Revelan videos del millonario robo en casa de Silvestre Dangond

Pese a que el material audiovisual dejó en evidencia a la empleada, la mujer no aceptó los cargos

Compartir
Compartir articulo
La empleada del artista es investigada por supuestamente haberle permitido la entrada a los delincuentes a la vivienda del cantante - crédito SucesosValledu1 / X

En la tarde del miércoles 29 de noviembre, se conocieron más detalles a cerca del millonario robo del que fue víctima el cantante de vallenato Silvestre Dangond. Videos captados por las cámaras de seguridad ahora son claves en el proceso judicial que adelantan las autoridades.

Tres señalados delincuentes ingresaron a la lujosa casa del artista, oriundo del municipio de Urumita, ubicada en el barrio Casa Blanca, de Valledupar, en el departamento del Cesar, llevándose del inmueble una caja fuerte que contenía en su interior una suma que ronda los 250.000 dólares en efectivo, cifra que supera los 1.000 millones en pesos colombianos, además de valiosa joyería como relojes, anillos y más.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

La Fiscalía General de la Nación dio a conocer durante la audiencia de imputación de cargos las imágenes de la empleada doméstica del cantante mientras cumplía con su labor en la residencia del también actor. Por medio de dicho registro, que fue captado por el circuito cerrado de la casa de Dangond, se logra evidenciar en uno de los clips cómo la empleada deja ingresar a la vivienda a otra mujer, que además, presuntamente, es su hija y un momento después se les ve a las dos mujeres bajando las escaleras de la casa con objetos de valor en sus manos.

Cabe destacar que los testimonios de las implicadas fueron recogidos en una Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía para determinar su responsabilidad en los hechos. Luz Enith Troya, empleada de confianza del cantante, fue presentada Juzgado Cuarto Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, la captura de Troya se registró luego de que en un allanamiento las autoridades encontraran una cifra de $5.000.000 en efectivo así como perfumes de alto valor y algunos bolsos.

Los delincuentes, que se aprecian en las imágenes, se robaron una millonaria suma que ronda los 250.000 dólares en efectivo - crédito @SucesosValledu1 / X

Para el ente acusador, las imágenes captadas serían clave para determinar la responsabilidad de la empleada de servicios generales de Silvestre y de los demás sospechosos. Ya que las primeras hipótesis señalan que la mujer habría permitido el acceso a tres ladrones, que habrían ingresado a la casa por uno de los costados y se habrían dirigido directamente al segundo piso para revisar la habitación de Dangond.

El fiscal reveló que las mujeres habrían entrado por la puerta principal y pasaron directamente a los cuartos para robar los objetos de valor de Pieri Avendaño, esposa del cantante y pertenencias del compositor, dejando en claro que las cerraduras del inmueble no fueron forzados. Silvestre dio detalles sobre la cantidad de dinero que representaban los objetos robados y que ascendían a los $900.000.000, los cuales fueron producto de la venta de boletos a su concierto.

“Se presume que habría personas que conocían donde se encontraba este recurso. Se espera el avance de las investigaciones para que las autoridades precisen los detalles en torno a este hecho delictivo”, comentó una fuente informativa.

Frente a la acusación de la trabajadora doméstica, el cantante manifestó: “Yo la conozco como la señora Lucy, sé que es de Becerril, pero yo en general soy muy respetuoso con las empleadas, la verdad no traté mucho con ella”. Pese a que el artista aseguró que no tuvo mayor acercamiento con la sospechosa, su pareja al parecer sí la habría confrontado por permitir el acceso a personas desconocidas a la vivienda.

Pese a la contundencia de las evidencias, Troya no aceptó los cargos y, por tanto, se solicitó su captura preventiva en una cárcel mientras avanzan las investigaciones, no obstante, si se llegase a determinar la responsabilidad de la empleada, esta podría enfrentar una pena de seis años de prisión.