Theresa May (Reuters)
Theresa May (Reuters)

La primera ministra británica Theresa May se dirige a los diputados este lunes, en un discurso en el que confirmó que decidió aplazar la votación del martes en la que su acuerdo de Brexit tenía muchas posibilidades de fracasar.

May comenzó su discurso ante la Cámara de los Comunes con el anuncio del levantamiento de la votación del martes, sin trazar una nueva fecha para ella. Según la prensa británica, tampoco se la anunció a su gabinete, y se limitó a decir que sucederá antes del 21 de enero, la fecha límite del proceso.

"Si quieren un segundo referéndum para el Brexit, sean honestos. Eso dividirá nuevamente al país cuando queremos unirlo", reclamó May, mientras numerosos parlamentarios se mostraban a favor de una nueva votación. Luego, prosiguió: "Si quieren ser parte de la unión aduanera, sean honestos y acepten que esto incluye la libre circulación (de personas). Y si quieren salir sin acuerdo, sean honestos en que esto causaría un daño significativo en las partes del país que menos pueden afrontarlo".

(AFP)
(AFP)

Además, la premier aseguró que intentará renegociar los puntos más controversiales del acuerdo, aunque las autoridades europeas han reiterado que no planean modificar el pacto alcanzado. Ante un panorama poco alentador, expresó: "Mientras no logremos ratificar un acuerdo, aumenta el peligro de un Brexit sin acuerdo. Así que el gobierno intensificará el trabajo de preparación para ese resultado potencial".

Rápidamente, la oposición criticó con dureza la suspensión. La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, acusó a May de actuar con "patética cobardía" y opinó que su gobierno "se quedó sin plan y ahora necesitan salirse del camino". Por su parte, el líder laborista Jeremy Corbyn, calificó de "desesperada" la decisión.

Cae la libra

La incertidumbre hizo caer a libra esterlina ante el dólar y el euro, ante la incertidumbre sobre el futuro del mercado británico.

La divisa desciende más de 1% frente al dólar, hasta 1,25 dólares -su valor mínimo en los últimos 18 meses-, y un 1,5% ante el euro, a 1,10 euros, ante la perspectiva de que se prolongue el proceso que rodea la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Para entrar en vigor el próximo 29 de marzo, fecha prevista para la salida británica de la UE, el texto sellado por May con Bruselas, fruto de 17 meses de difíciles negociaciones, necesita la ratificación del parlamento.

(AFP)
(AFP)

Sin embargo, el texto se enfrenta al rechazo de la oposición laborista, de los centristas proeuropeos del Partido Liberaldemócrata, de los independentistas escoceses del SNP, de los unionistas norirlandeses del DUP y de hasta un centenar de conservadores rebeldes, ya sea euroescépticos o proeuropeos.

El acuerdo del "brexit" ha generado un amplio rechazo entre los parlamentarios a causa de la polémica "salvaguarda", pensada para evitar una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Esa "garantía" prevé que el país permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único, hasta que se establezca una nueva relación comercial entre Londres y Bruselas, negociada en el periodo de transición -entre el 29 de marzo de 2019 y finales de 2020-.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: