Juez ordena la captura de la patrullera Dana Canizales, implicada en las interceptaciones ilegales en el caso de Marelbys Meza

La justicia ha ratificado la medida de aseguramiento en un centro carcelario para los otros cuatro policías implicados en este caso

Compartir
Compartir articulo
La patrullera Dana Canizales enfrenta la justicia tras ser señalada en el caso de interceptaciones a Marelbys Meza - crédito Infobae
La patrullera Dana Canizales enfrenta la justicia tras ser señalada en el caso de interceptaciones a Marelbys Meza - crédito Infobae

Un juez de conocimiento en Bogotá ha emitido una orden de captura en contra de Dana Alejandra Canizales, una patrullera de la Policía Nacional, en relación con el caso de las interceptaciones ilegales al teléfono celular de Marelbys Meza, la exniñera del hijo de Laura Sarabia, ex jefa de gabinete del Gobierno de Gustavo Petro. Esta decisión marca un importante desarrollo en un escándalo que ha estado causando revuelo en el país.

La determinación del juez se produce en la segunda instancia, ya que en una audiencia anterior otro magistrado había rechazado la solicitud de detención de Canizales basándose en varios argumentos, incluyendo su no pertenencia a la Policía en ese momento, lo que llevó a la creencia de que no representaba una amenaza para la sociedad ni para la investigación en curso.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

No obstante, en esta ocasión, el juzgado de descongestión laboral a cargo del caso ha llegado a una conclusión diferente. El juez argumentó que no existe un acto administrativo que certifique la renuncia de Dana Canizales a la Policía, lo que llevó a una revisión de su situación legal.

El juez ha expresado su preocupación acerca del riesgo de reiteración del delito, que podría extenderse a otras investigaciones, planteando un peligro para la sociedad y la potencial víctima en este caso. Además, señaló que la medida de detención domiciliaria inicialmente impuesta no garantiza que la patrullera no tenga acceso a información crucial y a las herramientas de internet, lo que podría representar un riesgo significativo.

Adicionalmente, consideró que, dadas las graves acusaciones que la rodean, su detención se hace necesaria para garantizar que la investigación continúe de manera adecuada. Lo anterior también se aplica a los uniformados de la Sijín y la Dijín implicados en el caso, el patrullero Alfonso Quinchanegua, el patrullero Jhon Fredy Morales y el capitán Carlos Andrés Loaiza Correa, que enfrentan acusaciones de falsedad ideológica, fraude procesal y violación ilícita de comunicaciones.

¿Por qué se investiga a la patrullera Dana Canizales?

Este episodio que se originó tras un robo en la residencia de Laura Sarabia, actual directora del Departamento de Prosperidad Social (DPS), donde la suma de aproximadamente 4.000 dólares desapareció misteriosamente. En este inquietante suceso, una de las principales sospechosas fue la ahora exniñera Marelbys Meza, lo que desencadenó una serie de eventos fuera de la ley.

Lo que comenzó como una investigación por el presunto robo se convirtió en un caso de gran envergadura con implicaciones en múltiples ámbitos. Al parecer, algunos miembros de la Policía Nacional planearon llevar a cabo interceptaciones ilegales a Marelbys Meza para determinar si tenía alguna relación con el robo.

Pero, el juzgado encargado del caso señaló que la patrullera Dana Canizales Bonilla está siendo investigada debido a presuntas alteraciones en los informes policiales que llevaron a la interceptación ilegal de las líneas telefónicas de Marelbys Meza y Fabiola Perea, otra empleada de Sarabia. Estas actividades ilícitas formaban parte de una investigación en curso contra alias Siopas, uno de los cabecillas del temido clan del Golfo.

Durante la audiencia de imputación de cargos, se reveló que el teniente Quinchanegua, al parecer, solicitó la colaboración de varios miembros de la Policía para llevar a cabo acciones urgentes en respuesta a la denuncia de robo en la residencia de Sarabia. Posteriormente, junto a Dana Canizales, entregaron un informe de Policía judicial a la Fiscalía, el cual, según las acusaciones, fue presuntamente alterado con la intención de facilitar la interceptación ilegal de las líneas telefónicas.

Este turbulento escándalo también implicó a otros individuos, que ya se encuentran en un centro carcelario, al policía de la Seccional de Investigación Judicial y Criminal (Sijín) Fredy Alexander Gómez Bustamante, y su fuente humana, el mecánico Rafael Ricardo Santos, por su participación en las interceptaciones ilegales a Jhonson Pineda, el Nene, y Lucelia Robles Arrieta, amigos de Marelbys Meza.