Histórica caída de la actividad industrial en abril por el coronavirus: se desplomó casi 30% respecto a 2019

Sectores como la construcción y la manufactura tuvieron las disminuciones más representativas, pues cayeron en un 38.4 y 35.5% durante el mismo periodo

(Foto: Edgard Garrido/Reuters)
(Foto: Edgard Garrido/Reuters)

Los efectos de la pandemia por el nuevo coronavirus han sido muy notorios en los diferentes sectores de la economía. Uno de los más afectados, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es el de la actividad industrial, pues durante abril del 2020 tuvo un desplome del 29.6% respecto al mismo mes del año anterior.

Para Julio Santaella, presidente de la junta de gobierno del Inegi, este dato es de “proporciones históricas”, pues todos los componentes que conforman a este sector también tuvieron disminuciones. Un par de las caídas más representativas fueron en la construcción y en la industria manufacturera, ya que respecto a 2019, bajaron en un 38.4 y 35.5%, respectivamente.

Puntualmente, los subsectores de la construcción que tuvieron mayores efectos negativos por la propagación de la COVID-19 durante abril del 2020 y en relación al mismo mes del año anterior, fueron la edificación, la cual bajó un 40.4%, los trabajos especializados para la construcción (-33.0%) y la construcción de obras de ingeniería civil (-31.9%).

Respecto a las industrias manufactureras, las más afectadas en el mismo lapso fueron el curtido y acabado de cuero y piel, así como la fabricación de productos de estos materiales (-86.9%), la fabricación de equipo de transporte (-85.3%) y la fabricación de prendas de vestir (-77.9%).

La fabricación de los equipos de transporte fue uno de los subsectores más afectados de la industria manufacturera. (Foto: Archivo)
La fabricación de los equipos de transporte fue uno de los subsectores más afectados de la industria manufacturera. (Foto: Archivo)

En relación al mes anterior, es decir, marzo de este año, la producción industrial también tuvo una disminución relevante. En este caso fue del 25.1% en términos reales. De manera específica, en el caso de la construcción la caída fue de 32.8% y en cuestión de las industrias manufactureras fue del 30.5 por ciento.

Las industrias que resintieron en menor medida el impacto de la pandemia de coronavirus en relación al mes de abril del año pasado fueron la generación, transmisión, distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-3.5%) y la minería (-3.6%).

Para la elaboración del Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), se utilizaron las Encuestas Mensuales de la Industria Manufacturera, de las Empresas Constructoras, así como la Estadística de la Industria Minerometalúrgica, las cuales se llevaron a cabo mediante internet y asistencia telefónica. Los próximos datos, puntualizó el instituto, se publicarán el 10 de julio.

Por otra parte, hace unos días, el Inegi también dio a conocer que el índice de productividad laboral de la economía mexicana se mantuvo a la baja por cuarto trimestre consecutivo e incluso reportó una pérdida de 0.4% en los primeros tres meses de 2020 en relación con el último trimestre de 2019.

El índice de productividad laboral de la economía mexicana se ha mantenido a la baja desde hace cuarto trimestres. (Foto: José Luis González/Reuters)
El índice de productividad laboral de la economía mexicana se ha mantenido a la baja desde hace cuarto trimestres. (Foto: José Luis González/Reuters)

Sin embargo, la productividad laboral aumentó 1.7% en las actividades primarias, aunque disminuyó 0.6 y 0.3% en las actividades secundarias y terciarias en el mismo lapso, respectivamente.

Cabe decir que la productividad laboral en las actividades primarias ha reportado alzas desde finales de 2013, a diferencia de las actividades secundarias, que han descendido drásticamente desde el mismo año. Este índice expresa la relación entre el valor de la producción y las horas trabajadas en un sector durante un periodo determinado.

Según el sector de actividad económica, la productividad laboral creció únicamente en las empresas constructoras, con un aumento de 3.9%. En cambio, reportó bajas en los establecimientos manufactureros (-0.2%), en las empresas de comercio al por mayor (-0.7%), al por menor (-1.3%) y en las de servicios privados (-2.4%).

Si bien el único aumento en el trimestre corresponde a las empresas constructoras, este sector disminuyó drásticamente su productividad laboral desde el último trimestre de 2018. En los últimos cinco años, la productividad laboral también ha mostrado una tendencia a la baja en la industria manufacturera y en el comercio al por mayor.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS

Productividad laboral en México disminuye por cuarto trimestre consecutivo

Debido a la emergencia sanitaria por la COVID-19, las divisas turísticas cayeron un 96.2%: Inegi

El desempleo en México alcanzó el 4.7% en abril: 2.1 millones de personas no tienen trabajo

MAS NOTICIAS