¿La avena puede hacerte perder peso como Ozempic?

The New York Times: Edición Español

Compartir
Compartir articulo
infobae

WeightSocial MediaDiet and NutritionFadsSemaglutide (Drug)Ozempic (Drug)Fiber (Dietary)

Una tendencia viral en TikTok promociona "Oatzempic", una mezcla de avena, agua y limón que promete hacerte reducir kilos como el fármaco de moda. Preguntamos a los expertos si tiene algo de cierto.

En TikTok, una mujer mezcla media taza de hojuelas de avena con una taza de agua y el jugo de medio limón. Fuerza una sonrisa y luego bebe un sorbo, vacilante. "Eso", dice con una colorida floritura, "es asqueroso".

La bebida no está pensada para que sepa bien; se supone que es un truco para perder peso.

Algunos influentes afirman en las redes sociales que, si la bebes todos los días, puedes perder la asombrosa cifra de 18 kilos en dos meses. "Oatzempic", como llaman al truco, es una referencia al medicamento para la diabetes Ozempic, que pertenece a una clase de fármacos que han aumentado su popularidad por su notable capacidad para ayudar a perder peso.

Según Colleen Tewksbury, profesora adjunta de Ciencias de la Nutrición en la Universidad de Pensilvania, la moda del "Oatzempic" se está "subiendo al carro" de estos medicamentos.

Pero aunque la avena es ciertamente nutritiva, "no tiene nada de mágico" para perder peso, dijo Emily Haller, dietista del programa de medicina del estilo de vida de Trinity Health Ann Arbor, en Michigan.

¿Qué puede hacer la avena por tu salud?

La avena es una buena fuente de fibra soluble, especialmente un tipo llamado beta-glucano, que se ha demostrado tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol en la sangre y reducir los picos de azúcar en sangre después de las comidas, dijo Haller.

En general, consumir suficiente fibra (algo que la mayoría de los estadounidenses no hace) también puede reducir el riesgo de padecer cardiopatías y ciertos tipos de cáncer, así como favorecer un intestino sano y unos hábitos intestinales regulares, añadió.

Media taza de copos de avena contiene unos cuatro gramos de fibra; las directrices de nutrición aconsejan que los adultos consuman al menos entre 21 y 38 gramos al día.

Los alimentos ricos en fibra también tardan más en digerirse que los alimentos pobres en fibra, y pueden ralentizar el movimiento de los alimentos a través del intestino, lo que puede ayudar a sentirse más lleno y satisfecho durante más tiempo, dijo Haller.

¿Puede una bebida de avena ayudar a perder peso?

Algunas investigaciones sugieren que añadir avena a la dieta puede estar asociado con una pequeña pérdida de peso, tal vez porque nos ayuda a sentirnos saciados. Pero no todos los estudios han llegado a esta conclusión, según Tewksbury, que añadió que no conoce ninguna investigación que haya analizado específicamente la avena mezclada con agua. Tampoco hay pruebas de que el jugo de limón ayude a perder peso.

Si la gente está perdiendo cantidades significativas de peso con "Oatzempic", es probablemente porque lo están usando para reemplazar una comida más alta en calorías, dijo Melanie Jay, investigadora de obesidad en NYU Langone Health.

Media taza de copos de avena tiene unas 150 calorías; si la consumes en lugar de un desayuno más calórico --un sándwich de huevo y salchicha en un panecillo puede tener más de 500 calorías, por ejemplo--, probablemente perderás peso, señaló. Es similar a sustituir una comida por algo como un batido o una barrita para adelgazar, que puede ser eficaz para perder peso, al menos a corto plazo, dijo.

Pero la avena mezclada con agua y jugo de limón "no es una comida equilibrada", dijo Haller. Un tazón de avena, quizás servido con leche, mantequilla de frutos secos, fruta y semillas, "sería un desayuno más equilibrado y saciante", dijo.

Consumir suficientes proteínas es especialmente importante si se está perdiendo peso, según Jay, para evitar perder demasiada masa muscular. Media taza de avena contiene unos cuatro gramos.

Usar el batido "Oatzempic" para perder peso es también probablemente insostenible, dijo Jay. "Si vuelves a lo que comías antes, recuperarás el peso", dijo.

Muchos de los pacientes con obesidad de Jay "han perdido cientos de kilos a lo largo de su vida" con dietas de moda y métodos similares al "Oatzempic", afirmó. Pero el peso suele volver porque sus cuerpos responden con un metabolismo más lento y más hambre, dijo.

El "sube y baja, sube y baja" que puede suponer probar los trucos de moda para perder peso puede ser desalentador, añadió.

Y para algunas personas, las dietas de moda pueden conducir a una "obsesión malsana" con la pérdida de peso poco realista y una relación negativa con la comida, dijo Haller.

¿La avena se parece al Ozempic?

"La avena no es Ozempic", dijo Haller. "Ni de lejos".

Los fármacos para adelgazar "tienen tanta demanda" porque son eficaces, dijo Tewksbury. "Es casi una candidez esperar el mismo efecto de la avena".

Los medicamentos actúan en parte imitando una hormona llamada GLP-1, que el cuerpo libera después de comer. Esta hormona ralentiza el movimiento de los alimentos por el intestino y envía señales de saciedad al cerebro. Sin embargo, según Jay, la cantidad de GLP-1 que se libera después de comer avena o cualquier otro alimento es mucho menor y no tan duradera como la que proporcionan los medicamentos.

En varios estudios, los investigadores han medido los niveles de GLP-1 en sangre después de que las personas consumieran pan de avena o de trigo, o un desayuno con o sin polvo de avena añadido, y descubrieron que la avena no aumentaba los niveles de GLP-1 más que los otros alimentos.

La moda del "Oatzempic" es "una moda más", afirmó Haller. "Esto es lo que hace internet". Y, añadió, es probable que la popularidad de la bebida "dure muy poco".

Alice Callahan es una reportera del Times que cubre nutrición y salud. Tiene un doctorado en nutrición de la Universidad de California, Davis. Más de Alice Callahan

Una tendencia viral en TikTok promociona "Oatzempic", una mezcla de avena, agua y limón que promete hacerte reducir kilos como el fármaco de moda. Preguntamos a los expertos si tiene algo de cierto. (Bobbi Lin/The New York Times)