No obstante, datos revelados por el Ministerio de Defensa revelarían 300 casos menos, pues documentó 8.802 homicidios. Esta diferencia estaría explicada en un nuevo método de conteo, en el que se excluyen las muertes registradas en medio de operativos de las Fuerzas Armadas y en medio de enfrentamientos entre organizaciones criminales. En ese sentido, el total informado por la cartera correspondería a homicidios intencionales y masacres.