Israel ordenó la retirada de su embajadora en Turquía tras un discurso del presidente Recep Erdogan

El mandatario turco hizo una comparación entre el Holocausto judío y los bombardeos israelíes contra los terroristas en Gaza. Y anteriormente dijo que Hamas “no es una organización terrorista sino un grupo de luchadores por la libertad”

Compartir
Compartir articulo
El ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen (REUTERS)
El ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen (REUTERS)

El ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen, anunció este sábado la retirada de los representantes diplomáticos de su país de Ankara -incluida la embajadora Irit Lillian-, en aparente reacción a un encendido discurso del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que comparó los bombardeos israelíes contra terroristas en Gaza con el Holocausto.

“Vistas las graves declaraciones que llegan desde Turquía, he ordenado el regreso de los representantes diplomáticos allí para llevar a cabo una reevaluación de las relaciones entre Israel y Turquía”, escribió Cohen en la red X, antes Twitter.

Pocas horas antes este sábado, frente a una enorme muchedumbre congregada en Estambul, Erdogan había comparado en un discurso los bombardeos israelíes sobre Gaza con el Holocausto judío y las bombas atómicas de la II Guerra Mundial, atribuyendo todo a la mentalidad de “Occidente”.

“Lo que saben hacer bien es matar. Aniquilaron a los judíos en las cámaras de gas, borraron ciudades del mapa con sus habitantes dentro con bombas atómicas. La misma mentalidad la vemos hoy en Gaza”, dijo el presidente turco en la manifestación.

El martes pasado, Erdogan había declarado que Hamas, la organización islamista que domina Gaza y que hace tres semanas lanzó un ataque contra Israel, matando a más de 1.400 personas, la gran mayoría civiles, “no es una organización terrorista sino un grupo de luchadores por la libertad”.

Hoy, además, se quejó de que la oposición turca considera a Hamas “igual de terrorista que (el primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu”, en su opinión una postura “desafortunada”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habló este sábado durante un mitin en solidaridad con los palestinos de Gaza, en medio del actual conflicto entre Israel y el grupo terrorista palestino Hamas, en Estambul (REUTERS)
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habló este sábado durante un mitin en solidaridad con los palestinos de Gaza, en medio del actual conflicto entre Israel y el grupo terrorista palestino Hamas, en Estambul (REUTERS)

Hace apenas un año que Israel y Turquía intercambiaron embajadores, tras cinco años de tensiones, iniciando así una reconciliación que culminó con la visita del presidente israelí, Isaac Herzog, a Ankara en marzo pasado, mientras que se planificaba para el futuro tanto una visita de Netanyahu a Turquía como una de Erdogan a Israel.

Pero Erdogan anunció el martes pasado que había descartado este plan y en los últimos días ha elevado el tono de sus críticas a Israel.

Según la prensa hebrea, los representantes diplomáticos israelíes en Turquía ya regresaron a su país el jueves pasado por motivos de seguridad, pero se trataba entonces de una “medida temporal”, mientras que el mensaje de Cohen conlleva un mensaje diplomático de ruptura.

La embajadora de Israel en Turquía, Irit Lillian (Reuters)
La embajadora de Israel en Turquía, Irit Lillian (Reuters)

La última gran crisis diplomática entre Israel y Turquía ocurrió en 2010, cuando el Ejército israelí realizó un asalto al buque ‘Mavi Marmara’, que formaba parte de la denominada Flotilla de la Libertad que intentaba sortear el bloqueo impuesto contra la Franja de Gaza. La situación se prolongó hasta 2022, cuando Israel anunció el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la designación de sendos embajadores.

Israel y Turquía -una nación abrumadoramente musulmana que constituye el baluarte de las defensas de la OTAN en los confines de Medio Oriente- también estaban reanudando las conversaciones sobre un proyecto de gasoducto respaldado por Estados Unidos que podría haber sentado las bases de una cooperación mucho más estrecha y duradera en los próximos años. Pero las relaciones se deterioraron cuando Erdogan empezó a aumentar el ritmo y el veneno de sus ataques contra la operación militar de represalia de Israel contra Hamas en la Franja de Gaza.

Además, el discurso de Erdogan de este sábado se produjo en respuesta a días de protestas propalestinas en Estambul y otras grandes ciudades organizadas por los grupos islámicos más conservadores de Turquía.

Sin embargo, una encuesta publicada esta semana mostraba que la mayoría de los encuestados preferían que Turquía se mantuviera neutral o intentara desempeñar un papel mediador en la guerra. La encuesta de Metropoll mostraba que el 11,3% de los encuestados decían “apoyar a Hamas”. Pero el 34,5% dijo que Turquía debería permanecer “neutral” y el 26,4% que debería mediar. Sólo el 3,0% dijo “apoyar a Israel”.

(Con información de EFE)