Tayyip Erdogan
Tayyip Erdogan

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció este sábado que Ankara lanzó una operación terrestre "de facto" para expulsar a una milicia kurda de Afrin, en el norte de Siria.

"La operación de Afrin comenzó de facto en el terreno", dijo Erdogan en un discurso televisado desde la ciudad de Kutahya, sin dar más detalles. "Será seguida por Manbij", dijo en referencia a otra localidad siria controlada por los kurdos, más al este.

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Turquía han confirmado que en los últimos días han respondido "en legítima defensa a ataques" de las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG) tanto en el cantón de Afrin, en el extremo noroeste de Siria, como en Manbech, unos 80 kilómetros más al este.

El Ejército turco "ha respondido en legítima defensa a ataques y acoso (como habitualmente se refiere al fuego con armas automáticas) tanto en la zona de Azaz-Mare como a veces en la región de Manbech", se indica en un comunicado publicado en la web del Ejército turco.

Tanto Manbech, en el linde oriental del territorio bajo control turco, como Afrin, el enclave kurdo en el oeste, con el frente situado en Azaz, están bajo control de las milicias del YPG, que Ankara considera terroristas por sus vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Además, las Fuerzas Armadas afirman en el comunicado que, entre octubre y noviembre pasados, las tropas turcas han establecido tres puntos de observación militar en la provincia de Idlib, al oeste de Aleppo, en la llamada 'zona de distensión', acordada en verano con Rusia e Irán en los Acuerdos de Astaná.

"Continúan los esfuerzos para establecer y activar más puntos de observación" en esta zona, concluye el comunicado castrense.

LEA MÁS: