Envían a prisión a los presuntos asesinos de la patrullera de la policía en Neiva

La reacción inmediata de las autoridades permitió la captura de los sujetos tres horas después de haber cometido el crimen

Compartir
Compartir articulo
En la captura se les halló una granada de fragmentación y 250 gramos de explosivo tipo pentolita, así como dos armas de fuego, entre ellas la de la víctima, y un silenciador.
Foto: Fiscalía
En la captura se les halló una granada de fragmentación y 250 gramos de explosivo tipo pentolita, así como dos armas de fuego, entre ellas la de la víctima, y un silenciador. Foto: Fiscalía

La Fiscalía General de la Nación informó que Nelson Ocampo Morales y Yeison Fernando Ramírez Fajardo fueron enviados a la cárcel como presuntos responsables del homicidio de la patrullera de la Policía Nacional, Paula Cristina Ortega Córdoba, crimen ocurrido en Neiva, Huila, el miércoles 2 de agosto.

Casi tres horas después de haber perpetrado el asesinato, efectivos de la Policía implementaron un plan candado que consistió en cerrar las vías principales tanto al ingreso y a la salida de la capital huilense. Los hoy imputados fueron identificados y detenidos en el corregimiento de San Antonio de Anaconia, en zona rural de Neiva.

El ente investigador también confirmó que en el procedimiento de captura, a los presuntos delincuentes se les halló una granada de fragmentación y 250 gramos de explosivo tipo pentolita, así como dos armas de fuego, entre ellas la de la víctima, y un silenciador.

El fiscal local de la Unidad de Vida de la Seccional Huila, que asumió la investigación, narró durante las audiencias de rigor, que según las características físicas y de vestuario registradas en los videos, Yeison Ramírez, sería la persona que manejaba la motocicleta, mientras que Nelson Ocampo habría sido quien disparó contra la humanidad de la funcionaria, y posteriormente le quitó el arma de dotación cuando ella se encontraba en el piso, herida de muerte.

A los dos sujetos se les imputaron los delitos de: homicidio agravado; fabricación, tráfico y porte de armas; municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos agravado; hurto calificado y agravado, y ocultamiento de elemento material probatorio. El último delito se les formuló teniendo en cuenta que, al parecer, los capturados intentaron alterar las características de la motocicleta en la que se movilizaban, para que no fuera identificada.

Ninguno de los capturados aceptó los cargos formulados por la Fiscalía.

El homicidio de la patrullera Paula Ortega

Las cámaras de seguridad del sector grabaron el momento en el que fue asesinada la patrullera. Redes Sociales.

Sobre las 2:30 p. m. fue asesinada una patrullera de la Policía Nacional en el municipio de Neiva en el departamento de Huila, que sería la primera muerte que deja un presunto plan pistola a nivel nacional, que estaría siendo orquestado por las disidencias de las Farc al mando de Iván Mordisco.

En este lamentable hecho perdió la vida la patrullera Paula Cristina Ortega, que estaba adscrita al CAI de Ipanema; la mujer que deja huérfana a una menor de ocho años se movilizaba en una motocicleta con el uniforme de la institución para tomar turno en sus labores oficiales, hasta que fue asesinada en el semáforo que conecta a la calle 8 con la carrera 17 en el barrio Calixto.

De acuerdo con la versión entregada por testigos del hecho, la patrullera se detuvo debido a que el semáforo de la intercepción cambio a color rojo, por lo que segundos más adelantes dos sujetos a bordo de una motocicleta se acercaron de manera rápida a la uniformada, siendo el parrillero quien disparó contra Paula en varias oportunidades.

De la misma forma, presentes en el lugar afirmaron que los criminales no solo se habrían asegurado de asesinar a la patrullera, sino que también se habrían tomado el tiempo para robarle su arma de dotación, lo que fue corroborado por las autoridades.

Algunas de las personas en el sitio grabaron los momentos posteriores al crimen; videos en los que se observa cómo parte de la comunidad intentó auxiliar a Paula Ortega, por lo que hasta el sitio llegó una ambulancia en la que fue trasladada hasta el Hospital Universitario Hernando Moncaleano, sitio al que llegó sin signos vitales.

Debido a este crimen, la Policía Metropolitana de Neiva activó un plan candado en todo el municipio, con el objetivo de acordonar las salidas de la capital del Huila y con ello logró encontrar a las dos personas señaladas de asesinar a la patrullera.