En 2019, la recaudación por retenciones representaría el 6,6% del total de los recursos tributarios

Según la Fundación Mediterránea, es casi el doble de lo que significó en 2018. Por otro lado, según Fundación FADA, en septiembre pasado el Estado se quedó con el 56,4% de la renta agrícola, donde de cada 100 pesos que genera el sector agropecuario, $56,40 se lo quedan los tres niveles de gobierno mediante el cobro de impuestos

infobae-image

Dos informes privados reflejaron que las retenciones son de vital importancia para el gobierno de Cambiemos, que atraviesa una situación fiscal muy delicada y con una economía cada vez más necesitada de los dólares que aporta el sector agroindustrial. Semanas atrás, Agustín Tejeda, economista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, aseguró que la agroindustria se convirtió en “prácticamente el único oferente neto de divisas en el mercado de cambios”.

Juan Manuel Garzón, economista de la Fundación Mediterránea, aseguró que este año la recaudación por retenciones alcanzaría los 328 mil millones de pesos, registrando un aumento del 88% en relación a 2018. En dólares la recaudación sería de 6.745 millones, un incremento del 71% al realizar la comparación interanual. De esta manera, las retenciones representarían este año el 6,6% del total de los recursos tributarios, casi el doble de lo que significó en 2018.

El trabajo de Garzón también recordó que la recaudación más alta de este tributo, fue en 2011 cuando llegó a los 13.116 millones de dólares, y la mayor participación en los tributos totales se registró en 2008, cuando llegó al 13,4% de los recursos tributarios y 3,1% del PBI. “En ambos casos fue durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, y con precios de commodities, medidos en poder de compra interno, muy superiores a los niveles actuales”, dijo el economista.

Al existir en la actualidad un escenario de versiones sobre cambios en el actual esquema de retenciones, teniendo en cuenta las necesidades fiscales del Gobierno, Juan Manuel Garzón, advirtió: “Si se concretan los cambios, además de ser una mala noticia por las distorsiones que genera este impuesto, no hay mucho espacio para una tajada fiscal mayor, al menos sin afectar en forma significativa las condiciones de competencia de los exportadores. Los Derechos de Exportación superaron los 2 puntos del PBI sin generar daños significativos sobre la producción, con precios de commodities que eran entre 25% y 30% por encima de los valores actuales”.

En 2019 la recaudación por retenciones representaría el 6,6% del total de los recursos tributarios
En 2019 la recaudación por retenciones representaría el 6,6% del total de los recursos tributarios

El aporte de los diferentes complejos

Por otro lado, en el análisis de aportes por sector realizado por el economista, el complejo sojero estaría aportando unos $204.400 millones, el 62% de la recaudación total. Por otro lado, los complejos de cereales (trigo, maíz, etc. y sus principales derivados industriales), y otras oleaginosas como girasol y maní aportan $45.000 millones (14%).

Además, el informe detalla el aporte realizado por otros productos de base agropecuaria relevantes, como carnes, lácteos, vinos, hortalizas y legumbres, que llega a $29.800 millones (9%). Por último, el aporte de algunas manufacturas de base industrial, es de $18.600 millones (6%), y los servicios, unos $ 30.200 millones (9%).

El informe destaca que si se ordena a los pocos países que aplican derechos de exportación según el ratio recaudación efectiva/flujo de exportaciones, Argentina ocupaba el quinto puesto (de mayor a menor), con una relación del 6,9% en el año 2017, en un ranking liderado por Islas Salomón, un pequeño país-isla de Oceanía, seguido por Rusia, Costa de Marfil y Kazajistán.

Suponiendo que no se hayan producido cambios importantes de política tributaria en otros países, “Argentina estaría llegando al podio en 2019, con una relación que promediaría el 9,5%, y que la ubicarían en un tercer lugar, muy cerca del segundo, que es Rusia, con un 9,6%”.

Presión impositiva al agro

Según el índice que elabora cada tres meses la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en septiembre pasado el Estado se quedó con el 56,4% de la renta agrícola, que es el resultado del valor de la producción menos los costos. Esto significa que, de cada 100 pesos que genera el sector agropecuario, $56,40 se lo quedan los tres niveles de gobierno mediante el cobro de impuestos.

En septiembre pasado el Estado se quedó con el 56,4% de la renta agrícola. Esto significa que, de cada 100 pesos que genera el sector agropecuario, $56,40 se lo quedan los tres niveles de gobierno
En septiembre pasado el Estado se quedó con el 56,4% de la renta agrícola. Esto significa que, de cada 100 pesos que genera el sector agropecuario, $56,40 se lo quedan los tres niveles de gobierno

En lo que respecta al peso de las provincias al momento de cobrar los impuestos sobre lo que genera la renta agrícola, Córdoba registra un 57,7%, Buenos Aires 58,4%, Santa Fe 56,1%, La Pampa 60,5%, y San Luis 56,4%.

David Miazzo, Economista Jefe de FADA, explicó que en los resultados de los índices provinciales, “se conjugan los rendimientos, los impuestos provinciales y locales y los fletes. También influye la participación de cada cultivo en el área cultivada de cada provincia. Así, por ejemplo, el bajo número de San Luis se explica, en parte, por la mayor proporción de maíz con respecto a soja en su área cultivada. Para cada caso se utilizaron los rindes promedio de las últimas 5 campañas”.

En la actualidad, los impuestos nacionales no coparticipables (retenciones e impuesto al cheque) conforman el 55,7% del total de carga impositiva que afronta una hectárea agrícola en Argentina. Por otro lado, los impuestos nacionales coparticipables entre Nación y las provincias ocupan el 38,6%, y los impuestos municipales conforman el 0,8% de los impuestos, con un componente central que son las tasas viales.

El informe también muestra el impacto de los impuestos en cada uno de los cultivos. La participación del Estado en soja es del 62,1%, en maíz 48,9%, en trigo 43,9% y en girasol 61,1%. “Las diferencias entre cada cultivo radican en los impuestos, como el caso de soja que tiene 18% más de derechos de exportación que el resto, y en la renta que genera cada cultivo, a menor rentabilidad mayor participación relativa de los impuestos”, comentó Miazzo.

Seguí leyendo:

El Gobierno envía fondos para la sanidad frutícola del Alto Valle de Río Negro

El emprendedorismo, la biotecnología y la sustentabilidad, los temas de interés de los jóvenes del agro

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos