Ámsterdam avanza en su cruzada contra el turismo masivo con una nueva y polémica ordenanza

El gobierno municipal ya había implementado restricciones al consumo de drogas y alcohol en el Barrio Rojo pero, ahora, una nueva medida genera controversia

Guardar

Nuevo

Nuevas medidas de Ámsterdam contra el turismo masivo. REUTERS/Piroschka van de Wouw/File Photo
Nuevas medidas de Ámsterdam contra el turismo masivo. REUTERS/Piroschka van de Wouw/File Photo

La muncipalidad de Ámsterdam continúa aplicando medidas contra el turismo masivo. Luego de realizar distintas campañas durante los últimos 5 años para combatir la invasión de visitantes extranjeros revoltosos, en las últimas horas se conoció una nueva ordenanza que afectará directamente a quienes busquen alojamiento en la capital neerlandesa.

Durante el último tiempo, las autoridades locales ya habían comenzado a tomar medidas para combatir a los turistas que molestan a los residentes locales. Es por eso que desde la muncipalidad comenzaron decidieron atacar de lleno uno de dus grandes atractivos turísticos: prohibieron fumar cannabis en las calles del Barrio Rojo, una zona conocida por sus prostíbulos y sus puntos de venta de drogas. Esta restricción, anunciada por el Ayuntamiento de Ámsterdam, se acompañó de mayores limitaciones al consumo de alcohol y el adelanto de la hora de cierre de bares, restaurantes, cafés y prostíbulos.

La prostitución es legal en Países Bajos y los burdeles del Barrio Rojo forman parte de los principales atractivos turísticos de la capital. No obstante, la policía local ha apodado la zona como el “kilómetro cuadrado de miseria” debido al aumento de la criminalidad. “Los vecinos están muy molestos por el turismo de masas y el abuso de alcohol y drogas en la calle”, señaló el comunicado del Ayuntamiento.

El Barrio Rojo de Ámsterdam es conocido por la presencia de prostíbulos y puntos de venta de drogas. (istock)
El Barrio Rojo de Ámsterdam es conocido por la presencia de prostíbulos y puntos de venta de drogas. (istock)

En 2021, Ámsterdam intentó prohibir a los visitantes extranjeros el acceso a los coffee shops, bajo el argumento de combatir el turismo de masas y la delincuencia vinculada a las drogas, pero la propuesta no prosperó. La medida pretendía que solo los residentes del país pudieran obtener un carné de acceso a estos establecimientos. El Ayuntamiento de Ámsterdam había considerado esta iniciativa como una “intervención histórica”.

Además, la municipalidad observó que “los turistas también atraen a los traficantes callejeros, que arrastran criminalidad e inseguridad”. “El ambiente del barrio a veces puede volverse siniestro, sobre todo por la noche”, agregó el comunicado oficial. Prohibir fumar cannabis en la calle, según las autoridades locales, podría reducir estas molestias, y de no ser así, se plantea extender la prohibición a las terrazas de los coffee shops.

En Ámsterdam los turistas puede comprar cannabis en los coffee shops. Este permiso properó a cambio de reducir la cantidad de puntos de venta y, de hecho, en los últimos 20 años, se ha disminuido el número de coffee shops en la ciudad de 283 a 166, aunque aún constituyen aproximadamente el 30% de todos los coffee shops en Países Bajos.

El consumo de cannabis ha aumentado un 200% con el turismo masivo en Ámsterdam. (Imagen ilustrativa Infobae)
El consumo de cannabis ha aumentado un 200% con el turismo masivo en Ámsterdam. (Imagen ilustrativa Infobae)

Pero aunque hay menos locales, la demanda de cannabis ha aumentado en hasta un 200% con el turismo masivo, con visitantes que llegan en coche desde Alemania, Bélgica, Francia y sobre todo en vuelos baratos desde el Reino Unido. En 2019, un año antes de la pandemia de coronavirus, casi diez millones de turistas visitaron la ciudad, con un 57% de los visitantes del Barrio Rojo afirmando que viajaron principalmente por las drogas.

Cuáles son las nuevas medidas de Ámsterdam contra el turismo masivo

Ahora, como parte de su lucha contra el turismo de masas, la ciudad holandesa anunció que ya no permitirá la construcción de nuevos edificios hoteleros. “Queremos hacer y mantener la ciudad habitable para residentes y visitantes. Esto significa: no sobreturismo, no nuevos hoteles y no más de 20 millones de pernoctaciones de turistas al año en hoteles”, dijo la muncipalidad en un comunicado.

El ayuntamiento de Ámsterdam prohíbe la construcción de nuevos hoteles como parte de su lucha contra el turismo masivo. Foto: Oliver Berg/dpa
El ayuntamiento de Ámsterdam prohíbe la construcción de nuevos hoteles como parte de su lucha contra el turismo masivo. Foto: Oliver Berg/dpa

Sólo se podrá construir un nuevo hotel en Ámsterdam si otro hotel cierra, si no aumenta el número de plazas para dormir y si el nuevo hotel será mejor, por ejemplo más sostenible.

La medida, que generó polémica entre los inversores inmobiliarios, está pensada para nuevos emprendimientos, ya que no se aplica a los hoteles enc onstrucción que ya hayan obtenido un permiso.

Guardar

Nuevo