El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un acto en Caracas (Reuters)
El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un acto en Caracas (Reuters)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este martes que Washington presiona para una intervención internacional en el país sudamericano, aunque evitó señalar directamente a su homólogo estadounidense, Donald Trump.

"El Departamento de Estado tiene activados a todos sus embajadores, particularmente en América Latina y El Caribe, (…) presionando a todos los gobiernos (…) para que apoyen una intervención global contra Venezuela", dijo Maduro en un consejo de ministros transmitido por la televisora estatal VTV.

El gobernante socialista acusó a 'lobbies' en Miami de promover un golpe de Estado en su contra, con apoyo de sectores de la oposición venezolana.

"Hay un pote muy grande en Miami de cuatro, cinco magnates chantajeando, porque ellos dicen que vienen a gobernar a Venezuela" dijo Maduro.

Las declaraciones del mandatario se producen después de que el Parlamento, de mayoría opositora, aprobara un acuerdo para pedir "la convocatoria inmediata" del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para evaluar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

Desfile cívico militar del ejército venezolano. (EFE)
Desfile cívico militar del ejército venezolano. (EFE)

El Legislativo respondió así al planteamiento del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de aplicar la Carta Democrática al gobierno venezolano si no se convocan elecciones en breve.

Las elecciones presidenciales están previstas para diciembre de 2018, mientras que las de gobernadores, que debieron realizarse en diciembre pasado, fueron aplazadas para 2017 y aún no tienen fecha.

"Estos que alientan la venida del imperio norteamericano a meterse en los asuntos de Venezuela, a intervenirnos políticamente, a intervenirnos económicamente, (…) son unos insensatos", expresó Maduro.

Venezuela y Estados Unidos, con tensas relaciones, carecen de embajadores desde 2010. Sin embargo, el presidente socialista ha evitado choques con Trump desde que el magnate tomó posesión; aunque calificó como un acto contra toda América Latina la construcción de un muro en la frontera estadounidense con México.

Incluso, cuando el Departamento del Tesoro estadounidense sancionó por supuestos nexos con el narcotráfico a su vicepresidente, Tareck El Aissami, Maduro desvinculó a Trump de la medida y le pidió alejarse de las políticas "fracasadas" contra Venezuela de las administraciones de George W. Bush y Barack Obama.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: