Hassan Nasrallah admitió que Irán apoya la guerra contra Israel “en todos los aspectos, económico y militar, político y moral”

El jefe del grupo terrorista Hezbollah volvió a transmitir un mensaje público en el que respaldó a Hamas y reveló su estrategia de desgaste de la defensa aérea israelí

Compartir
Compartir articulo
El jefe del grupo terrorista Hezbollah en Líbano, Sayyed Hassan Nasrallah, emitió un nuevo mensaje desde los ataques de Hamas a Israel (REUTERS)
El jefe del grupo terrorista Hezbollah en Líbano, Sayyed Hassan Nasrallah, emitió un nuevo mensaje desde los ataques de Hamas a Israel (REUTERS)

El secretario general del grupo terrorista Hezbollah, Hassan Nasrallah, declaró en su segundo discurso desde el comienzo del brutal ataque de Hamas contra que “la República Islámica de Irán ha proporcionado apoyo financiero, diplomático y militar”.

Afirmó que Irán apoya los ataques contra Israel “en todos los aspectos, económico y militar, político y moral”. Y agregó que que la Resistencia en Asia Occidental ha prosperado gracias al continuo apoyo de Irán, y esto es lo que les ha permitido continuar su lucha hasta ahora.

En su discurso emitido en Beirut aseguró que “el mundo árabe e islámico está pendiente de la cumbre de Riad. No se exige mover ejércitos y actuar militarmente contra Israel, sino actuar como un obstáculo y presionar a Estados Unidos para que actúe contra el gobierno y amenace con medidas diplomáticas para detener la agresión”.

El jefe terrorista también dijo que el eje de “la resistencia” está consiguiendo frenar a Israel con una “contención heroica”. Se refirió a los ataques de los rebeldes yemeníes contra Israel y dijo que “sus resultados son significativos. Israel se ve obligado a desviar parte de su sistema de defensa aérea a la zona de Eilat”. Añadió que “Estados Unidos sigue amenazando a Yemen e Irak, así como a Hezbollah, tanto indirecta como directamente. Los estadounidenses continúan con sus amenazas”.

Nasrallah también admitió que Hezbollah lanza drones contra Israel “todos los días”, algunos ofensivos y otros utilizados para recabar información. Según declaró, algunos “llegan hasta Haifa y todo el norte. Algunos vuelven, otros no, pero tampoco pasa nada, ya que forma parte de la guerra de desgaste de la defensa aérea israelí”.

En su discurso, Nasrallah se refirió al frente libanés, señalando que los drones ofensivos de Israel son un “nuevo actor”, lo que hace que las tareas de Hezbollah sean más difíciles. “A pesar de todo, estamos aumentando los ataques. También aumenta el uso de los nuevos drones de ataque de Hezbollah”, describió.

Irán busca sumar aliados árabes

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, afirmó este sábado que los países musulmanes deben armar a los palestinos de Gaza, y llamó a imponer un boicot económico y energético a Israel. “Los países musulmanes deben armar a los palestinos si continúan los ataques contra el pueblo de Gaza”, dijo Raisi en un discurso en la cumbre árabe-islámica que se celebra en Riad con la participación de decenas de jefes de Estado árabes y de países de mayoría musulmana.

El mandatario iraní llamó además a imponer un boicot económico y energético contra Israel por los bombardeos contra Gaza: “El comercio y la cooperación con el régimen sionista debe ser paralizado y se debe embargar los productos israelíes”, dijo el político iraní, que calificó como una “vergüenza” que algunos países islámicos proporcionen petróleo a Israel.

Como “solución sostenible” al conflicto israelí-palestino, Raisí propuso el establecimiento de un Estado Palestino desde “desde el río (Jordán) hasta el mar (Mediterráneo), lo que significaría la desapariciónd el Estado de Israel.

Y una vez más mostró su apoyo a los palestinos que luchan contra los israelíes, que calificó de “un movimiento de liberación” “Besamos la mano y el brazo del heroico Hamas y saludamos la voluntad férrea del resistente pueblo de Gaza”, dijo Raisí.

Teherán celebró el ataque de su aliado Hamas contra Israel el 7 de octubre y desde entonces ha advertido en repetidas ocasiones de la posibilidad de que sus aliados abran otros frentes si no paran los bombardeos de Gaza, en los que han muerto más de 11.000 palestinos.