Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN (Reuters)
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN (Reuters)

Los países de la OTAN acordaron, este miércoles, sumar la organización a la coalición internacional que lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), indicó a la AFP una fuente diplomática, una decisión que deberán aprobar formalmente el jueves los mandatarios de la Alianza.

"Los embajadores de la OTAN acaban de tomar la decisión" de incorporar la organización a la coalición, lo que ahora deberán "confirmar los jefes de Estado y de Gobierno" en el encuentro del jueves, el primero para Donald Trump, agregó.

Estados Unidos quiere que la OTAN se convirtiera, como organización, en miembro de la coalición internacional que lucha contra el grupo ISIS en Siria e Irak y en la que ya participan a nivel individual todos los países de la Alianza.

Sin embargo, países como Italia o Francia se oponían a su entrada para no desgastar una imagen ya perjudicada por los bombardeos en Libia en 2011 que dejaron un mal recuerdo en los países árabes, había explicado una fuente diplomática.

La OTAN aportó, hasta el momento, un apoyo secundario a la coalición mediante las misiones de sus aviones de reconocimiento Awacs en cielo turco y sus actividades de formación de oficiales iraquíes.

Tillerson habló de la importancia de la incorporación de la OTAN a la coalición internacional (Reuters)
Tillerson habló de la importancia de la incorporación de la OTAN a la coalición internacional (Reuters)

Esta fuente diplomática explicó que los embajadores acordaron "un plan de acción sobre terrorismo" que incluye "el ingreso de la OTAN en la coalición internacional contra el ISIS y una expansión de los vuelos Awacs".

"Esto significa que los Awacs no sólo vigilarán el cielo, sino que van a coordinar los vuelos" sobre Siria e Irak, "pero únicamente aquellos que no están vinculados a los bombardeos", precisó.

Además de una mayor implicación en la lucha antiterrorista, Trump, quien se mostró muy crítico en el pasado con la OTAN, quiere que los países aliados aumenten su gasto militar nacional hasta el 2% al que se comprometieron en la cumbre de Gales en 2014.

"Que la OTAN se una a la coalición anti-ISIS pensamos que sería un paso realmente importante que dar", había indicado el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, a los periodistas que acompañaban a Trump en el Air Force One, antes de conocerse la decisión.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, había señalado durante la mañana que la Alianza tenía que hacer más en la lucha antiterrorista tras el atentado yihadista de Manchester, que costó la vida a 22 personas.

LEA MÁS: 

Con información de AFP