Manuela Obrador: la prima de AMLO busca reelegirse como diputada en una región indígena

El distrito ubicado en Palenque, Chiapas, tiene una población perteneciente a las etnias chol y tzeltal

Manuela Obrador Narváez, la prima de AMLO que busca una diputación en Palenque, Chiapas (Foto: Twitter)
Manuela Obrador Narváez, la prima de AMLO que busca una diputación en Palenque, Chiapas (Foto: Twitter)

Una vez más, una prima del presidente Andrés Manuel López Obrador, se encuentra en el ojo del huracán. Y es que Manuela Obrador Narváez es acusada de querer reelegirse como diputada de Morena por el distrito de Palenque, Chiapas.

Sin embargo, ella no es originaria de esa entidad, además de que dicha demarcación corresponde a una mujer de los pueblos originarios, así lo denunciaron indígenas.

De acuerdo con Crescencia Díaz Vázquez, una maestra indígena que aspiraba a la candidatura que fue citada por el diario El Financiero, en las elecciones de 2018 Manuela Obrador fue impuesta como candidata, y actualmente ocupa una curul en la 64 legislatura de la Cámara de Diputados.

Ahora busca la reelección en este distrito cuya población está integrada por las etnias chol y tzeltal, a las que no pertenece Manuela Obrador, acusó Díaz Vázquez.

Imagen de archivo (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
Imagen de archivo (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

El distrito de Palenque abarca los municipios de Tila, Sabanilla, Tumbalá, Yajalón, Catazajá, La Libertad y Salto de Agua, y tiene 74.19%  de población indígena y de acuerdo con el código electoral, para garantizar la representación de los pueblos originarios en la Cámara de Diputados, en los distritos con una mayoría de población indígena, los candidatos deberán pertenecer a los pueblos originarios de la región.

Manuela Obrador Narváez es de origen tabasqueño, y aunque está radicada en Palenque, no pertenece a ningún pueblo originario de esta circunscripción. En las elecciones de 2018, cuando fue candidata a diputada y posteriormente electa, fue impugnada. Sin embargo, el litigio no prosperó.

“Acá lo que hay es el abuso del poder por parte de Manuela por ser la prima del presidente. Aquí a la prima del presidente no se le niega nada. De ahí, la presencia entre los pueblos y comunidades no la tiene. Si se hubiera llevado la encuesta, ella no hubiera quedado como candidata”, explicó Crescencia Díaz, quien es socióloga egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas, anunció que impugnará ante los tribunales electorales la candidatura.

Sin embargo, Manuela no es la única pariente de López Obrador que busca ser un puesto legislativo.

Dos sobrinos del presidente, hijos de sus primas, buscan ser candidatos a diputados en Tamaulipas, entidad gobernada por el panista Francisco Javier Cabeza de Vaca, quien enfrenta un proceso de desafuero, luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusara de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.

Se trata de José Braña Mojica y Úrsula Patricia Salazar Mojica, quienes son candidatos de Morena al Congreso tamaulipeco. Uno va por la mayoría relativa y el otro por representación proporcional.

Úrsula Patricia Salazar Mojica, sobrina de Andrés Manuel López Obrador, es candidata de Morena a una diputación en Tamaulipas (Foto: Facebook Úrsula Patricia Salazar Mojica)
Úrsula Patricia Salazar Mojica, sobrina de Andrés Manuel López Obrador, es candidata de Morena a una diputación en Tamaulipas (Foto: Facebook Úrsula Patricia Salazar Mojica)

Pepe Braña es hijo de Antonio Braña y Lucía Mojica Obrador, quien es prima del presidente. El joven, quien es licenciado en administración de empresas y fue coordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador en el proceso electoral de 2006 en los estados de Tamaulipas, Durango, Nuevo león y Coahuila; busca una candidatura para representar a Ciudad Victoria en el Congreso del estado.

En tanto, Úrsula Patricia Salazar Mojica, es hija de Úrsula Mojica Obrador, quien falleció el 24 de julio de 2020 a causa de COVID-19.

Úrsula Patricia se desempeñaba como jefa de proyectos en el Colegio de Educación Profesional Técnica (Conalep), cargo al que renunció para participar en el proceso electoral.

“Cumpliendo con la ley como servidora pública del estado de Tamaulipas, a partir de hoy me he separado de mi cargo como funcionaria. Hoy cierro un ciclo importante en CONALEP, voy rumbo a una aventura política luchando por mis ideales”, escribió el 26 de febrero pasado en sus redes sociales.

Esto sucede a pesar de que Andrés Manuel López Obrador, ha insistido una y otra vez que no permitirá la corrupción ni el nepotismo en su familia.

SEGUIR LEYENDO: