Israel abatió a Hassan Ali Dakdouk, jefe terrorista de Hezbollah en el sur de Siria e hijo de un alto mando de la organización

El incidente, ocurrido cerca de la frontera siria en los Altos del Golán, resultó en la muerte de otros dos miembros del grupo extremista y un ciudadano sirio. Asimismo, varios israelíes resultaron heridos en medio de la escalada de tensiones en la región

Compartir
Compartir articulo
Hassan Ali Dakdouk, líder del grupo terrorista Hezbollah
Hassan Ali Dakdouk, líder del grupo terrorista Hezbollah

Hezbollah ha confirmado la muerte de uno de sus altos miembros, Hassan Ali Dakdouk, hijo de Ali Mussa Dakdouk, en un presunto ataque con aviones no tripulados israelíes en Siria. Este último es señalado como el encargado de las operaciones del grupo terrorista en el sur de Siria y, según informes, se le atribuye la responsabilidad de entrenar milicias proiraníes en Irak con el objetivo de atacar a las fuerzas estadounidenses.

El incidente, ocurrido cerca de la frontera siria en los Altos del Golán, resultó en la muerte de cuatro personas, tres de ellas presuntos terroristas de Hezbollah y un ciudadano sirio. Simultáneamente, Israel y Hezbollah intercambiaban disparos a través de la frontera libanesa, y varios israelíes resultaron heridos en medio de la escalada de tensiones en la región.

Ali Mussa Dakdouk, padre de Hassan Ali, ya había estado en el radar de las fuerzas estadounidenses en el pasado. En 2007, fue detenido en Irak por presunta implicación en actividades terroristas y entrenamiento de milicias. Sin embargo, Dakdouk fue posteriormente liberado, generando controversias sobre las estrategias y decisiones relacionadas con la lucha contra el terrorismo en la región.

Aunque el ejército israelí tiene la práctica de no comentar específicamente sobre ataques en territorio sirio, ha reconocido la realización de numerosas incursiones en la última década. Estos ataques están dirigidos principalmente contra grupos terroristas respaldados por Irán que buscan establecer una presencia en Siria. La región ha sido testigo de tensiones crecientes debido a la presencia y las actividades de actores estatales y no estatales con intereses divergentes.

Hassan Ali Dakdouk junto a Qasem Soleimani, el general iraní que fue abatido en Irak en 2020 por las fuerzas de EEUU
Hassan Ali Dakdouk junto a Qasem Soleimani, el general iraní que fue abatido en Irak en 2020 por las fuerzas de EEUU

La confirmación de la muerte de Hassan Ali Dakdouk agrega un elemento significativo a la complejidad del conflicto en la región. Hezbollah, respaldado por Irán, ha sido un actor clave en el escenario de Oriente Medio, participando activamente en conflictos y desafíos regionales. La muerte del hijo de uno de sus líderes más destacados puede tener implicaciones en la dinámica interna del grupo y su relación con Irán.

Además, la presunta participación de Ali Mussa Dakdouk en la formación de milicias en Irak resalta la complejidad de las redes de influencia y la rivalidad regional. La región de Oriente Medio sigue siendo un escenario de competencia entre diversas potencias, cada una persiguiendo sus intereses estratégicos.

El incidente también subraya la delicada situación en la frontera entre Israel y Líbano, donde los enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y Hezbollah han sido recurrentes. La escalada de tensiones puede tener ramificaciones más allá de las fronteras inmediatas, afectando la estabilidad regional y generando preocupaciones sobre la posibilidad de un conflicto más amplio.

A medida que los informes sobre este incidente continúan desarrollándose, queda por verse cómo impactará en la dinámica geopolítica de la región y si llevará a nuevas tensiones o negociaciones. La situación en Oriente Medio sigue siendo fluida y sujeta a cambios rápidos, lo que subraya la necesidad de una atención continua a los acontecimientos en la región.