Fleteros robaron y dispararon contra su víctima, pero un juez los dejó en libertad: cuál fue la razón

En total fueron cinco los delincuentes que dejaron libres pese a que la Policía los capturó en flagrancia. La mujer afectada se recupera de una de herida de bala en el pie

Compartir
Compartir articulo
Un juez en Bogotá dejó el libertad a cinco fleteros. Foto: Colprensa
Un juez en Bogotá dejó el libertad a cinco fleteros. Foto: Colprensa

El 31 de julio una mujer fue víctima de un fleteo en la localidad de Chapinero de Bogotá. Varios hombres armados la abordaron y le robaron 10.000 euros que acababa de cambiar, y en el forcejeo los delincuentes le dispararon en un pie a la víctima, antes de emprender la huida.

Sin embargo, gracias a la rápida reacción de un escuadrón especial de la Policía fueron detenidas cinco personas como presuntos responsables del hecho; todo iba bien hasta que un juez dejó en libertad a los supuestos delincuentes por demoras en el papeleo entre el juzgado y la Fiscalía.

Un familiar de la víctima le contó a Noticias Caracol la angustia y zozobra que viven tras el hecho, porque según relata no solo sufren porque los delincuentes quedaron en libertad, sino que también temen por su seguridad y el estado de salud de la víctima, que aún no ha sido atendida desde el ataque.

El hombre reveló que el 31 de julio él, su hermana y su madre llegaron a una casa de cambio ubicada en la localidad de Chapinero, en el centro de Bogotá. Cambiaron los 10.000 euros y se disponían a ir al norte de la ciudad cuando fueron abordados por los delincuentes, que se dirigieron directamente al maletín con el dinero.

En ese momento él y su hermana intervinieron para intentar frustrar el robo, pero los delincuentes le dispararon en el pie izquierdo a la mujer y huyeron del lugar en motocicletas.

De inmediato las víctimas acudieron a la Policía, que desplegó un comando especial, siguió a los fleteros hasta el barrio Santa Fe, donde se escondieron en un parqueadero, pero fueron capturados. Los uniformados recuperaron el dinero e incautaron cuatro motos y un carro, con placas modificadas, usados para cometer el crimen.

Logramos seguir a los sujetos hasta el sector del Santa Fe, en el centro de la ciudad. Ellos estaban allí en un parqueadero, la Policía los capturó, los puso a disposición; duró 24 horas la Fiscalía realizando el informe técnico del caso para ser radicado”, relató el hombre.

Pese a tener las pruebas suficientes para enviar a la cárcel a los fleteros, que tenían varias órdenes de captura en su contra y antecedentes judiciales por hurto, un juez de Bogotá los dejó libres. Según contó la víctima, el papeleo de imputación de cargos se demoró más de 36 horas, por lo que no se pudo hacer la audiencia de legalización de captura y los delincuentes quedaron en libertad.

Los delincuetes abordaron a las vçitimas cuando se retiraban de la casa de cambio. Imagen de referencia. Foto: Colprensa
Los delincuetes abordaron a las vçitimas cuando se retiraban de la casa de cambio. Imagen de referencia. Foto: Colprensa

“Hay una demora, lo cual hace que transcurran las 36 horas y el juez determina dejar en libertad a todos estos sujetos con ese argumento, decir que pasaron 36 horas, y este fue el motivo para que las cinco personas señaladas de haber cometido este hurto estén nuevamente en las calles”, agregó el hombre.

El otro drama que vive la familia afectada tiene que ver con el estado de salud de la mujer que recibió el disparo en el pie, pues lleva cuatro días en un centro médico y solo ha recibido vendajes en su pie izquierdo, pero al parecer necesita una intervención quirúrgica para la reconstrucción del tejido óseo y a la fecha no le han programado el procedimiento médico.

“Ella se encuentra en este momento en un pasillo del hospital San Carlos con un orificio en el pie izquierdo, una herida de bala que la atravesó. Desde el lunes, que fue el hurto, hasta hoy jueves (3 de agosto) no ha sido atendida y está a la espera de un procedimiento quirúrgico de desinfección, pero no ha sido posible”, aseveró el familiar de la víctima.