Ucrania derribó 71 drones rusos en un sólo día, el mayor ataque con naves no tripuladas desde el inicio de guerra

Cinco personas resultaron heridas, entre ellas un niño de 11 años, y decenas de edificios quedaron sin electricidad

Compartir
Compartir articulo
Es el mayor ataque desde el inicio de la guerra.

Ucrania afirmó el sábado que derribó 71 drones rusos durante la noche, en lo que calificó como el peor ataque con estos aparatos contra la capital, Kiev, desde el inicio de la invasión en febrero de 2022.

Cinco personas resultaron heridas, entre ellas un niño de 11 años, y decenas de edificios quedaron sin electricidad, señalaron las autoridades ucranianas.

El ejército del aire destruyó 71 drones de ataque Shahed. “La mayor parte fueron derribados en la región de Kiev”, precisó el ejército.

La alerta aérea en la ciudad duró seis horas, y los restos de drones caídos causaron incendios y dañaron edificios en distintos puntos de la capital, indicó el alcalde, Vitali Klitschko.

“El enemigo continúa sembrando el terror”, dijo el regidor.

El ataque provocó cortes de suministro eléctrico a gran escala en la capital, tras romperse una línea de alimentación, indicó el ministerio ucraniano de Energía.

Un dron ruso durante un ataque contra Ucrania, en Kiev. REUTERS/Roman Petushkov/Foto de archivo
Un dron ruso durante un ataque contra Ucrania, en Kiev. REUTERS/Roman Petushkov/Foto de archivo

“En consecuencia, 77 edificios residenciales y 120 edificios de la parte central de la ciudad quedaron sin electricidad”, detalló el ministerio.

Los ataques con drones se multiplicaron en los últimos meses, y han sido obra tanto de las fuerzas de Kiev como de las fuerzas rusas.

Rusia indicó el viernes haber derribado 16 drones ucranianos en el sur del país y sobre la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014 y blanco regular de ataques de las fuerzas de Kiev, por su valor estratégico en el mar Negro.

El mismo día, el ejército ucraniano dijo que sus sistemas de defensa aérea habían abatido durante la noche tres drones de ataque de fabricación iraní, lanzados por las fuerzas rusas.

Partes de lo que las autoridades ucranianas consideran un dron suicida Shahed-136 de fabricación iraní, encontradas después del ataque ruso.  REUTERS/Vyacheslav Madiyevskyy
Partes de lo que las autoridades ucranianas consideran un dron suicida Shahed-136 de fabricación iraní, encontradas después del ataque ruso. REUTERS/Vyacheslav Madiyevskyy

El ataque de este sábado coincide por otro lado con la conmemoración en Ucrania del “Holodomor”, la hambruna y muerte de millones de personas en el país en la década de 1930 a causa de la política del líder soviético Jósif Stalin.

“Más de 70 [drones] Shahed la noche de la conmemoración de Holodomor (...) Los dirigentes rusos están orgullosos de su capacidad de matar”, comentó en sus redes sociales el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, quien enfatizó que es “imposible” olvidar o perdonar esos crímenes del estalinismo.

Ucrania perdió entre cuatro y ocho millones de habitantes en la gran hambruna de 1932-1933 durante el proceso de colectivización de sus tierras. Dicha hambruna, según los historiadores, fue orquestada por Stalin para reprimir cualquier veleidad nacionalista e independentista en el país, por entonces una república soviética.

(Con información de AFP)