Casi 300 detenidos en Francia en otra noche de protestas contra el decreto de Macron que impuso la reforma de las pensiones

Según el recuento policial, se registraron 234 arrestos en París y 53 en el resto del país en las protestas tras el fracaso de una de las dos mociones de censura contra el Gobierno, que prevé retrasar la edad mínima de jubilación de los 62 años a 64

Guardar

Nuevo

Casi 300 personas han sido detenidas en la noche del lunes al martes en una nueva serie de altercados en diferentes ciudades francesas, y sobre todo en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron.

Casi 300 personas han sido detenidas en la noche del lunes al martes en una nueva serie de altercados en diferentes ciudades francesas, y sobre todo en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron.

Según el recuento policial de sus actuaciones durante la noche, ha habido 234 arrestos en París y 53 en el resto de Francia en las protestas que se han producido tras el fracaso este lunes por los pelos de una de las dos mociones de censura contra el Gobierno de Macron, presentadas en respuesta por la adopción por decreto de la reforma de las pensiones.

Casi 300 personas han sido detenidas en la noche del lunes al martes en una nueva serie de altercados en diferentes ciudades francesas, y sobre todo en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron.

En la capital, varios cientos de personas se concentraron en una plaza próxima a los Inválidos y a la Asamblea Nacional mientras se debatían las mociones de censura y, al ser desalojadas por las fuerzas del orden, se dispersaron por calles y barrios adyacentes.

Algunos grupos provocaron incidentes, por ejemplo en el barrio de la Ópera, con la quema de algunas de las montañas de residuos que se han formado por la huelga de la recogida de basuras en la mitad de los distritos de la ciudad desde hace más de dos semanas.

Casi 300 personas han sido detenidas en la noche del lunes al martes en una nueva serie de altercados en diferentes ciudades francesas, y sobre todo en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron.

El Ejecutivo, que trata de controlar las diferentes formas de protesta, anunció este martes que ha decidido obligar a la vuelta al trabajo de los trabajadores en paro en uno de los grandes depósitos de carburante del puerto de Fos-sur-Mer, en el departamento de Marsella (sureste) donde decenas de gasolineras se han quedado sin combustible.

Fuentes del Ministerio de la Transición Energética indicaron que esa decisión la toma “frente al agravamiento de las tensiones de aprovisionamiento” en ese departamento. Se trata de obligar a trabajar a tres empleados por turno en ese depósito durante un periodo total de 48 horas.

Casi 300 personas han sido detenidas en la noche del lunes al martes en una nueva serie de altercados en diferentes ciudades francesas, y sobre todo en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron.

Las instalaciones de Fos-sur-Mer permiten el aprovisionamiento de carburantes de toda la región Provenza Alpes Costa Azul, así como del este de la de Aquitania. Además, de ahí parte un oleoducto hacia la de Lyon.

Todas las refinerías de Francia están paradas o en proceso de suspensión de su actividad por las huelgas contra la reforma de las pensiones y eso corre el riesgo de traducirse en escasez de carburante en las gasolineras de todo el país, aunque la amenaza a más corto plazo viene del bloqueo de los depósitos.

Un grupo de personas pasa junto a contenedores de basura ardiendo cerca de la Ópera Garnier el día en que la Asamblea Nacional debate y vota dos mociones de censura contra el Gobierno francés, presentadas por el grupo centrista Liot y el partido de extrema derecha Rassemblement National, por su uso del artículo 49.3, una cláusula especial de la Constitución francesa, para impulsar el proyecto de ley de reforma de las pensiones a través de la Asamblea Nacional sin el voto de los legisladores, en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Yves Herman
Un grupo de personas pasa junto a contenedores de basura ardiendo cerca de la Ópera Garnier el día en que la Asamblea Nacional debate y vota dos mociones de censura contra el Gobierno francés, presentadas por el grupo centrista Liot y el partido de extrema derecha Rassemblement National, por su uso del artículo 49.3, una cláusula especial de la Constitución francesa, para impulsar el proyecto de ley de reforma de las pensiones a través de la Asamblea Nacional sin el voto de los legisladores, en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Yves Herman
Manifestantes rodeados por la policía antidisturbios durante una manifestación el día en que la Asamblea Nacional debate y vota dos mociones de censura contra el gobierno francés, en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Yves Herman
Manifestantes rodeados por la policía antidisturbios durante una manifestación el día en que la Asamblea Nacional debate y vota dos mociones de censura contra el gobierno francés, en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Yves Herman

Las huelgas continúan en diferentes sectores, como los transportes o la recogida de basuras en diferentes ciudades como París, donde siguen acumuladas en una parte de la ciudad miles de toneladas de basura.

En el transporte, el paro de controladores aéreos ha obligado a las aerolíneas a anular un 20% de sus programas de vuelos en el aeropuerto parisino de Orly y en el de Marsella, tanto hoy como mañana.

Miembros del parlamento de la izquierda sostienen pancartas tras el resultado de la votación de la primera moción de censura contra el gobierno francés, en la Asamblea Nacional en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Miembros del parlamento de la izquierda sostienen pancartas tras el resultado de la votación de la primera moción de censura contra el gobierno francés, en la Asamblea Nacional en París, Francia, 20 de marzo de 2023. REUTERS/Gonzalo Fuentes

El jueves, todos los sindicatos han convocado la que será la novena jornada de huelgas y manifestaciones contra la reforma de las pensiones, que prevé retrasar la edad mínima de jubilación de los 62 años actualmente a 64.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: