Joven colombiano dice que lo deportaron de Estados Unidos y cancelaron su visa por un error: cuál fue

Viajó a EE.UU. para cumplir el ‘sueño americano’, pero le inhabilitaron su entrada al país durante cinco años

Compartir
Compartir articulo
Colombiano cometió una serie de errores a su llegada a los Estados Unidos que habrían ocasionado la cancelación de su vida - crédito Jesús Aviles / Infobae
Colombiano cometió una serie de errores a su llegada a los Estados Unidos que habrían ocasionado la cancelación de su vida - crédito Jesús Aviles / Infobae

Tras casi dos años de haber sido expulsado de Estados Unidos y de que migración cancelara su visa, el creador de contenido especializado en ganancias por Internet David Sagastuy compartió con sus seguidores qué error lo habría alejado de cumplir el “sueño americano”.

“Realmente, no me deportaron, me inhabilitaron la entrada durante cinco años y me anularon la visa. Esto pasó hace ya casi dos años, nunca quise hablar del tema, a pesar de que el video se hizo muy popular, porque me dolía, me frustraba. Sin embargo, ya pasó full tiempo, ya no me afecta tanto y quiero compartir mi experiencia con todos los que se están yendo a trabajar a Estados Unidos, debido a la situación política y económica que estamos viviendo los países de Latinoamérica”.

Por “el video” se refiere a una pieza cómica, con la descripción: “Yo: yéndome a los Estados Unidos a coronar el sueño americano”, en la que se le ve alegre, bailando en el aeropuerto y, justo después, con un filtro de payaso, junto al mensaje: “Yo: 24 horas después, deportado, con 22 años y endeudado”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

“Desde muy joven, desde mis 16 años, empecé a irme a Estados Unidos a trabajar. Iba y me quedaba temporadas de 4, 5, 6 meses y volvía a Colombia. Esto lo hice como 3 o 4 veces cuando tenía, más o menos, entre 17 y 20 años, aproximadamente”, admitió.

Pero en su último intento; es decir, en febrero del 2021, tras la pandemia, su viaje no resultó como esperaba. De hecho, puede que haya sido el último al país norteamericano.

En el pasado había entrado a los Estados Unidos y se quedaba más tiempo del indicado en migración - crédito @davidsagastuy

“Si ustedes se quieren ir a trabajar a Estados Unidos, pero, por ejemplo: van con visa de turista, no están estudiando en la universidad, no tiene propiedades aquí en Colombia, en fin, es muy probable que los vayan a devolver. Así que tengan muy presente que es mejor que no lleguen al aeropuerto de Miami, Los Ángeles o Nueva York”. Su recomendación es llegar a aeropuertos de ciudades que no sean principales, como Chicago o Las Vegas, ya que, según el, “es muy poco probable que los devuelva de allá”.

Él, por ejemplo, llegó al aeropuerto principal de Miami y, al llegar le hicieron “las preguntas de siempre, que cuánto me iba a quedar –yo le dije que me iba a quedar un mes, lo que, obviamente era mentira– cuánto dinero llevaba, cuánto tenía en efectivo y cuánto tenía en mis cuentas”.

Entonces, aprendió que en casos como el suyo lo más recomendable es comprar un pasaje de regreso con el cual demostrar que el viajero no espera quedarse en el país, más allá del tiempo indicado en migración.

“Es muy importante que usted compre un tiquete de vuelta cercano a cuando usted llega (…) lo va a perder, pero no importa. Lo verdaderamente importante es que ellos noten esa intención que usted tiene de volver, porque si ellos piensan que usted se va a quedar, en vez de regresarse, obviamente no lo van a dejar pasar”, sugirió.

Y es que, según vio, “ellos, no es como en las películas, no tienen información de usted, sobre qué hace en su vida o cámaras instaladas por todo lado que lo graban, pero sí tienen el registro de cuántas veces ha entrado y cuántas veces ha salido (de los Estados Unidos)”.

Una vez confesó los agentes d em migración cambiaron por completo de actitud - crédito @davidsagastuy

Probablemente, fue ese el motivo de sus sospechas, ya que en el pasado había entrado en repetidas ocasiones al país y terminaba quedándose, aunque claro, sin exceder el tiempo permitido por su visa.

Yo había entrado ya muchas veces y creo que ese fue el factor más importante para que no me dejaran pasar, me llevaron a una estación de Policía dentro del aeropuerto, me tuvieron en un calabozo casi 24 horas, me dieron una comida horrible, me iban a revisar el celular, me revisaron maletas, me escucharon todo y me preguntaron si llevaba drogas”.

A su pasaporte le colocaron un estíquer color naranja y lo hicieron a un lado para empezar con la ronda de preguntas: “Me dijeron que ellos ya sabían que había ido a trabajar, me metieron una psicología del miedo, tenía mucho miedo, pero aprendía que si un día les pasa eso no deben demostrar miedo, un policía no les va a hacer daño. Yo me asusté mucho y creo que esa fue la razón por la que me quitaron la visa”.

Tras un día en el “calabozo” decidió que lo mejor sería regresar a Colombia, entonces, confesó que había ido trabajar en el pasado y era lo mismo que pretendía hacer durante el viaje. De inmediato notó un cambio de actitud en los agentes de migración, le permitieron salir, le dieron una mejor comida y al día siguiente en el primer vuelo con rumbo a Colombia lo regresaron.