El presidente de Irán conversó con los jefes de los grupos terroristas Hamas y la Yihad Islámica tras los ataques a Israel

El régimen persa informó que Ebrahim Raisi habló con Ismail Haniyeh y Ziad al-Nakhala, dirigentes de los movimientos islamistas, “a propósito de los acontecimientos en Palestina”. Teherán había celebrado la brutal ofensiva

Compartir
Compartir articulo
Ebrahim Raisi, presidente iraní (DPA/Europa Press)
Ebrahim Raisi, presidente iraní (DPA/Europa Press)

El presidente iraní Ebrahim Raisi habló por teléfono el domingo con los jefes de los movimientos terroristas palestinos Hamas y la Yihad Islámica, al día siguiente del ataque lanzado por Hamas contra Israel, informó la agencia oficial iraní IRNA.

“El presidente Raisi habló por teléfono con el secretario general de la Yihad, Ziad al-Nakhala, a propósito de los acontecimientos en Palestina” y luego con el “jefe del buró político del Movimiento de Resistencia Islámica Hamas, Ismail Haniyeh”, indicó IRNA, sin dar más detalles.

En junio, el régimen persa organizó conversaciones con dirigentes de Hamás y la Yihad Islámica. En aquella ocasión, Raisi afirmó que Israel pretendía normalizar los lazos con más países árabes y musulmanes “para disuadir a los jóvenes palestinos de (intentar) liberar los territorios ocupados”, según la presidencia iraní.

El país celebró con fuegos artificiales los ataques de este sábado que los terroristas de Hamas lanzaron sobre Israel. Cientos de personas se reunieron en la plaza Palestina (Felestin) en Teherán y manifestaron su apoyo a la operación “Tormenta de Al Aqsa”. Así, entre cantos, banderas palestinas y fotos de Qasem Soleimani -antiguo jefe de la Fuerza Quds, rama internacional de la Guardia Revolucionaria- la capital iraní se tiñó de un aire festivo y las imágenes se replicaron en la televisión estatal y en las redes sociales.

Cientos de personas salieron a las calles a festejar los ataques lanzados este sábado

Irán saludó el ataque palestino calificándolo de “operación orgullosa” y de gran victoria. “Esta victoriosa operación, que facilitará y acelerará el colapso del régimen sionista, promete la inminente destrucción del régimen sionista”, declaró Ali Akbar Velayati, alto consejero del líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Khamenei. “Felicito esta gran y estratégica victoria, que es una seria advertencia para todos los transigentes de la región”, añadió en una carta dirigida el sábado a Hamás y la Yihad Islámica.

Ali Shamkhani, otro asesor político del ayatollah, afirmó en un post en X que el ataque de Hamás fue una operación “decisiva, única y eficaz” que constituyó una legítima defensa contra el gobierno israelí. “La resistencia palestina es un movimiento maduro e independiente cuyo poder procede del amplio apoyo de la opinión pública”, añadió.

El régimen persa es un aliado de Palestina y participa de forma encubierta en los enfrentamientos de hace años contra Israel, brindando sustento a las milicias palestinas de Gaza, al grupo libanés Hezbollah y a Siria. También lidera el llamado Eje de Resistencia contra el Estado hebreo, que incluye a Hamas.

El sábado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Naser Kananí, “felicitó a la gran nación Palestina y a todos los grupos antisionistas por la operación Tormenta de Al Aqsa”, que “muestra que el movimiento de resistencia en Palestina tiene mucha confianza para lanzar una operación con múltiples facetas contra los ocupadores, usando el elemento de la sorpresa”.

Por su parte, en el Parlamento iraní los diputados se pusieron de pie con su puño en alto y lanzaron consignas en apoyo a la milicia terrorista. “Abajo Israel”, “Abajo Estados Unidos” y “Bienvenidos a Palestina” son algunos de los lemas que pronunciaron, según mostró un video publicado por la agencia de noticias Tasnim.

Tan sólo cuatro días atrás, Khamenei había asegurado que los días de Israel están “contados” porque está “lleno de odio” contra su país y otras naciones musulmanas como Egipto, Irak o Siria. “Israel es un tumor cancerígeno que será extirpado por los palestinos y las fuerzas de resistencia”, dijo.

La República Islámica de Irán no reconoce al Estado de Israel y su apoyo a la causa palestina ha sido una de las prioridades en su política exterior desde su creación, en 1979. Desde entonces, mantienen una guerra encubierta que incluye ciberataques, supuestos asesinatos a científicos nucleares iraníes y sabotajes a barcos.

(Con información de AFP, AP, EFE)