El Ejército de Israel respondió un nuevo ataque lanzado por Hezbollah desde Líbano

Las Fuerzas Armadas respondieron con artillería los disparos de proyectiles e interceptaron un drone cerca de la frontera

Compartir
Compartir articulo
Continúa la tensión en la frontera entre Israel y Líbano (Europa Press/Contacto/Ayal Margolin/JINI)
Continúa la tensión en la frontera entre Israel y Líbano (Europa Press/Contacto/Ayal Margolin/JINI)

Varios proyectiles lanzados desde Líbano impactaron este domingo en Israel, que respondió atacando territorio libanés e interceptó también un aparato aéreo no tripulado, en otra jornada de intercambio de fuego en la zona fronteriza entre ambos países.

Según informó el Ejército israelí, su sistema antiaéreo pudo detectar e interceptar un drone que volaba desde Líbano hacia Israel y también “se identificaron varios lanzamientos” de cohetes lanzados desde el país árabe hacia la comunidad israelí de Avivim, al lado de la línea fronteriza, lo que provocó un incendio.

Tras ello, las fuerzas israelíes “respondieron con artillería al origen de los disparos” en Líbano, dijo un portavoz militar en un comunicado, después de que esta mañana sonaran las alarmas antiaéreas en varias zonas del norte de Israel, entre ellas la localidad de mayoría árabe de Arab al Aramshe.

En tanto, el avión no tripulado fue detectado “muy dentro del territorio de Líbano” y fue “seguido por los sistemas de detección y control” para posteriormente ser “interceptado con éxito” por los sistemas defensivos israelíes, informaron las Fuerzas Armadas israelíes en su página web.

En medio del fuego cruzado, un civil israelí murió este domingo por el disparo de un misil antitanque desde el Líbano hacia el norte de Israel.

La autoría del ataque fue reivindicada por Hezbollah, que dijo que actuó “en respuesta al crimen atroz y brutal cometido” por Israel, al que acusó de haber matado poco antes a al menos cuatro civiles -entre ellos tres niños de entre 10 y 14 años- en un ataque con drone que impactó contra un coche en el sur libanés.

Tras ello, terroristas libaneses lanzaron después una ráfaga de misiles antitanque hacia territorio israelí, lo que causó la muerte de un ciudadano cerca de la comunidad fronteriza israelí de Yiftah, informó un portavoz del Ejército en un comunicado.

Según agregó, Hezbollah “sigue atacando sitios militares israelíes y ciudades civiles, sin distinguir entre civiles y personal miliar”.

Israel sigue respondiendo los ataques lanzados desde Líbano (JINI / Xinhua News / ContactoPhoto)
Israel sigue respondiendo los ataques lanzados desde Líbano (JINI / Xinhua News / ContactoPhoto)

El fuego cruzado entre Israel y milicias en Líbano -tanto milicianos palestinos como el grupo terrorista Hezbollah- se repite casi a diario desde el inicio de la guerra entre el Ejército israelí y el grupo extremista palestino Hamas en Gaza hace prácticamente un mes.

La guerra ha elevado la tensión en toda la región y llevó a la evacuación de miles de residentes en localidades israelíes y libanesas cercanas a la frontera, donde se teme que el actual intercambio de fuego -aún de intensidad relativamente moderada- derive en un conflicto de mayor escala entre Israel y Hezbollah, que ya se enfrentaron en una guerra abierta en 2006.

Todo ello se produce tras el discurso de hace dos días de Hassan Nasrallah, líder político y espiritual de Hezbollah, que el viernes apoyó las acciones de Hamas y aseguró que los ataques desde Líbano hacia Israel seguirán, aunque no dijo abiertamente que Hezbollah tenga intención de entrar en un conflicto de mayor dimensión actualmente.

En su primera aparición pública después de la masacre que ejecutaron las milicias palestinas de Hamas en los kibutz y las bases militares israelíes Nasrallah celebró el hecho como “bendito y heroico”, y trató de justificarlo haciendo foco en la lucha de la resistencia palestina que se opone a la existencia del estado de Israel desde hace 75 años.

También elogió que el ataque se haya mantenido en secreto y la sorpresa que se llevaron las Fuerzas de Defensa de Israel: “Esa confidencialidad absoluta es la que garantizó el éxito de la operación por el factor sorpresa. Hemos felicitado la operación, no nos molesta la confidencialidad”, dijo.

Con este argumento buscó también excluir a Irán de su papel de mentor del ataque, ya sea por el entrenamiento y financiación que le brinda a sus “proxies”, las milicias antiisraelíes en Medio Oriente, como por el armamento que provee.

Además vaticinó que “la operación Al Aqsa causó un terremoto en Israel”, y que “por más que hagan lo que hagan los gobiernos del enemigo, nunca lograrán modificar lo que provocó en el futuro del conflicto con Israel”.

Israel advirtió que si Nasrallah, jefe del grupo terrorista Hezbollah, "comete un error, sellará el destino de Líbano” (Marwan Naamani/dpa)
Israel advirtió que si Nasrallah, jefe del grupo terrorista Hezbollah, "comete un error, sellará el destino de Líbano” (Marwan Naamani/dpa)

Nasrallah trató de resaltar el papel de Hezbollah en el conflicto, ante críticas internas en el Líbano que reclaman más participación de su grupo: “Para algunos que exigen que Hezbollah entre en una guerra rápida con el enemigo israeli, puede parecer algo pequeño lo que pasa en la frontera, pero es importante y grande”.

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, visitó este sábado zonas del norte de país cercanas a la frontera con Líbano, desde donde ha advertido a Nasrallah de que su grupo no debe cometer “errores” que puedan derivar en una nueva escalada también en este área.

“Si Nasrallah comete un error, sellará el destino de Líbano”, dijo Gallant, un día después del discurso del jefe terrorista.

La tensión actual en la frontera entre Israel y Líbano, la mayor desde 2006, ha causado al menos 79 muertos: 8 en Israel -7 soldados y un civil- y al menos 71 en el Líbano, incluyendo 8 civiles -entre ellos un camarógrafo de la agencia Reuters-, 57 miembros de Hezbollah y 6 integrantes de milicias palestinas.

(Con información de EFE y Reuters)