Bélgica investigará la sospecha de injerencia rusa en las próximas elecciones de la Unión Europea

Alexander De Croo dijo que las agencias investigan quién se acercó a miembros del Parlamento Europeo y les ofreció dinero para promover la propaganda rusa

Compartir
Compartir articulo
El primer ministro belga, Alexander De Croo.
 EFE/EPA/OLIVIER MATTHYS
El primer ministro belga, Alexander De Croo. EFE/EPA/OLIVIER MATTHYS

El primer ministro belga, Alexander De Croo, anunció el viernes una investigación sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones europeas de junio, diciendo que el servicio de inteligencia de su país ha confirmado la existencia de una red que intenta socavar el apoyo a Ucrania.

“Los servicios de inteligencia belgas han confirmado la existencia de redes de interferencia prorrusas con actividades en varios países europeos y también aquí en Bélgica”, afirmó De Croo, cuyo país ostenta actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

De Croo dijo que las agencias belgas están trabajando estrechamente con las autoridades checas después de que se descubriera allí una operación de influencia prorrusa. Dijo que la investigación mostró que se acercaron a miembros del Parlamento Europeo y se les ofreció dinero para promover la propaganda rusa.

“Según nuestro servicio de inteligencia, los objetivos de Moscú son muy claros. El objetivo es ayudar a elegir más candidatos prorrusos al Parlamento Europeo y reforzar una cierta narrativa prorrusa en esa institución”, dijo a los periodistas.

Del 6 al 9 de junio se celebrarán elecciones en toda Europa para elegir un nuevo parlamento de la UE.

De Croo dijo que “el objetivo es muy claro: un apoyo europeo debilitado a Ucrania sirve a Rusia en el campo de batalla y ese es el verdadero objetivo de lo que se ha descubierto en las últimas semanas”.

Los países de la UE han invertido miles de millones de euros en Ucrania, junto con cantidades significativas de armamento y municiones. También han impuesto sanciones a altos funcionarios rusos, incluido el presidente Vladimir Putin, a bancos, empresas y al sector energético desde la invasión a gran escala en febrero de 2022.

El presidente ruso Vladímir Putin. (Alexei Babushkin, Sputnik, Kremlin Pool Photo vía AP)
El presidente ruso Vladímir Putin. (Alexei Babushkin, Sputnik, Kremlin Pool Photo vía AP)

Pero a medida que la guerra se prolonga y las tropas rusas parecen tener ahora una ligera ventaja, ese apoyo se ha vuelto cada vez más difícil de mantener. Hungría, el partidario europeo más cercano a Putin, ha retrasado la entrega de fondos a Ucrania y exige que se lleven a cabo conversaciones de paz.

Refiriéndose a la investigación de los fiscales belgas, De Croo señaló que “los pagos en efectivo no tuvieron lugar en Bélgica, pero la interferencia sí”.

“Estas son preocupaciones serias y por eso he tomado medidas”, dijo. “No podemos permitir este tipo de amenaza rusa entre nosotros. Necesitamos actuar, y necesitamos actuar tanto a nivel nacional como también a nivel de la UE”.

No proporcionó detalles sobre quién podría estar bajo sospecha. Las autoridades belgas descubrieron una operación de tráfico de influencias en el Parlamento Europeo en diciembre de 2022 en la que participaron funcionarios de Qatar. El gobierno de Qatar ha negado las acusaciones.

(Con información de AP)