La Armada de China se expande en el Pacífico: sus buques atracaron en una base naval camboyana que estará al servicio de Beijing

La base está situada en el golfo de Tailandia, adyacente al mar Meridional, donde el régimen reclama agresivamente el control total de la estratégica vía marítima

Compartir
Compartir articulo
El ex ministro de Defensa de Camboya Tea Banh, segundo por la derecha, pasa revista a miembros de la Armada antes de un entrenamiento en la Base Naval de Ream en Sihanoukville,  (Ream Naval Base's Facebook page via AP)
El ex ministro de Defensa de Camboya Tea Banh, segundo por la derecha, pasa revista a miembros de la Armada antes de un entrenamiento en la Base Naval de Ream en Sihanoukville, (Ream Naval Base's Facebook page via AP)

Buques de la armada china se han convertido en los primeros barcos en atracar en un nuevo muelle de una base naval camboyana que, según Estados Unidos y algunos analistas internacionales de seguridad, está destinada a servir de avanzada estratégica para la armada de Beijing.

El atraque de los dos buques, que recibió poca publicidad, coincidió con una visita oficial a Camboya esta semana del máximo responsable de defensa chino, el vicepresidente de la Comisión Militar Central, He Weidong.

La noticia de que al menos dos buques chinos habían atracado en la base naval de Ream, en el golfo de Tailandia, se conoció indirectamente, a través de un post en Facebook publicado el domingo por el ministro camboyano de Defensa, Tea Seiha. En él decía que había visitado la base para ver los preparativos del entrenamiento de la armada camboyana y para inspeccionar los avances en la construcción de infraestructuras, pero no mencionaba a China por su nombre.

Dos buques de guerra chinos atracados en la base.  (Ream Naval Base's Facebook page via AP)
Dos buques de guerra chinos atracados en la base. (Ream Naval Base's Facebook page via AP)

También publicó fotos en las que aparecían funcionarios camboyanos con el embajador chino, Wang Wentian, y pasando revista a marinos chinos. En las fotos podían verse al menos dos buques de guerra, uno cuya pasarela lo identificaba como la corbeta Wenshan de la armada china.

El ex ministro de Defensa de Camboya Tea Banh junto al embajador chino Wang Wentian (Ream Naval Base Facebook via AP)
El ex ministro de Defensa de Camboya Tea Banh junto al embajador chino Wang Wentian (Ream Naval Base Facebook via AP)

Las fotos de satélite tomadas el domingo por Planet Labs PBC analizadas por The Associated Press muestran lo que parecen ser dos buques de guerra chinos atracados en la base. Corresponden a las imágenes compartidas en línea por Tea Seiha.

El análisis de AP, comparando las medidas del buque y las imágenes difundidas por el ministro, sugiere que ambos podrían ser corbetas chinas Tipo 56.

Las fotos de satélite tomadas el domingo por Planet Labs PBC analizadas por The Associated Press muestran lo que parecen ser dos buques de guerra chinos atracados en la base. (Planet Labs PBC via AP)
Las fotos de satélite tomadas el domingo por Planet Labs PBC analizadas por The Associated Press muestran lo que parecen ser dos buques de guerra chinos atracados en la base. (Planet Labs PBC via AP)

La polémica sobre la base naval de Ream surgió inicialmente en 2019, cuando The Wall Street Journal informó de que un primer borrador de un supuesto acuerdo visto por funcionarios estadounidenses permitiría a China utilizar la base durante 30 años, donde podría destinar personal militar, almacenar armas y atracar buques de guerra.

El entonces primer ministro de Camboya, Hun Sen, negó que existiera tal acuerdo. Señaló que la Constitución de Camboya no permite el establecimiento de bases militares extranjeras en su territorio, pero afirmó que los buques visitantes de todas las naciones son bienvenidos.

La base está situada en el golfo de Tailandia, adyacente al mar de China Meridional, donde China ha reclamado agresivamente la práctica totalidad de la estratégica vía fluvial. Estados Unidos se ha negado a reconocer la amplia reivindicación china y realiza maniobras militares de forma rutinaria en la zona para reafirmar que se trata de aguas internacionales.

Una base china en Camboya podría convertirse en un punto de estrangulamiento en el golfo de Tailandia, cerca del estratégicamente importante estrecho de Malaca.

Los derechos de base en Camboya ampliarían considerablemente el perfil militar estratégico de Beijing e inclinarían el equilibrio de poder regional de una manera que presionaría a los países adyacentes del sudeste asiático, cuyas preocupaciones de seguridad tradicionalmente han estado más alineadas con Estados Unidos.

Washington ha manifestado en repetidas ocasiones su preocupación por el uso que se pretende dar a la base. Cuando China y Camboya pusieron la primera piedra de su proyecto de ampliación del puerto naval en junio del año pasado, la embajada estadounidense en Phnom Penh reiteró la postura de Washington de que una “presencia militar china en Ream podría amenazar la autonomía de Camboya y socavar la seguridad regional”.

“Estados Unidos y los países de la región han expresado su preocupación por la falta de transparencia sobre la intención, la naturaleza y el alcance de este proyecto, así como por el papel que el ejército de la República Popular China (China) está desempeñando en su construcción y en el uso posterior a la construcción de la instalación”, decía un comunicado de la embajada enviado a la AP.

Las obras en la base naval (Ream Naval Base's Facebook page via AP)
Las obras en la base naval (Ream Naval Base's Facebook page via AP)

China es el mayor inversor y el socio político más cercano de Camboya. El apoyo de Beijing permite a Camboya hacer caso omiso de las preocupaciones occidentales sobre su pobre historial en materia de derechos humanos y políticos, y a su vez Camboya apoya en general las posiciones geopolíticas de Beijing en cuestiones como sus reclamaciones territoriales en el mar de China Meridional.

El primer ministro Hun Manet, que sucedió a su padre Hun Sen en el cargo de líder a principios de este año, dijo en un post el lunes en la plataforma de mensajería Telegram que él y el funcionario visitante de China discutieron la continuación de la cooperación militar a través de acuerdos entre sus respectivos ministerios de Defensa sobre la formación de recursos humanos y las operaciones de desminado.

Hun Manet también recordó cómo, cuando ocupaba el cargo de comandante del ejército de Camboya, tomó la iniciativa de reforzar la cooperación entre las fuerzas armadas de ambos países, colaborando en un memorando de entendimiento que permitió mejorar las relaciones entre unidades e intercambios de formación que mejoraron la capacidad del ejército camboyano.

El primer viaje oficial al extranjero de Hun Manet tras convertirse en primer ministro fue a Beijing, reflejo de las cálidas relaciones de su país con China.