Rusia dio inicio a la campaña electoral aunque aún sin la postulación formal de Vladimir Putin

El líder del Kremlin sigue poniendo suspenso sobre su anuncio de cara a marzo del año entrante, cuando se elegirá al próximo Presidente

Compartir
Compartir articulo
Rusia dio inicio a la campaña electoral aunque aún sin la postulación formal de Vladimir Putin (REUTERS)
Rusia dio inicio a la campaña electoral aunque aún sin la postulación formal de Vladimir Putin (REUTERS)

La Duma rusa definió este jueves el 17 de marzo del año entrante como fecha para celebrar los comicios presidenciales, dando así inicio a la campaña electoral. La presidenta del Senado, Valentina Matviyenko, fue la encargada de anunciar la decisión y abrir el juego al arco político para que se postule y compita por su lugar en el Kremlin.

Éstas serán las primeras elecciones federales desde el inicio de la guerra que Vladimir Putin ordenó sobre Ucrania y en las que se espera participación de las cuatro regiones anexionadas en el país vecino, incluida la península de Crimea.

Además de la fecha exacta para la celebración de los comicios, la expectativa estaba puesta principalmente sobre Putin, quien lleva meses poniendo suspenso al lanzamiento de su campaña electoral que, aunque aún sigue sin confirmarse, se da prácticamente por sentada.

La Duma fijó en el 17 de marzo de 2024 la fecha para los comicios (EFE)
La Duma fijó en el 17 de marzo de 2024 la fecha para los comicios (EFE)

Desde hace más de dos décadas, Putin domina la política rusa. Su naturaleza autoritaria le permitió hacerse con el mando del país durante años y hasta implementar una reforma constitucional que lo avala a permanecer en el cargo hasta 2036.

Si bien su victoria está casi garantizada, se espera que el ruso haga su gran anuncio el próximo 14 de diciembre durante su conferencia de prensa anual.

Según la consultora Fondo de Opinión Pública, el 70% de la población aprueba su continuidad en el Kremlin mientras un 8% considera que debe abandonar la política. “Nuestro pueblo tomará la única decisión correcta al votar por Rusia, por la victoria, por el futuro de un país fuerte y soberano”, confió Matviyenko.

Sin embargo, civiles y analistas ven con desconfianza estas cifras, ya que creen que la guerra en Ucrania es uno de los principales puntos débiles que podrían llevar al ruso a no salir tan beneficiado en los comicios.

En las elecciones, el conflicto bélico que ya está a poco de cumplir dos años podría ser considerado como una suerte de referéndum en el que el pueblo se manifieste y avale o rechace el accionar de las Fuerzas Armadas que, desde la toma de Bakhmut, no lograron otra victoria memorable. Inclusive, el oficialismo deberá eludir esta narrativa que durante meses impulsó.

La guerra en Ucrania, que está próxima a cumplir dos años, será un punto clave tanto en la campaña oficialista como en la opositora (Europa Press)
La guerra en Ucrania, que está próxima a cumplir dos años, será un punto clave tanto en la campaña oficialista como en la opositora (Europa Press)

A ello se suma la enorme cantidad de bajas que se registran hasta el momento que, si bien el oficialismo mantiene en 5.937, medios independientes confirmaron en más de 50.000. Aquí, los propios familiares de los soldados y reservistas tendrán su protagonismo, presentándose como una de las principales amenazas para el Kremlin.

Putin, de todas formas, no se dejará amedrentar por este escenario; por el contrario, tiene planeado centrar su campaña en la guerra, aunque para su beneficio, con el eje puesto en el antagonismo con Occidente, Estados Unidos y la OTAN.

“Las elecciones de 2024 son un referéndum para aprobar sus acciones, para aprobar la guerra”, explicó al respecto el opositor encarcelado Alexei Navalny.

En la vereda de enfrente a Putin tampoco hay, aún, muchas precisiones pero ya comenzaron a surgir los primeros posibles postulantes. A pesar de que la mayoría de los opositores estén encarcelados o exiliados, algunos políticos siguen en carrera para llegar al Ejecutivo.

Entre ellos destacan el ex legislador Boris Nadezhdin, que ocupa un escaño en un consejo municipal de Moscú; Yekaterina Duntsova, una periodista y abogada, ex miembro de la Asamblea Legislativa de Tver; e Igor Strelkov, un conservador nacionalista que acusó a Putin de debilidad e indecisión en la guerra.

Igor Strelkov es uno de los nombres que resuenan como posible candidato en las elecciones aunque aún falta confirmar su postulación (REUTERS)
Igor Strelkov es uno de los nombres que resuenan como posible candidato en las elecciones aunque aún falta confirmar su postulación (REUTERS)

Sobre el último, existen grandes dudas ya que su extremismo fue condenado por las autoridades rusas y podría quedar inhabilitado de participar mientras que, sobre los dos primeros, se desconoce si lograrán -efectivamente- alcanzar las cientos de miles de firmas que la Duma exige para avalar su candidatura independiente.

De todas formas, Putin aún cuenta con otros as bajo la manga. Incluso con contrincantes fuertes, el Presidente prevé implementar el voto electrónico y -posiblemente- extender los comicios durante tres jornadas, para dificultar el escrutinio de observadores independientes.

Es por ello que Navalny apeló a la cooperación del pueblo y los llamó a boicotear los comicios, votando “a cualquier otro candidato”.

“Sin duda, a nosotros nos espera una parodia del proceso electoral”, señaló el opositor, que cumple 30 años de prisión, e insistió en su pedido “a cada uno a utilizar los cien días que quedan hasta la votación para hacer propaganda contra Putin (...), explicar que, de 71 años, lleva 24 años en el poder y no debe permanecer en él otros seis. Él perjudica a Rusia y debe marcharse”.

(Con información de AP y EFE)