Comienza la sesión anual del Parlamento chino: discutirán las tensiones con Taiwán, el control de la natalidad y el consumo de carne de perro

La Asamblea Pupular raramente depara sorpresas, dado que sus votaciones están férreamente controladas y las leyes fueron previamente aprobadas por los líderes del Partido Comunista Chino

Compartir
Compartir articulo
La sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Salón del Pueblo en Beijong. REUTERS/Carlos García Rawlins
La sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Salón del Pueblo en Beijong. REUTERS/Carlos García Rawlins

El orden del día de la sesión anual del Parlamento chino, que se abre este domingo, incluye proposiciones de ley sobre temas tan diversos como la natalidad, el bienestar animal, la educación sexual o Taiwán.

Para poder ser adoptadas, las propuestas deben ser previamente aprobadas por los líderes del Partido Comunista Chino (PCC), máxima instancia de poder en la potencia asiática.

Estas son algunas de las propuestas:

Taiwán

El diputado Li Yihu señaló que presentaría propuestas para promover los “intercambios civiles” con Taiwán, una isla democrática que el régimen de Beijing considera parte de su territorio.

Li recordó que en el último año se reforzó la “estrategia global de Beijing para resolver la cuestión de Taiwán”, y añadió que “China continental acelerará la unificación nacional”.

Nuevos reclutas practican estocadas con sus bayonetas en un centro de entrenamiento militar en el condado de Hsinchu, en el norte de Taiwán. (Foto AP/Chiang Ying-ying, archivo)
Nuevos reclutas practican estocadas con sus bayonetas en un centro de entrenamiento militar en el condado de Hsinchu, en el norte de Taiwán. (Foto AP/Chiang Ying-ying, archivo)

Natalidad

Varios diputados quieren presentar propuestas para impulsar la natalidad en el país.

Entre ellas destacan la educación gratuita hasta el fin de la universidad para todos los niños nacidos a partir de 2024, o la extensión del permiso de maternidad -hasta ahora reservado a las empleadas a jornada completa- a las empresarias autónomas y a las campesinas.

También se contempla otorgar a las mujeres no casadas los mismos derechos que a las casadas y levantar las restricciones para inscribir en el registro civil a los niños nacidos fuera del matrimonio.

Ciberacoso

El diputado y empresario tecnológico Li Dongsheng desea hacer aprobar una ley sobre ciberacoso, especialmente tras el suicidio de una joven que sufrió una campaña de ataques en redes tras publicar una foto con el pelo teñido de rosa.

El país no dispone actualmente de una definición legal del ciberacoso.

Educación sexual

El diputado Chen Wei aboga por que las guarderías dispongan de material pedagógico de educación sexual.

Estudiantes de secundaria con mascarillas faciales en una clase en su primer día de regreso a la escuela en China. cnsphoto via REUTERS
Estudiantes de secundaria con mascarillas faciales en una clase en su primer día de regreso a la escuela en China. cnsphoto via REUTERS

Su colega Fang Yan defiende regular el “caos” de los influyentes digitales para los jóvenes y mejorar la supervisión de los contenidos en directo en los que aparecen niños.

Comida de perro

El diputado Zhao Wanping quiere luchar contra la matanza de perros y gatos, así como contra el comercio y consumo de su carne.

Fuegos artificiales

El mismo legislador propone acceder a “la demanda de la población de poder disparar fuegos de artificio” durante los días festivos.

El uso de estos cohetes está regulado o incluso prohibido en numerosas ciudades por motivos de seguridad y por la molestia sonora que puede generar. Zhao propone que se habiliten zonas especiales.

Repartidores

El diputado Wang Yong, empleado de una empresa de repartos, quiere que China celebre un “Día de los repartidores” para reconocer el trabajo de millones de trabajadores del comercio digital y la entrega de comida a domicilio, convertidos en indispensables en la vida urbana.

Li Dongsheng también sugirió que las indemnizaciones por accidente laboral se extiendan a los “trabajadores flexibles”, lo que incluye a los repartidores o a los conductores de aplicaciones de vehículo compartido.

Claves y rituales de la sesión anual

Los dos organismos legislativos de China realizan este fin de semana en Biejing sus reuniones plenarias anuales, con la participación de más de 3.000 representantes procedentes de todas las regiones de este país de más de 1.400 millones de habitantes.

Policías paramilitares chinos marchan por la Plaza de Tiananmen, cerca del Gran Salón del Pueblo que albergará la sesión anual del Congreso, en Beijing, el 4 de marzo de 2023. (AP Foto/Ng Han Guan)
Policías paramilitares chinos marchan por la Plaza de Tiananmen, cerca del Gran Salón del Pueblo que albergará la sesión anual del Congreso, en Beijing, el 4 de marzo de 2023. (AP Foto/Ng Han Guan)

El ritual de las “liang hui”, o “dos sesiones”, raramente depara sorpresas, dado que sus votaciones están férreamente controladas y las leyes fueron previamente aprobadas por los líderes del Partido Comunista Chino (PCC), máxima instancia de poder en la potencia asiática.

Pero las deliberaciones de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC) y de la Asamblea Nacional Popular (ANP) permitirán percibir las orientaciones y prioridades del país.

Los observadores analizarán especialmente las decisiones en materia económica, tras el fin de tres años de política de cero covid.

Estas son algunas claves de estas reuniones:

¿Qué son las “Dos sesiones”?

La primera, que comienza el sábado, reúne a los miembros de la CCPPC, constituida por representantes de minorías étnicas, de cultos religiosos, del mundo de los negocios y de los ámbitos del deporte o el arte.

Esa instancia incluye a varias celebridades, como el baloncestista Yao Ming o el actor Jackie Chan.

Pero su peso real es reducido. Su principal función consiste en formular sugerencias políticas que por lo general tienen escaso impacto nacional.

La segunda y más importante reunión, a partir del domingo, será la de la Asamblea Nacional Popular (ANP), el Parlamento chino, en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing, a un lado de la plaza Tiananmen.

Dos tercios de los legisladores son miembros del PCC y sus votaciones validarán esencialmente a nivel estatal las decisiones del Partido.

¿Qué importancia tiene?

China hace todo lo posible para evitar incidentes embarazosos durante la sesión parlamentaria, que el Partido Comunista promociona como prueba de que responde ante el pueblo a pesar de su monopolio del poder.

Las autoridades cierran durante esos días las fábricas de la región para garantizar un cielo azul, despliegan gran cantidad de policías e instan --y a veces obligan -- a los disidentes políticos a irse de “vacaciones” lejos de la capital.

También es el único momento del año en que los políticos más poderosos del país se reúnen en un mismo lugar, lo que favorece las negociaciones entre bambalinas, los contactos y las puñaladas por la espalda.

Cada cinco años se nombra también al presidente. En esta sesión la asamblea debe aprobar un tercer mandato inédito para Xi Jinping, que a fines del año pasado fue ratificado como secretario general del PCC.

El mandatario chino Xi Jinping. REUTERS/Tingshu Wang
El mandatario chino Xi Jinping. REUTERS/Tingshu Wang

Esta reunión será además la primera desde que China revirtió su estricta política de “cero covid”, aunque se pidió a los asistentes y a los medios de comunicación que permanezcan en cuarentena en un hotel la noche previa a su inicio.

¿Cuáles son los principales temas?

La recuperación económica pospandemia será el tema central en momentos en que los analistas pronostican un crecimiento del PIB de 5,3% en 2023, una cifra considerada modesta para los patrones chinos.

Un comunicado publicado esta semana anunció que las reuniones incluirán debates sobre “un plan de reforma de las instituciones del Partido y del Estado”, lo que ha llevado a los expertos a especular sobre una posible revisión del aparato de seguridad nacional.

La publicación de detalles sobre el gasto militar ofrecerá señales de la confianza de China en las actuales condiciones geopolíticas, desde las tensiones en el estrecho de Taiwán hasta el conflicto en Ucrania.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo: