El magnate chino Jack Ma reapareció en un video en el que felicita a maestros rurales del país asiático

El fundador de Alibaba criticó a los reguladores del régimen y desde entonces no se había sido visto en público. Expertos en la política de Beijing presumen que ha recibido órdenes de mantener un bajo perfil

El multimillonario fundador del gigante del comercio electrónico chino Alibaba, Jack Ma, reapareció hoy en un encuentro virtual con profesores rurales tras meses sin conocerse su paradero, tiempo en el que se ha deteriorado la relación entre Beijing y el grupo empresarial que creó.

En el video, colgado en el portal del diario Tianmu News, publicado en su provincia natal (Zhejiang, este), Ma saluda a un centenar de profesores rurales del país asiático seleccionados para un premio y les dice que “cuando la epidemia acabe, nos encontraremos de nuevo”.

Aunque su discurso no hace mención alguna a su situación, sí menciona que durante “los últimos seis meses” -es decir, un período que incluye el tiempo en el que ha estado alejado de los focos- se ha mantenido activo participando en el proceso de selección de profesores para el galardón que presentó.

Ma no aparecía en público desde finales de octubre de 2020, tras el roce que tuvo con el régimen chino, que forzó la suspensión en noviembre de la salida a bolsa de su tecnofinanciera (‘fintech’) Ant Group, que iba a protagonizar la mayor oferta pública de la historia.

Los medios oficiales mantuvieron durante semanas un coordinado mutismo que coincidió con informaciones sobre supuestas órdenes de Beijing de no dar más cobertura mediática a la investigación antimonopolio abierta recientemente contra el grupo.

Jack Ma, fundador y presidente ejecutivo de Alibaba Group de China, habla frente a una imagen del robot de SoftBank llamado 'pimienta' durante una conferencia de prensa en Chiba, Japón, 18 junio 2015.
REUTERS/Yuya Shino/
Jack Ma, fundador y presidente ejecutivo de Alibaba Group de China, habla frente a una imagen del robot de SoftBank llamado 'pimienta' durante una conferencia de prensa en Chiba, Japón, 18 junio 2015. REUTERS/Yuya Shino/

Tras la reaparición de Ma, las acciones de Alibaba en la Bolsa de Hong Kong subían hoy un 8,35 % pasadas las 14.00 hora local (7.00 GMT) después de haberse desplomado más de un 18 % desde la última vez que el empresario apareció públicamente.

El resurgimiento de Ma puede ayudar terminar los rumores persistentes sobre su destino mientras Beijing lleva a cabo investigaciones sobre los gigantes tecnológicos Ant Group Co. y Alibaba Group Holding Ltd. Además, ordenó una revisión de Ant y lanzó una investigación antimonopolio en Alibaba, todo en un lapso de días.

El asalto al imperio corporativo de Ma encapsula una campaña más amplia para frenar a una generación de gigantes tecnológicos chinos que Beijing ahora considera ejercen demasiado control sobre la segunda economía del mundo. La ráfaga de acciones contra sus empresas gemelas puso de manifiesto cómo China ataca a las empresas de la tecnología, a quienes percibe ahora como una amenaza para la estabilidad política y financiera del gigante asiático.

En los últimos años, algunas de las figuras más conocidas en China han “desaparecido” tras cometer delitos o mantener disputas con las autoridades para luego reaparecer meses después, como es el caso de la popular actriz Fan Bingbing, de la que no se supo nada durante varios meses en 2018 tras un caso de evasión fiscal.

El magnate chino, fundador del grupo empresarial Alibaba, Jack Ma
El magnate chino, fundador del grupo empresarial Alibaba, Jack Ma

No obstante, Ma parece estar intentando no causar más revuelos ante la mano dura y amenzante de Beijing, que en noviembre forzó la suspensión de la salida a bolsa de la tecnofinanciera (‘fintech’) de Ma, Ant Group, que iba a ser la mayor operación de este tipo de la historia.

Sea como sea, Ma, una figura pública que no rehuye las cámaras ni los micrófonos -grabó su propia película de kung-fu y apareció en un escenario imitando a Michael Jackson durante un evento de empresa-, no ha querido salir al paso de los rumores, y tampoco lo han hecho de manera oficial Alibaba ni Ant.

Lo que sí han hecho ambas firmas es emitir varios comunicados en los que aseguran que sus operaciones mantienen la normalidad y que colaborarán con las autoridades.

Cabe recordar que Ma dejó la presidencia de Alibaba en 2019 -20 años después de su fundación- y que no tiene ningún cargo ejecutivo en Ant, aunque que sí que es accionista mayoritario de esta.

Mientras tanto, en redes sociales chinas como la popular Weibo, equivalente a Twitter, su vasta legión de seguidores pide al emprendedor, conocido popularmente como “profesor Ma” por su pasado profesional en la enseñanza de inglés, que dé alguna pista de su paradero, mientras que sus detractores le tildan de “capitalista” sin escrúpulos y aseguran que “será castigado”.

Y en el buscador Baidu -equivalente a Google- las predicciones al escribir Ma Yun (su nombre en chino) pasan por “Jack Ma se exilió”, “Jack Ma sentenciado a prisión” o “Jack Ma, desaparecido”, lo que muestra que la especulación es persistente entre los ciudadanos del país asiático.

Alibaba en Beijing, China. REUTERS/Thomas Peter/File Photo
Alibaba en Beijing, China. REUTERS/Thomas Peter/File Photo

Justo antes de la fallida salida a bolsa de Ant, Ma levantó gran polémica en China al pronunciar un discurso en el que criticaba duramente la estrategia de China de minimizar riesgos en el sector financiero, asegurando que “la innovación siempre viene acompañada de riesgos” y que “el mayor riesgo es cuando intentas minimizar el riesgo a cero”.

El hombre más rico de China, que también es miembro del Partido Comunista (PCCh), se reservó algunas balas entonces contra los bancos tradicionales, de los que afirmó que se dirigen como “casas de empeño” para defender la necesidad de canales alternativos de financiación como los que ofrece Ant a través de su plataforma Alipay.

Días después, los reguladores chinos llamaron a capítulo a Ma y a directivos de Ant y publicaron una nueva normativa mucho más restrictiva para las ‘fintech’, algo que llevó a algunos expertos a especular con que el empresario ya conocía el contenido de esa nueva regulación y estaba tratando de forzar una renegociación de sus términos mediante una crítica pública, algo no excesivamente común en una figura de tan alto perfil en China.

En las últimas semanas, tanto la prensa estatal como altos cargos de los organismos reguladores han criticado esas vías de financiación, asegurando que la innovación financiera es una “espada de doble filo” y que algunas de las empresas del sector, sin apuntar directamente a Ant, operan “infringiendo las normativas bajo la bandera de la innovación, provocando enormes riesgos financieros y sociales”.

Ante las embestidas de Beijing, Ant decidió rebajar los límites de crédito a los usuarios más jóvenes de su servicio de tarjetas virtuales Huabei y Ma, según el diario estadounidense The Wall Street Journal, y habría ofrecido a las autoridades que tomasen control de cualquiera de las plataformas de la compañía “siempre y cuando el país las necesite”.

Según la lista de multimillonarios elaborada por Bloomberg, Ma ya no es el hombre más rico de China ya que su fortuna se habría reducido en unos 10.000 millones de dólares hasta los 52.900 millones, situándose ahora en el cuarto puesto de esa lista por detrás de los jefes de la compañía de bebidas Nongfu Spring y de las tecnológicas Tencent y Pinduoduo, rivales de Alibaba.

Con información de Bloomberg y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: