Siguen las denuncias de de las disidencias y del Ejército sobre el incumplimiuento del cese bilateral al fuego

A pesar de que las negociaciones de paz están suspendidas, no se ha levantado el cese al fuego

Compartir
Compartir articulo
Guerrilleros de las disidencias de las FARC, en una fotografía de archivo. EFE/ Ernesto Guzmán
Guerrilleros de las disidencias de las FARC, en una fotografía de archivo. EFE/ Ernesto Guzmán

A pesar de que los diálogos entre las disidencias de las Farc lideradas por alias ‘Iván Mordisco’ y el Gobierno nacional están en pausa, el cese al fuego bilateral entre este grupo y las Fuerzas Militares sigue en vigor. En los últimos días, han surgido denuncias sobre presuntos incumplimientos de ambas partes. El último incidente se registró en Timba, Cauca, donde el Ejército informó sobre una asonada contra soldados y policías después de enfrentamientos con las disidencias.

Según el informe oficial, ninguno de los uniformados resultó gravemente afectado tras el enfrentamiento con el grupo de 18 disidentes de las Farc. Desde el Comando del Ejército Específico del Cauca, señalan que este tipo de acciones son resultado de la instrumentalización por parte de los grupos armados.

“Es una población que está siendo instrumentalizada de manera periódica y permanente, lo que obliga a sacar a la Fuerza Pública de ese sector de Timba, con el objetivo de continuar con su economía”, indicó el general Federico Mejía, comandante del comando citado por la emisora colombiana Blu Radio,

‘Sebastián’, vocero de la delegación de diálogos de las disidencias bajo ‘Iván Mordisco’, negó la responsabilidad del grupo, afirmando que los hechos ocurrieron tras la muerte de un civil.

“No entendemos por qué el general Mejía no asume su responsabilidad y errores en sus tropas. En una situación de este tipo, el Ejército debió haber roto el contacto, eso es lo que rezan los documentos de cese al fuego”, señaló ‘Sebastián’ que fue citado por ese medio de comunicación.

Afirma que desde el Ministerio de Defensa no han proporcionado directrices suficientes o no han supervisado el cumplimiento, dificultando el avance. Esperan reunirse con el gobierno durante la semana para presentar las diferentes versiones sobre las denuncias de incumplimientos y ajustar el cese.

Además, indicó que las disidencias esperan que el Mecanismo de Monitoreo y Verificación del cese al fuego se instale en los próximos días, y sus delegados ya están en Bogotá para ello. También mencionó que los militares regresaron al grupo de contingencias la semana pasada.

Comunidad sacó al Ejército en el Cauca luego de combates con las disidencias de las Farc

“Pa’ afuera”, “se van”, se oye gritar a un grupo de personas que habría emprendido una asonada contra miembros del Ejército Nacional, en el casco urbano del corregimiento de Timba, Cauca, luego de que se presentaran enfrentamientos en contra de las disidencias de las Farc.

En las imágenes difundidas por los habitantes de la zona se ve a unas 40 personas que sostienen sábanas blancas y caminan en contra de un grupo de uniformados que retrocede, mientras hace gestos para llamar a la calma. Los civiles les gritan insultos y les ordenan retirarse del sector.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Los uniformados, según las imágenes, atendieron los reclamos y se retiraron lentamente. Sin embargo, todavía se evalúa la situación en el corregimiento para establecer la presencia de las autoridades y lo que habría producido la asonada en contra de los uniformados.

Los hechos ocurrieron luego de que el Ejército y la Policía desplegaron una operación en la zona para realizar control territorial, debido al difícil acceso para la fuerza pública en ese territorio y los precedentes de ataques por parte de la columna Jaime Martínez, de las disidencias de las Farc. Además, por denuncias en el sector de hurto de camionetas a empresas privadas.

La fuerza pública ubicó un punto de control en el casco urbano del municipio para verificar datos de transeúntes. Esa columna guerrillera, al notar la presencia de los uniformados, habría emprendido un ataque.

Según conoció Infobae Colombia, en medio de la operación ingresó una camioneta cargada de guerrilleros vestidos con prendas militares y boinas, quienes atacaron con disparos de fusil a la fuerza pública. Los uniformados respondieron al ataque para defenderse y retirarse de la zona, debido a que no se encontraban en un operativo ofensivo, sino de estabilidad.