10 frases del discurso de Putin y su nueva amenaza nuclear a Occidente: “Rusia es invencible”

El jefe del Kremlin habló durante casi dos horas ante el Parlamento y lanzó todo tipo de desafíos, desde la promesa de prolongar su invasión a Ucrania a la suspensión del tratado New Start con Estados Unidos

Guardar

Nuevo

Vladimir Putin gesticula mientras ofrece su discurso anual sobre el estado de la nación (Kremlin vía AP)
Vladimir Putin gesticula mientras ofrece su discurso anual sobre el estado de la nación (Kremlin vía AP)

El presidente ruso, Vladimir Putin, no dio señales el martes de que fuera a cambiar de estrategia en la sangrienta guerra del Kremlin en Ucrania. Por el contrario, aumentó las tensiones con Occidente al suspender la participación de Moscú en el último pacto de control de armas nucleares que le quedaba con Estados Unidos, y lanzó varias amenazas sobre el futuro del conflicto.

En su largamente aplazado discurso sobre el estado de la nación, Putin presentó a su país -y a Ucrania- como víctimas del doble juego de Occidente y dijo que era Rusia, y no Ucrania, la que luchaba por su propia existencia.

El discurso reiteró una letanía de agravios que el líder ruso ha ofrecido con frecuencia como justificación de la campaña militar ampliamente condenada, al tiempo que prometió no cejar militarmente en un conflicto que ha reavivado los temores de una nueva Guerra Fría.

La promesa de continuar

Vamos a resolver paso a paso, cuidadosa y sistemáticamente, los objetivos que tenemos ante nosotros”, dijo ante los militares y la élite política del país.

En su discurso, continuó culpando a Occidente de haber iniciado el conflicto, que comenzó hace casi un año con la invasión. “Quiero repetir esto: fueron ellos quienes desencadenaron la guerra. Y hemos usado la fuerza y la estamos usando para detenerla”, defendió.

El discurso es visto en una pantalla en Sebastopol, Crimea (Reuters)
El discurso es visto en una pantalla en Sebastopol, Crimea (Reuters)

¿Invencible?

Putin sostuvo que el bloque rival sabe que “es imposible derrotar a Rusia en el campo de batalla”.

Pero aseguró que ese es el objetivo de sus enemigos. “Las élites occidentales no ocultan su objetivo: infligir una derrota estratégica a Rusia. Significa acabar con nosotros de una vez por todas”, dijo Putin, tres días antes del primer aniversario de la intervención militar en Ucrania.

Suspensión del tratado nuclear

“Quieren infligirnos una derrota estratégica y atacan nuestras instalaciones nucleares, por lo que me veo obligado a anunciar que Rusia suspende su participación en el Tratado (New) Start”, declaró el presidente ruso en un discurso fuertemente hostil hacia los occidentales.

Rusia deja de cumplir el último tratado nuclear firmado con EEUU

Se trata del último acuerdo vigente entre Washington y Moscú sobre el arsenal atómico. El jefe del Kremlin invocó a las autoridades militares a estar “listas para realizar ensayos” si Estados Unidos los hace primero.

Escalar el conflicto

El jefe de Estado aseguró que Rusia se verá obligada a alejar la amenaza de sus fronteras si Ucrania recibe armas de más largo alcance de Occidente. “Una circunstancia debería ser clara para todos: cuanto más sistemas occidentales de largo alcance lleguen a Ucrania, más nos veremos obligados a alejar la amenaza de nuestras fronteras. Esto es natural”, recalcó.

Armas más modernas

Putin abogó por la introducción de más tecnologías modernas en la producción de armas y aprovechar la experiencia de la campaña militar en Ucrania.

Introduciremos activamente las tecnologías más avanzadas que garantizarán el aumento del potencial cualitativo del Ejército y la Armada. Tenemos muestras de armas y equipos en cada una de las áreas”, dijo el jefe del Kremlin durante el discurso del estado de la nación ante las dos cámaras del Parlamento.

Según el líder ruso, muchas de esas muestras “superan sus análogos extranjeros”. El reto que tienen ahora delante los fabricantes de armas rusos es asegurar su “producción en masa”. En este sentido, señaló que el nivel de equipamiento de las fuerzas nucleares rusas con armas modernas es superior al 91%, y que el mismo alto nivel debe lograrse en todos los sectores de las Fuerzas Armadas rusas.

Admitió dificultades

El presidente ruso subrayó que habló ante la población rusa “un momento difícil, en un momento histórico para nuestro país, en un momento de cambios cardinales e irreversibles en todo el mundo”.

Se trata, dijo, de “los eventos históricos más importantes que determinan el futuro de nuestro país y de nuestra gente, cuando cada uno de nosotros tiene una gran responsabilidad”.

(via Reuters)
(via Reuters)

Valores ultraconservadores

El jefe del Kremlin apuntó que sus rivales lanzan “agresivos ataques informativos” contra Rusia “tergiversando hechos históricos”, atacando la cultura, la religión y los valores rusos.

Y, según expuso, la “pedofilia” se volvió “la norma” en Occidente. “Miren lo que hacen a su propio pueblo: la destrucción de las familias, de las identidades culturales y nacionales y la perversión que supone el abuso infantil hasta la pedofilia se anuncian como la norma... y se obliga a los sacerdotes a bendecir los matrimonios entre personas del mismo sexo”, dijo en un intento de defender lo que entiende como tradiciones rusas.

“La Iglesia Anglicana, por ejemplo, planea, considerar la idea de un Dios de género neutro. ¿Qué se puede decir? ‘Perdóname, Señor, no saben lo que hacen’”, continuó.

Persecución y populismo

El mandatario también advirtió que no cesará su persecución a los disidentes. “Los que han emprendido el camino de la traición a Rusia deben responder ante la ley”, dijo Putin, aunque matizó que las autoridades no desatarían una “caza de brujas”.

En un tono populista, también apuntó contra los empresarios rusos por utilizar sus beneficios para “yates, fincas y propiedades inmobiliarias de élite” en el extranjero.

Desafío a las sanciones

Putin menospreció el alcance de las sanciones desplegadas por Occidente contra Rusia, especialmente contra los oligarcas, y aseguró: “Ninguno de los simples ciudadanos del país, créanme, se compadeció de quienes perdieron su capital en bancos internacionales”.

Incluso, se congratuló por la resistencia de la economía rusa y destacó las oportunidades para las empresas de su país. “Ahora todo está cambiando, y muy rápidamente. Es una época no solo de desafíos, sino también de oportunidades”, dijo Putin, felicitándose de la creciente “independencia” del país respecto a los mercados extranjeros.

Nueva reelección

En el plano doméstico, Putin, dejó la puerta abierta a presentarse a la reelección en los comicios presidenciales de 2024. “Quiero subrayar que las elecciones, tanto las locales y regionales de septiembre de este año como las presidenciales de 2024, transcurrirán en estricta consonancia con la legislación, respetando todos los procedimientos democráticos constitucionales”, dijo, haciendo referencia a la controvertida reforma constitucional de 2020, que le permitirá presentarse a la reelección en 2024 y 2030.

Putin, de 70 años, llegó al poder en 2000, fue reelegido en 2004, ejerció cuatro años como primer ministro, regresó al Kremlin en 2012 y fue de nuevo reelegido en 2018. Algunos analistas apuntan que en caso de derrota en la campaña militar en Ucrania o declaración de ley marcial, los comicios presidenciales podrían ser aplazados indefinidamente.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias