Adiós desechables: CDMX se alista para eliminar plásticos de un solo uso desde enero de 2021

Las empresas y establecimientos que distribuyan plástico de un solo uso serán acreedores a sanciones económicas

El 1 de enero de 2020 la CDMX prohibirá el plástico de un solo uso en su totalidad (Foto: Twitter@SEDEMA_CDMX)
El 1 de enero de 2020 la CDMX prohibirá el plástico de un solo uso en su totalidad (Foto: Twitter@SEDEMA_CDMX)

El Gobierno de la Ciudad de México comenzó la cuenta regresiva para la prohibición total de los plásticos de un sólo uso en la entidad. A más de un año de la aprobación a la iniciativa para reformar artículos de la Ley de residuos sólidos del Distrito Federal, a partir de enero de 2021 los plásticos con un corto periodo de vida útil dejarán de ser permitidos para su uso en comercios.

De acuerdo con las modificaciones a la Ley, desde el 1 de enero de 2021 la comercialización, entrega y distribución de artículos como tenedores, cuchillos, cucharas, palillos mezcladores, popotes, platos, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y sus varillas, vasos, tapas, charolas y aplicadores de tampones fabricados total o parcialmente de plástico, ya no será permitida.

El Congreso de la Ciudad de México, con 51 votos a favor, ninguno en contra y una abstención, aprobó las medidas el 9 de mayo de 2019. Desde ese momento, se tomó la decisión de implementar la medida a partir de enero de 2020, con la finalidad de que los comerciantes, así como las industrias fabricantes de dichos objetos, pudieran encaminar la transición hacia el desuso del plástico e innovar en el uso y desarrollo de otros materiales.

En ese sentido, los primeros accesorios de plástico en ser retirados del mercado fueron las bolsas de plástico. De acuerdo con las medidas, desde 2020 estuvo prohibida “La comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor, en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable”. De esa manera el uso de bolsas plásticas será permitido únicamente cuando las medidas de higiene en el tratamiento de los productos las requieran, sin embargo, deberán ser de materiales biodegradables.


Desde el primero de enero del año en curso entro en rigor la reforma  del artículo 25 de la Ley de Residuos Sólidos, aprobada por el Congreso de la Ciudad de México, en la cual se prohíbe la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos. Las multas por infringir la Ley van de 37 mil pesos a 150 mil 980 pesos y se comenzaran a aplicar desde el 15 de enero. En la imagen una mujer camina con sus productos en una bolsa de plástico.
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
Desde el primero de enero del año en curso entro en rigor la reforma del artículo 25 de la Ley de Residuos Sólidos, aprobada por el Congreso de la Ciudad de México, en la cual se prohíbe la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos. Las multas por infringir la Ley van de 37 mil pesos a 150 mil 980 pesos y se comenzaran a aplicar desde el 15 de enero. En la imagen una mujer camina con sus productos en una bolsa de plástico. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Las empresas o establecimientos que utilicen dichos materiales, deberán pagar sanciones económicas que van de 500 a 2000 Unidades de Medida y Actualización (UMA) vigente. Es decir, entre 43,440 y 173,760 pesos.

EL RETO

Desde la década de 1950, la distribución de plástico en el mundo se ha realizado de forma exponencial, sin la responsabilidad de encaminar campañas de reciclaje, así como información sobre las consecuencias de su uso excesivo. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de 13 millones de toneladas de plástico se filtran en los océanos año con año. Gran parte de dicha basura está conformada por plásticos innecesarios o de un solo uso.

Aunque las modificaciones a la Ley contemplan el uso y circulación de plásticos biodegradables, la organización internacional Greenpeace ha indicado que se trata de una solución falsa. La alternativa no frenará la generación de basura, además de que contienen altos índices de combustibles fósiles y requieren condiciones especiales para su degradación, mismas que sólo se presentan en instalaciones de compostaje industrial. Por su parte, recomiendan cambiar hábitos de consumo y fomentar el uso de contenedores y bolsas reutilizables.

La prohibición del uso de plásticos de un solo uso también busca cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU en la agenda 2030. (Foto: Mario Jasso/cuartoscuro.com)
La prohibición del uso de plásticos de un solo uso también busca cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU en la agenda 2030. (Foto: Mario Jasso/cuartoscuro.com)

Por otra parte, debido a la pandemia, la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) frenó las inspecciones y campañas a establecimientos que lograron reducir la entrega de bolsas en un 85%. Además aumentó el consumo de otros insumos que podrían ayudar a reducir la transmisión de la COVID-19, tales como popotes, bolsas de plástico y guantes de látex. Ante ello, la secretaría recomendó ser responsables con el desecho de productos como cubrebocas, guantes, pañuelos desechables y otros objetos que ayuden a la transmisión del virus, colocándolos en bolsas y rociarlas con solución clorada, tanto al interior como al exterior.

La prohibición del uso de plásticos de un solo uso también busca cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU en la agenda 2030.

MÁS SOBRE EL TEMA

Regresa el uso de plásticos en la CDMX: tras coronavirus bolsas y popotes vuelven al mercado

La incógnita sobre el futuro del plástico después de que fue prohibido en la CDMX

“Es atentar contra la libertad”: FRENAAA, el grupo anti AMLO, pidió abrir la Basílica en pleno repunte de COVID-19