Hasan Rohani, presidente de Irán (AP)
Hasan Rohani, presidente de Irán (AP)

Un informe del gobierno estadounidense estima que, en los últimos seis años, la República Islámica ha gastado unos 16 mil millones de dólares para apuntalar al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, y para financiar las milicias que Irán respalda a lo largo y ancho del mundo árabe.

Hasta la fecha, Al Assad ha recibido cerca de 4.600 millones de dólares por parte de Teherán, que también le concede a su mayor aliado regional, el grupo terrorista chiita libanés Hezbollah, más de 700 millones de dólares anuales, además de apoyar a otras milicias en Irak y a los rebeldes hutíes en el Yemen.

Según el informe, los grupos terroristas Hamas y Jihad Islámica, que controlan la Franja de Gaza, han recibido más de 100 millones de dólares anuales de Irán en los últimos años.

"Sabemos que Irán utiliza sus ingresos económicos para financiar el terrorismo. No hay ningún país en el mundo que patrocine y apoye el terrorismo más que Irán", expresó un funcionario del Departamento de Estado.

Hezbollah y los rebeldes hutíes, apoyados por el régimen persa
Hezbollah y los rebeldes hutíes, apoyados por el régimen persa

El informe también se refiere al programa de misiles balísticos de Irán, y destaca que durante años, Teherán ha estado violando las restricciones internacionales que le han sido impuestas y ha estado entregando misiles balísticos a los hutíes.

El reporte insta a la comunidad internacional a unir fuerzas para contrarrestar el programa de misiles balísticos de la República Islámica. "Estados Unidos continuará con su agresiva política de sanciones contra Irán, como lo indicó el presidente", señala el informe.

La amenaza cibernética planteada por Irán también es discutida en detalle. "Los esfuerzos cibernéticos de Irán socavan y ponen en peligro las normas internacionales para el uso libre y abierto de Internet", expresa el reporte, añadiendo que existen claras evidencias que vinculan a Irán con los ataques cibernéticos a sitios gubernamentales y comerciales en Israel, Arabia Saudita y Qatar.

"La política que el presidente Trump ha expuesto concuerda plenamente con el hecho de que la República Islámica de Irán no es un estado normal", escribió el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en la introducción del reporte.

"Es importante que el mundo entienda el alcance de la insensatez y mala conducta del régimen. Participaremos con cualquier nación que esté preparada para tomar una posición con nosotros contra el caos y la brutalidad que Irán impone a sus ciudadanos y propaga a paladas alrededor del mundo".

"Sabemos que muchos países comparten nuestras preocupaciones y nuestros anhelos de un Medio Oriente más seguro y estable, así como un Irán más libre. Alentamos a las naciones y empresas de todo el mundo a examinar el record incluido aquí, y responder el llamado para abordar frontalmente el desafío de Irán", escribió Pompeo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: