Hamas rechazó la propuesta de tregua en Gaza y dijo que no tiene los 40 rehenes israelíes necesarios para iniciar un alto el fuego

Las declaraciones del grupo terrorista hacen temer que haya más secuestrados muertos de los que se sabe públicamente y podría dinamitar definitivamente un acuerdo con Israel

Compartir
Compartir articulo
Un hombre camina junto a carteles con imágenes de rehenes que fueron secuestrados por Hamas durante el ataque mortal del 7 de octubre (REUTERS/Hannah McKay)
Un hombre camina junto a carteles con imágenes de rehenes que fueron secuestrados por Hamas durante el ataque mortal del 7 de octubre (REUTERS/Hannah McKay)

Hamas rechazó la propuesta estadounidense para una tregua en Gaza y la liberación de los rehenes israelíes, y en su lugar presentará su propia “hoja de ruta” para poner fin a la guerra en el enclave palestino. Sin embargo, el grupo terrorista dijo que no puede identificar y localizar a los 40 secuestrados israelíes que habrían sido necesarios para lograr el alto el fuego, algo que podría dinamitar cualquier acuerdo, indicaron este miércoles medios estadounidenses e israelíes.

De acuerdo al Wall Street Journal, que citó a mediadores involucrados en las conversaciones en El Cairo, Hamas rechazó la propuesta estadounidense porque no incluiría ninguna referencia al fin de la guerra. El grupo presentará su propia propuesta a finales de esta semana, basada en una oferta anterior, informa el periódico.

Los países mediadores -Qatar, Egipto y Estados Unidos- esperan respuestas a una nueva propuesta de tregua en tres fases que presentaron el domingo a Israel y Hamas.

La primera contempla una tregua de seis semanas, la liberación de 42 rehenes retenidos en Gaza a cambio de 800 a 900 palestinos encarcelados en Israel, el ingreso de 400 a 500 camiones diarios de ayuda alimentaria y el regreso a sus casas en el norte de Gaza de los desplazados por la guerra.

Hamas aseguró que está “estudiando la propuesta”. La Casa Blanca estimó que estas declaraciones “no son muy alentadoras”.

La oferta anterior que busca reflotar Hamas consistía en un acuerdo por etapas en el que Israel liberaría prisioneros a cambio de algunos rehenes, junto con una retirada parcial de las tropas y un acceso sin restricciones al norte de Gaza para los desplazados. Más rehenes serían liberados más tarde, una vez que se retiraran todas las tropas, según esta primera versión.

El diario también citó a un funcionario israelí que dijo que Jerusalén no apoya totalmente la propuesta, ya que considera que favorece demasiado a Hamas, pero está dispuesta a utilizar la oferta como base para las conversaciones.

Un tanque israelí maniobra en la frontera entre Israel y Gaza. (REUTERS/Amir Cohen)
Un tanque israelí maniobra en la frontera entre Israel y Gaza. (REUTERS/Amir Cohen)

El funcionario dijo que hay una mayoría del gobierno israelí que respaldará un acuerdo a pesar de las duras concesiones.

El WSJ dijo que Israel está abierto a utilizar la contrapropuesta de Hamas como base para unas “negociaciones serias”, siempre que la propuesta haga avanzar los esfuerzos, citando al funcionario.

Sin embargo, más tarde otro obstáculo pareció sumarse en el camino que conduce a una tregua.

Según reportó CNN, que citó a un funcionario israelí y una fuente familiarizada con las conversaciones, Hamas indicó que actualmente es incapaz de identificar y localizar a los 40 rehenes israelíes necesarios para la primera fase de un acuerdo de alto el fuego.

Esto hace temer que haya más rehenes muertos de los que se sabe públicamente.

Hamas ha comunicado a los mediadores internacionales -entre los que se encuentran Qatar y Egipto- que no dispone de 40 rehenes vivos que cumplan esos criterios para ser liberados, dijeron ambas fuentes.

Una segunda fuente dijo que la incapacidad -o falta de voluntad- de Hamas para decir a Israel qué rehenes serían liberados, vivos, es un obstáculo importante.

Dado que Hamas parece incapaz de llegar a 40 en las categorías propuestas, Israel ha presionado para que Hamás complete la liberación inicial con rehenes varones más jóvenes, incluidos soldados, dijo el funcionario israelí a CNN.

La guerra estalló el 7 de octubre, cuando comandos de Hamas infiltrados desde Gaza lanzaron un ataque sin precedentes en Israel, que dejó 1.170 muertos, en su mayoría civiles, según cifras israelíes.

El grupo terrorista tomó también 250 rehenes, de los cuales 129 continúan en Gaza, incluidos 34 que se cree han muerto, según las autoridades israelíes.

Se cree que la mayoría de los rehenes que permanecen con vida son soldados varones de las Fuerzas de Defensa de Israel u hombres en edad de reserva militar.

Se espera que Hamas intente utilizarlos en fases posteriores para tratar de negociar concesiones más significativas, incluidos más prisioneros de alto nivel y un final permanente de la guerra.