El módulo Odiseo envió las primeras imágenes desde la superficie lunar pero dejará de funcionar mañana

Su misión se ha visto interrumpida tras alunizar de lado cerca del polo sur de la Luna

Compartir
Compartir articulo
infobae

El aterrizador Odiseo de Intuitive Machines, que ha colocado instrumentos de la NASA en el suelo lunar por primera vez desde el programa Apolo en la década del ‘70, ha enviado imágenes de su entorno.

Odiseo capturó la fotografía de arriba aproximadamente 35 segundos después de lanzarse en su aproximación al lugar de aterrizaje. La cámara está en el lado de popa de estribor del módulo de aterrizaje en esta parte de la misión, según informa la cuenta en X de Intuitive Machines, empresa contratada por la NASA para llevar instrumental científicos a a la Luna.

Sin embargo, se espera que Odiseo deje de funcionar el martes, ya que su misión se ha visto interrumpida tras alunizar de lado cerca del polo sur de la Luna.

Modelo del aterrizador Odiseo colocado de lado en la rueda de prensa posterior a la llegada de la misión a la Luna (Europa Press)
Modelo del aterrizador Odiseo colocado de lado en la rueda de prensa posterior a la llegada de la misión a la Luna (Europa Press)

Intuitive Machines, la empresa de Houston que construyó y pilotó la nave espacial, dijo el lunes que seguirá recogiendo datos hasta que la luz solar deje de iluminar los paneles solares. Según la posición de la Tierra y la Luna, se espera que eso ocurra el martes por la mañana. Faltan dos o tres días para la semana con la que contaban la NASA y otros clientes.

El módulo de aterrizaje, llamado Odiseo, es la primera nave espacial estadounidense que aterriza en la Luna en más de 50 años, llevando experimentos para la NASA, el principal patrocinador. Pero el pasado jueves llegó demasiado rápido y el pie de una de sus seis patas se enganchó en la superficie, provocando su caída, según los responsables de la empresa.

Según las fotos tomadas por el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, Odiseo aterrizó a 1,5 kilómetros de su objetivo, cerca del cráter Malapert A, a unos 300 kilómetros del polo sur de la Luna.

La aeronave Odysseus cerca de la Luna (Intuitive Machines/REUTERS)
La aeronave Odysseus cerca de la Luna (Intuitive Machines/REUTERS)

Las fotos de la LRO tomadas a 90 kilómetros de altura son las únicas que muestran al módulo de aterrizaje en la superficie, pero como poco más que una mancha en las imágenes granuladas. Un experimento de eyección de cámara realizado por la Embry-Riddle Aeronautical University, para capturar imágenes del módulo de aterrizaje mientras ambos descendían, se canceló poco antes del aterrizaje debido a un problema de navegación de última hora.

Según la NASA, el módulo de aterrizaje acabó en un pequeño cráter degradado con una pendiente de 12 grados. Es lo más cerca que una nave espacial ha estado nunca del polo sur, una zona de interés debido a la sospecha de la existencia de agua congelada en los cráteres permanentemente ensombrecidos de la zona.

La NASA, que planea el aterrizaje de astronautas en esta región en los próximos años, pagó a Intuitive Machines 118 millones de dólares por llevar seis experimentos a la superficie. Otros clientes también llevaron objetos a bordo.

En lugar de aterrizar en posición vertical, el Odiseo , de 4,3 metros de eslora, cayó de lado, lo que dificultó la comunicación con la Tierra. Algunas antenas quedaron cubiertas por el módulo de aterrizaje, y las que aún estaban expuestas acabaron cerca del suelo, lo que provocó que las comunicaciones fueran irregulares. Los paneles solares también acabaron mucho más cerca de la superficie de lo previsto, lo que no era ideal en un terreno tan accidentado. Incluso en las mejores circunstancias, Odiseo sólo dispuso de una semana para operar en la superficie antes de que llegara la larga noche lunar.

Desde la década de 1960, sólo Estados Unidos, Rusia, China, India y Japón han logrado alunizar con éxito, y sólo Estados Unidos con tripulación. El módulo de aterrizaje japonés también se equivocó de lado el mes pasado.

A pesar de su alunizaje inclinado, Intuitive Machines se convirtió en la primera empresa privada en unirse al selecto grupo. Otra empresa estadounidense, Astrobotic Technology, lo intentó el mes pasado, pero no llegó a la Luna debido a una fuga de combustible.

Intuitive Machines también estuvo a punto de fracasar. Los equipos de tierra no encendieron el interruptor de los láseres de navegación del módulo de aterrizaje antes del despegue desde Florida el 15 de febrero. El descuido no se descubrió hasta que Odiseo estaba dando vueltas alrededor de la Luna, lo que obligó a los controladores de vuelo a confiar en un dispositivo de navegación láser de la NASA que estaba a bordo simplemente como experimento.

Al final, los láseres de prueba de la NASA guiaron al Odiseo a un aterrizaje casi en el blanco, lo que dio lugar al primer alunizaje de una nave espacial estadounidense desde el programa Apolo.

Doce astronautas del programa Apolo pisaron la Luna entre 1969 y 1972. Aunque la NASA llegó a poner un satélite de vez en cuando alrededor de la Luna, Estados Unidos no lanzó otra misión de alunizaje hasta el mes pasado. El vuelo fallido de Astrobotic fue el primero del programa de la NASA para promover los envíos comerciales a la Luna.

Tanto Intuitive Machines como Astrobotic tienen contratos con la NASA para realizar más alunizajes.

(Con información de EP y AP)