En video quedó amenaza de motociclista a un agente de tránsito en Cali: “No va a llegar a Navidad”

El incidente se habría generado por un accidente de tránsito que presuntamente propició el sujeto que aseguró que iba a ‘pelar’ al agente

Compartir
Compartir articulo
El incidente ocurrió el 27 de noviembre en la ciudad de Cali - créditos Colprensa
El incidente ocurrió el 27 de noviembre en la ciudad de Cali - créditos Colprensa

Una reprochable situación quedó registrada en video. Se trata de un sujeto que amenazó de muerte a un agente de tránsito en Cali. En el registro audiovisual se aprecia cómo el agresor asegura que el agente ‘no llegaría a Navidad’.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

La denuncia de este incidente se difundió a través de una publicación en redes sociales, en la que se afirma que la persona involucrada en este acto de intolerancia previamente había provocado un accidente de tránsito. Cuando el agente intentó abordarlo por el accidente, el individuo respondió con una serie de insultos y comentarios despectivos.

El sujeto, mientras intenta rodear al agente de tránsito, le aseguró al agente que “lo iba a pelar”. Por su parte, los espectadores de la bochornosa situación le alertaban al agente para que no fuera víctima de algún golpe del motorizado.

En redes sociales el video ha sido centro de críticas y cuestionamientos, por la actitud violenta del agresor, a quien le solicitan un castigo ejemplar, y por las constantes riñas que se están presentando en la capital vallecaucana.

Amenaza ante varios testigos por parte de un motociclista a un agente de tránsito - créditos @tubarconews/X

Amenazar a un agente de tránsito se considera un acto de violencia contra servidor público, lo cual puede ser sancionado con multas e incluso con penas privativas de la libertad. Según el Código Penal Colombiano, el individuo que ejerza amenazas contra un servidor público puede enfrentar de uno a cuatro años de prisión, dependiendo de la gravedad de la amenaza.

Por otro lado, agredir físicamente a un agente de tránsito es un delito más grave que puede dar lugar a consecuencias más severas. La agresión física a un servidor público se tipifica como violencia contra servidor público y puede ser castigada con penas de prisión de cuatro a ocho años.

Además, estas acciones pueden dar lugar a sanciones administrativas como multas económicas y suspensiones o revocatorias de licencias de conducción.

Agente de tránsito denunció acoso sexual y agresiones

Imagen de la agente que denunció presunto acoso laboral y sexual por parte de un superior, tras ser agredida por dos hombres - crédito @elANTIMILI/X
Imagen de la agente que denunció presunto acoso laboral y sexual por parte de un superior, tras ser agredida por dos hombres - crédito @elANTIMILI/X

Una agente de tránsito de Medellín fue brutalmente atacada por dos hombres en el corregimiento de San Cristóbal mientras respondía a una llamada de emergencia. El incidente ocurrió el viernes 24 de noviembre. La funcionaria, recientemente involucrada en una denuncia por acoso sexual y laboral contra su superior, fue golpeada y amenazada por los agresores, quienes luego huyeron con pertenencias robadas de los agentes. La agente fue trasladada al Hospital Pablo Tobón Uribe para recibir atención médica.

El ataque se produjo tras la denuncia de acoso realizada por la agente y su pareja, también empleada de tránsito y miembro de la comunidad LGBTIQ+. Las grabaciones del ataque, capturadas por la cámara corporal de la agente, se difundieron ampliamente en redes sociales, evidenciando la violencia sufrida. Los atacantes le recriminaron haberse “metido con el que no debía”. El Subsecretario de Seguridad Vial y Control, Arles Giovanny Arias Jiménez, expresó su rechazo frente a la agresión y subrayó el compromiso con el seguimiento jurídico del caso.

La víctima sufrió múltiples lesiones y se encuentra fuera de peligro, esperando el dictamen de Medicina Legal que determinará el alcance de sus incapacidades. El ataque se registró días después de que el subcomandante de los agentes de tránsito, Dairo Correa, fuera denunciado públicamente por presuntas prácticas discriminatorias y de acoso. Correa negó las acusaciones, atribuyéndolas a una persecución en su contra relacionada con asignaciones de turno.

Los funcionarios públicos y trabajadores que sufran acoso sexual por parte de un superior cuentan con varios canales para presentar denuncias. El primer paso recomendado es dirigirse a la oficina de recursos humanos o la instancia encargada del bienestar del personal en la entidad pública correspondiente, donde pueden exponer los hechos y obtener asesoramiento inicial. Además, tienen la opción de denunciar ante la Procuraduría General de la Nación, entidad encargada de investigar irregularidades en servidores públicos y aplicar sanciones disciplinarias.

Esta denuncia puede realizarse de forma escrita o verbal en cualquier procuraduría regional, provincial o distrital. También pueden contactar a la Fiscalía General de la Nación para iniciar una investigación penal, especialmente si el acoso sexual constituye un delito según el Código Penal Colombiano, el cual contempla penas privativas de la libertad para estas conductas.