Su apellido artístico es Kryp, inspirado en Krypton, el planeta del universo de Superman, elemental para la existencia de la criptonita, el mineral radiactivo enemigo del superhéroe. Es argentina, hija única, nació en Buenos Aires y hasta los 4 años vivió en el barrio porteño de la Recoleta. Luego se mudó a la provincia de Corrientes. 

A los 15 años, Valentina Molendowski (conocida en internet como @vkryp) comenzó a crear trajes de personajes de videojuegos y a lucirlos en eventos de cómics y videojuegos. Así, casi sin pensarlo, comenzó su carrera profesional como cosplayer (básicamente consiste en interpretar a un personaje, desde el vestuario hasta la actuación).

Valentina Kryp interpretando a Millena, personaje del videojuego Mortal Kombat.
Valentina Kryp interpretando a Millena, personaje del videojuego Mortal Kombat.

Desde los 18 años, vive nuevamente en Buenos Aires, en un departamento junto a su novio, un año menor que ella. Él la fotografía todas las semanas para sus posteos en las plataformas sociales.

La joven está presente en Instagram, Facebook, Twitch (donde es streamer, es decir, juega videojuegos en vivo) Twitter, YouTube y Patreon, entre otros. Es furor en la comunidad geek. Sus posteos almacenan miles de likes, cientos de comentarios.

Con 22 años, trabaja como modelo y cosplayer (es contratada por compañías de la industria de los videojuegos). Dice que su padre no entendía lo que hacía, pero ahora está orgulloso de ella. En una entrevista con Infobae, Kryp explica cómo funciona el mundo del cosplay y reflexiona sobre el rol de la mujer en los videojuegos. 

Valentina Kryp como cosplayer, interpretando a Janna (Guardiana Estelar) del videojuego League Of Legends.
Valentina Kryp como cosplayer, interpretando a Janna (Guardiana Estelar) del videojuego League Of Legends.

– ¿Qué es ser cosplayer? 

Ser cosplayer es ser artista, para mi gusto personal. La palabra cosplay viene de costume más play, es decir, costume, disfraz y play, actuación. Por lo tanto, uno tiene que mezclar estas ambas cosas. Por ejemplo, te disfrazas, haces tu traje, a veces no, a veces sí, podés comprarlo, como también lo podes hacer, depende lo que vos quieras. Y la palabra play es porque simplemente tenes que actuar, es decir, tenes que interpretar al personaje y tratar de ser lo más parecido a él, y eso. 

– ¿La mayoría confecciona sus trajes?

– Un cosplayer no necesariamente tiene que ser un cosmaker, es decir, una persona que crea un traje. De hecho, hay mucha gente que simplemente quiere probar la experiencia y decir "bueno me interesa todo esto, pero no se coser, o crear armadura, y aún así, me gustaría intentarlo". 

– Son personajes que vienen de los videojuegos, cómics, películas de ciencia ficción y, ¿qué más? 

– Se puede hacer de lo que sea. Podes hacer cosplay de una imagen de un anuncio, de un videojuego o de una versión particular de un videojuego. 

– ¿Cómo surgió el acercamiento a este mundo?

– Yo siempre fui muy fanática de los videojuegos, del animé, del cine, los cómics, no tanto, pero aún así, siempre estuve interesada en todo lo que es este mundo "friki". Desde que soy muy chica arranqué con todo esto, juego desde que soy muy chiquita, desde que tengo 6 años quizás. Y creo que todo comenzó desde que tuve mi primer PlayStation 1. 

La cosplayer @vkryp durante su visita a Infobae (Santiago Saferstein)
La cosplayer @vkryp durante su visita a Infobae (Santiago Saferstein)

– ¿A qué jugabas? 

– Al "Spyro The Dragon", "Crash Bandicoot", "Dead or alive", "Marvel Vs Capcom", entre otros.  

– Hace poco se hizo una marcha virtual dentro de un videojuego, bajo el hashtag #WePlayToo (nosotras también jugamos), contra la discriminación de género. ¿Cuál es el rol de la mujer en los videojuegos? 

Tanto hombres como mujeres, siempre hemos jugado. Tiempo atrás se consideraba que los videojuegos eran algo de hombres y que las mujeres no jugaban, y esto no es verdad. Yo también tengo un montón de amigas que juegan videojuegos y un montón de tiempo como yo. Tal vez es más complicado encontrarlas, pero siempre están. Esto me ha tocado de cerca, en algún momento a  me han dicho "no puede ser que juegues, no puedo creer que estés metida en todo esto". Y yo les digo que , he crecido con todo este ambiente, con todos estos personajes y juegos increíbles. 

La primera marcha virtual en un videojuego: #WePlayToo
La primera marcha virtual en un videojuego: #WePlayToo

– Viajás por América Latina como cosplayer, ¿como surgió? 

– Esto fue algo que surgió "sin querer, queriendo". La gente me empezó a seguir, personas de todo el mundo. Y me empecé a sorprender. "Hola Vale, ¿cómo estás?, saludos desde México", por ejemplo., me han escrito. Se me hacía una cosa totalmente utópica viajar haciendo cosplay, y empezó a suceder. Las convenciones se empezaron a contactar conmigo, me empezaron a preguntar por mis requisitos, si podía asistir, si me interesaba, y yo: "Sí, ¡por supuesto!". Me parece increíble, hoy llevo más de 6 o 7 países recorridos por el cosplay. 

@vkryp interpretando a Ryuko Matoi, protagonista del animé “Kill la Kill”, en México.
@vkryp interpretando a Ryuko Matoi, protagonista del animé “Kill la Kill”, en México.

– En tu cuenta de Instagram, es posible verte como cosplayer y también luciendo lencería. Las imágenes pueden tener diversas connotaciones, que hasta podrían terminar en bullying. ¿Cuáles son las repercusiones en las redes sociales? 

– Yo creo que la comunidad en estos años fue madurando muchísimo al respecto. Muchas chicas al principio, no se animaban por esto de "qué van a decirme, me van a decir comentarios que no me van a gustar, no quiero llamar la atención", entre otras cosas. Y yo creo que eso es algo que nosotras mismas tenemos que romper como mujeres. Yo a veces subo personajes en lencería y la gente me dice "Así no es, esa versión no existe", y yo les digo "qué importa, simplemente, disfrútenlo".  No todos vamos a pensar igual. Yo voy a seguir haciendo esto. Me siento empoderada en ese sentido, me gusta mostrarlo desde un lado artístico.  

La cosplayer, de 1.80 m de altura, en una sesión de fotos en lencería para su cuenta de Instagram
La cosplayer, de 1.80 m de altura, en una sesión de fotos en lencería para su cuenta de Instagram

– ¿Cómo describe a la comunidad geek? 

– Es muy unida, todos hablan con todos, aportan, y eso está buenísimo. Obviamente, tiene sus pro y contra, la gente es muy fanática también y me ha pasado que desestimen mi fanatismo, que me digan "no puede ser que te guste esto, cómo puede ser que vos que sos modelo, estés metida en esto". Yo les digo que crecí con esto. Y se repite este círculo, y una vez que me conocen me dicen "puede ser que tengas razón entonces". Son cariñosos, comprometidos con los artistas en general que se dedican a todo lo que es creación de contenido también, a veces, ellos mismos puede ser un poco "juzgones". 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: