ELN abre la puerta al cese al fuego bilateral con el Gobierno en medio del ciclo de negociaciones en Cuba

En una carta de uno de sus exlíderes, alias “Gabino”, y que fue publicada en su sitio web, la organización armada anunció que estudia la posibilidad de parar los ataques a la fuerza pública y la población civil

Compartir
Compartir articulo
Foto de archivo. Guerrilleros del izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN) caminan por las montañas del departamento de Antioquia. Colombia, 30 de mayo, 2004. REUTERS/Albeiro Lopera

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) estudia la posibilidad de llegar a un acuerdo para el cese bilateral al fuego con el Gobierno nacional, en el marco del tercer ciclo de negociaciones que se lleva a cabo en La Habana (Cuba). Y tras el atentado terrorista que dejó el 25 de mayo tres muertos, entre ellos dos miembros de la Policía Nacional.

En una carta firmada por quien fuera uno de sus líderes, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, que tituló “Los que van a cumplir el cese el fuego”, el grupo armado ilegal abrió la puerta un eventual cese de operaciones contra las Fuerzas Militares, como un gesto de paz tras las más recientes desavenencias en la mesa.

“Las dos delegaciones presentes en la Mesa hemos reiterado, que es determinante la participación de la población para desarrollar un proceso que profundice la paz, la democracia y la justicia social, y para crear un ambiente favorable a dicha participación, es necesario acordar un cese el fuego bilateral, nacional y prorrogable, que suspenda las acciones ofensivas entre las partes, disminuyendo la intensidad del conflicto”, escribió Rodríguez.

Uno de los líderes del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, anunció el deseo de este grupo armado ilegal de lograr un cese bilateral duradero.

De acuerdo con Gabino, quien desde 2018 recibe tratamiento médico en la isla, tanto los miembros de las Fuerzas Armadas como los integrantes de esta guerrilla serán “importantes protagonistas” de un cese, que parece inminente.

“No tengo dudas de su esfuerzo por cumplir con profesionalismo con la orden que les dará el presidente de la República; en el ELN responderemos con convicción política para cumplir con dicho cese el fuego. Así lograremos que la población sea la más beneficiada con esta decisión de rebajar la intensidad del conflicto”, destacó Rodríguez.

El compromiso del ELN

En su misiva, alias Gabino hizo un recuento de la guerra que ha librado el ELN contra el Estado, que ya cumple más de 50 años, y en la que reconoció que “ni ustedes ni nosotros somos los autores intelectuales”. En su concepto es una herencia de “complejas realidades políticas”.

Hoy confluimos como constructores de una paz indispensable, que no se puede aplazar y que de alguna manera simboliza, dignificar la sangre que como fuerzas enfrentadas hemos regado en los campos de batalla”, destacó en su escrito, publicado en el portal oficial de este grupo.

Con ello, mencionó el compromiso del Ejército de Liberación Nacional para luchar por las comunidades; pese a que, además de perpetrar el atentado en territorio nortesantandereano, también secuestraron al policía Dayan Edmundo Poto Pazú, en el departamento del Cauca, cuando adelantaba labores de patrullaje en el municipio de Mercaderes.

“Vamos a trabajar por los humildes de la patria, a demostrarle al país y al mundo que tenemos vocación de paz. Ni ustedes ni nosotros somos enemigos de la paz, es por ello que construirla y aportarle fortalece (sic) nuestras convicciones políticas como insurgencia y a ustedes se lo encomienda la Constitución Nacional”, precisó Gabino.

En su análisis, en lo que llama una mutua construcción de paz, es importante aclarar que son enemigos.

“Y así parezca contradictorio, no lo es. Los enemigos de Colombia, son aquellos que no quieren la paz, ustedes y nosotros si la queremos y vamos a trabajar por ella”, finalizó Rodríguez en su comunicación.

Presencia del alto comisionado en la mesa

Durante la jornada del lunes 29 de mayo, el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, se desplazó a territorio cubano para hacer parte del tercer ciclo de negociaciones con esta organización armada, que goza de estatus político por parte del Gobierno, y el cual se extenderá hasta el 8 de junio.

“Se nota un ambiente positivo y de construcción de acuerdos sustanciales con base en el acuerdo de México y los dos temas que se han señalado; el cese de fuegos y la participación”, resaltó Rueda, que se muestra optimista sobre los acuerdos que se alcancen en esta etapa de diálogos.

Según el funcionario, pese a al dolor y sufrimiento que han ocasionado lo que llamó “actos de terror que han generado zozobra y han roto la tranquilidad”, de los pueblos, como en el Catatumbo, remarcó que el compromiso con el país, que “está exigiendo paz. Ese es el propósito”.