Zelensky aseguró que la rebelión de Wagner es un ejemplo de la autodestrucción y la debilidad de Rusia

El presidente de Ucrania dijo que “todo aquel que elige el camino del mal se destruye a sí mismo” tras conocerse la toma del cuartel general del ejército ruso en Rostov por parte de los paramilitares comandados por Yevgueni Prigozhin

Compartir
Compartir articulo
Volodimir Zelensky, Franco Fafasuli
Volodimir Zelensky, Franco Fafasuli

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, ha reaccionado a la toma de la ciudad de Rostov por parte del grupo de mercenarios Wagner como un ejemplo de la autodestrucción por parte de Rusia derivado de su decisión de lanzar su invasión en territorio ucraniano.

“Todo aquel que elige el camino del mal se destruye a sí mismo”, ha declarado Zelensky en su cuenta de Twitter, en sus primeras declaraciones tras lo ocurrido.

“Hace mucho tiempo que Rusia viene utilizando la propaganda para enmascarar la debilidad y la estupidez de su Gobierno”, ha declarado antes de hacer referencia al discurso este sábado pronunciado por el presidente ruso, Vladimir Putin, en el que el mandatario ruso ha recordado los fantasmas de la guerra de 1917 para repudiar el avance de Wagner.

“Todo esto procede de una persona, que nos ha asustado una y otra vez con el año 1917, a sabiendas de que no podía resultar en otra cosa que no fuera esto”, ha añadido Zelensky.

“La debilidad de Rusia es evidente. Una debilidad total”, señaló Zelensky en redes sociales, estimando que es “evidente que Ucrania es capaz de proteger a Europa de una contaminación del mal y el caos ruso”.

El jefe de Wagner anunció la toma del cuartel general del ejército ruso en Rostov, centro neurálgico de las operaciones en Ucrania, y aseguró que controla varias instalaciones militares.

El fundador del grupo de mercenarios privados de Wagner, Yevgeny Prigozhin el 24 de junio de 2023. Servicio de prensa de "Concord"/Folleto a través de REUTERS
El fundador del grupo de mercenarios privados de Wagner, Yevgeny Prigozhin el 24 de junio de 2023. Servicio de prensa de "Concord"/Folleto a través de REUTERS

“Estamos en el CG, son las 07:30 de la mañana”, afirmó Prigozhin en un video divulgado en Telegram. “Los sitios militares de Rostov están bajo control, incluido el aeródromo”, agregó.

En un discurso, el presidente ruso Vladimir Putin señaló que la situación en Rostov era “difícil”.

En respuesta a la rebelión, la fiscalía general rusa anunció la apertura de una investigación por “motín armado” contra el grupo paramilitar, cuyos efectivos (25.000, según Prigozhin) se sublevaron tras acusar al ejército ruso de haber bombardeado sus bases.

Las autoridades reforzaron las medidas de seguridad en Moscú, donde se instauró un “régimen de operación antiterrorista”, consecuencia directa de la amenaza de Prigozhin, quien en un mensaje de audio divulgado en Telegram advirtió que sus fuerzas llegarán “hasta el final” y van a “destruir todo lo que se interponga” en su camino.

Según la agencia de prensa estatal bielorrusa Belta, Putin llamó por teléfono este sábado a su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, un aliado cercano, para informarle “de la situación en Rusia”.

Los responsables de la ocupación rusa en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk (este) de Zaporizhzhia y Kherson (sur) expresaron este sábado que sus territorios están “con el presidente” Putin.

En Ucrania, un asesor del presidente Volodimir Zelensky consideró que la rebelión de Wagner “es solo el comienzo” de lo que ocurrirá en Rusia.

“La división entre las élites es demasiado evidente. Ponerse de acuerdo y pretender que todo está arreglado no funcionará”, indicó Mijailo Podoliak en Twitter.

(Con información de Europa Press)

Seguir leyendo: