Fiscalía imputó al alcalde de Manizales por presuntas irregularidades en el nombramiento de contralor provisional

Carlos Mario Marín Correa nombró como contralor del municipio a Julián Andrés Valencia Valencia, que estaba inhabilitado para el cargo de manera permanente, por haber sido condenado a tres años y medio de prisión

Compartir
Compartir articulo
El alcalde Carlos Mario Marín Correa no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía General de la Nación - crédito Sergio Acero/Colprensa
El alcalde Carlos Mario Marín Correa no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía General de la Nación - crédito Sergio Acero/Colprensa

La Fiscalía General de la Nación formuló cargos al alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín Correa, por el delito de prevaricato por acción, y a Julián Andrés Valencia Valencia por fraude procesal.

Los hechos que son materia de investigación ocurrieron el 30 de diciembre de 2021, cuando el alcalde nombró como contralor General del Municipio de Manizales de manera provisional a Valencia Valencia, dado que para esa fecha el Concejo Municipal estaba de receso.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Este proceso inició tras la denuncia realizada por el abogado Jorge Enrique Pava por las presuntas irregularidades en la elección del contralor de Manizales.

“El señor alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín Correa, omitió su deber legal de manera dolosa de cumplir las tres normas que estipulan la forma como se nombra al contralor encargado en caso de ausencia absoluta del contralor titular, y en su lugar nombró, mediante Decreto 821 del 30 de diciembre de 2021, al empleado nombrado en provisionalidad, Julián Andrés Valencia Valencia, en el cargo de contralor municipal encargado”, dijo Pava en su denuncia radicada en febrero de 2021 ante la Fiscalía.

De acuerdo con la Fiscalía seccional de Caldas, el alcalde presuntamente tampoco verificó el acuerdo 0764 de 2011, donde indica que es el subcontralor quien reemplaza al contralor cuando no haya uno en el cargo, bien sea de manera permanente o transitoria.

Al respecto, el abogado Pava señaló en su denuncia que: “Los demás servidores públicos al interior de la Contraloría, incluyendo al señor Julián Andrés Valencia Valencia, son empleados, quienes no toman decisiones, sino que solo pueden ejecutar las órdenes emanadas del nivel directivo”.

Además, el mandatario local no habría tenido en cuenta el régimen de carrera de la Contraloría Municipal en donde se dispone que quien debe reemplazar a los funcionarios de carrera debe ser un empleado que ostente esta condición, o sea de libre nombramiento o remoción como lo era el subcontralor. Sin embargo, fue nombrado Valencia Valencia, que estaba en provisionalidad.

“La Constitución le exige cumplir y hacer cumplir las la misma Constitución y la ley, al igual que los acuerdos del Concejo como ocurrió en este caso en donde sabía que la persona que iba a designarse como contralor municipal, en este caso lo que debía era escogerse o seleccionarse una persona que cumpliera con lo previsto en este acuerdo municipal que regulaba la planta de personal de la Contraloría”, dijo el fiscal encargado del caso.

Julián Andrés Valencia Valencia fue condenado a prisión por fraude procesal, falso testimonio, falsedad material en documento público y falsedad personal - crédito Contraloría de Manizales
Julián Andrés Valencia Valencia fue condenado a prisión por fraude procesal, falso testimonio, falsedad material en documento público y falsedad personal - crédito Contraloría de Manizales

Por otro lado, no se verificó que el contralor provisional contaba con una sentencia de inhabilidad permanente para ejercer este cargo, por haber sido condenado por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Manzanares (Caldas) del 24 de enero de 2007 a tres años y medio de prisión por los delitos de fraude procesal, falso testimonio, falsedad material en documento público y falsedad personal.

“El señor alcalde del municipio de Manizales prevaricó por omisión al violar el deber objetivo de cuidado y pasar por alto la inhabilidad permanente del señor Julián Andrés Valencia Valencia, y prevaricó por acción de igual manera al nombrarlo en un cargo directivo frente al cual tenía una inhabilidad permanente”, dijo el denunciante.

El ente acusador dio a conocer que el indiciado, al parecer, presentó como documento para tomar posesión del cargo la hoja de vida de la Función Pública en la que habría manifestado presuntamente de manera falsa y bajo la gravedad de juramento que no se encontraba bajo causales de inhabilidad.

Pese a que en la audiencia de imputación, el fiscal encargado destacó que de aceptar los cargos, los procesados podrían beneficiarse con rebajas de penas de hasta el 50%, el alcalde Carlos Mario Marín Correa y Julián Andrés Valencia Valencia no aceptaron los cargos.