“Nos exigieron las llaves de la camioneta”: los ataques a periodistas por captura de Ovidio Guzmán en Culiacán

La recaptura del hijo del “Chapo” Guzmán desató la violencia dentro del estado que afectó a los comunicadores que reportaban los hechos

Compartir
Compartir articulo
La policía llega al lugar en el que un local fue saqueado el jueves 5 de enero de 2023, en Culiacán, en el estado de Sinaloa, México. Las fuerzas de seguridad mexicanas capturaron a Ovidio Guzmán, un presunto narcotraficante buscado por Estados Unidos, el jueves en una operación antes del amanecer que desencadenó tiroteos y bloqueos de carreteras en la ciudad de Culiacán. (AP Foto/Martín Urista)
La policía llega al lugar en el que un local fue saqueado el jueves 5 de enero de 2023, en Culiacán, en el estado de Sinaloa, México. Las fuerzas de seguridad mexicanas capturaron a Ovidio Guzmán, un presunto narcotraficante buscado por Estados Unidos, el jueves en una operación antes del amanecer que desencadenó tiroteos y bloqueos de carreteras en la ciudad de Culiacán. (AP Foto/Martín Urista)

La recaptura de Ovidio Guzmán, también conocido como El Ratón, hizo que volviera a la memoria de las personas en el estado de Sinaloa el Culiacanazo ocurrido en el 2019 cuando la Guardia Nacional trató de detenerlo pero fue puesto en libertad por órdenes presidenciales tras la amenaza de ataques a civiles.

En esta ocasión, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevó a cabo el operativo con el que dieron con uno de los líderes de una facción del Cártel de Sinaloa. Esto desembocó en que el brazo armado del grupo criminal realizara una oleada de violencia en la parte norte del estado que a lo largo del día también se extendió a otros municipios.

Bloqueos, incendio de vehículos, enfrentamientos con fuerzas de la ley, secuestro de ambulancias, ataques a unidades aéreas, entre otros, fueron los hechos que marcaron al estado durante el jueves.

Por otro lado, también destacaron los ataques a integrantes del gremio periodístico en el transcurso del día. De acuerdo con la Red Rompe el Miedo, hasta las 13:27 horas se habían reportado al menos 13 ataques en contra de miembros de la prensa que cubrían los hechos.

De acuerdo con la plataforma, se registraron cuatro robos de vehículos en Culiacán a periodistas, uno de ellos incinerado; tres robos de equipo de trabajo (dos laptops y un celular) y lo más preocupante fue que varios fueron encañonados y seis de ellos fueron amenazados.

Tal fue el caso, por ejemplo, de Marcos Vizcarra, quien por medio de sus redes sociales informó que hombres armados le habían quitado su celular y su carro durante la mañana del jueves, cuando los ataques se habían intensificado.

“Estoy dentro de un hotel al norte de la ciudad de Culiacán Hace unas tres horas me quitaron mi carro y me puse resguardar aquí. Los armados entraron al Hotel de nombre Two y están amenazando a clientes para que les den sus llaves de carros. Hay gritos y llantos”.

Igualmente, un reportero del medio Foro TV, Gilberto Meza, narró al medio que fueron despojados de su vehículo y equipo de trabajo cuando hombres armados los interceptaron para exigirles que les dieran las llaves del vehículo en el que se transportaban.

“Simplemente llegaron y con armas de fuego nos exigieron las llaves de la camioneta”, contó el periodista de la agencia Quadratín, por lo que tuvieron que trasladarse a pie. Al recorrer así las calles, reportó haber visto únicamente hombres armados y puestos cerrados.

Otro caso fue el del influencer Margarito Music, quien se encontraba transmitiendo en vivo desde su cuenta de Tik Tok, en donde grabó parte de un bloqueo en un tramo de la carretera, cuando un sujeto en motocicleta se le acercó y le robó el celular.

“Deme el celular por favor, ¿qué estaban haciendo, verga? (...) ¿Qué están haciendo aquí?”, se puede escuchar al presunto sicario, aunque en ningún momento se le puede apreciar.

Igualmente, varias personas del municipio quedaron varadas en las calles o en sus zonas de trabajo durante la noche debido a la falta de transporte público así como por los robos a automovilistas.

En otro de los hechos violentos un avión de Aeroméxico fue atacado a balazos. Una grabación captó el momento en que las personas que iban al interior de la unidad aérea se tuvieron que replegar en el piso como medida cautelar para no recibir daños por las detonaciones.

SEGUIR LEYENDO: