INAI seguirá de cerca la fiscalización de los saldos y funcionamiento de los fideicomisos y fondos públicos en medio de su extinción

En medio de la crisis por coronavirus, la opacidad de algunos de los procesos que se llevan al interior de la administración pública mexicana, podrían ser vulnerados, especialmente en materia legal

Incluso cuando el precio de las gasolinas ha bajado por crisis petrolera, la administración actual defiende aún la apuntalación de Pemex, en medio de una crisis de finanzas y salud pública por la COVID-19
(Foto: Cesar Rodríguez/Bloomberg)
Incluso cuando el precio de las gasolinas ha bajado por crisis petrolera, la administración actual defiende aún la apuntalación de Pemex, en medio de una crisis de finanzas y salud pública por la COVID-19 (Foto: Cesar Rodríguez/Bloomberg)

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) presentó el martes 21 de abril un diagnóstico sobre la situación de los fideicomisos y fondos públicos a extinguirse por parte del gobierno federal.

En retrospectiva, el pasado jueves 2 de abril se publicó en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto por el que se ordena la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos a través del cual el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer a las dependencias y entidades de la administración pública federal, a la oficina de la presidencia de la República, así como a los Tribunales Agrarios sobre el objetivo de la extinción, basada en la austeridad republicana.

Para que ésta tuviera un eje más sólido, AMLO consideró que el análisis de la permanencia de los fideicomisos y fondos públicos serviría para darles una utilidad que él dividió en cuatro propósitos:

El Ejecutivo explicó que los fideicomisos eran fondos que se cuidaban y que ahora su administración usaría como “ahorros” (Foto: Cuartoscuro)
El Ejecutivo explicó que los fideicomisos eran fondos que se cuidaban y que ahora su administración usaría como “ahorros” (Foto: Cuartoscuro)

Cabe señalar que el Ejecutivo explicó a los fideicomisos como fondos que se cuidaban y que ahora su administración usaría como “ahorros”. Sin embargo, en su tarea como garante del cumplimiento al acceso de la información pública, el INAI dio a conocer las disponibilidades y saldos de cada fideicomiso o fondo al cierre de 2019, así como su funcionamiento, estructura, naturaleza legal, adscripción, tipología y características.

Esto con la meta de vigilar la información de los fideicomisos y de los fondos a extinguirse, además de garantizar que ésta sea preservada como histórica en los portales de transparencia de los sujetos obligados responsables de su operación. El Diagnóstico de Fondos y Fideicomisos Públicos en materia de Transparencia representa no sólo el conocimiento de las disponibilidades que tienen cada uno con sus correspondientes saldos, sino también su funcionamiento, estructura, naturaleza legal, adscripción, tipología, así como las diversas características con las que cuentan.

El propósito del diagnóstico del INAI es el ofrecer un panorama sobre la situación de los los 384 fideicomisos y fondos públicos que se tienen registrados al cuarto trimestre de 2019; conforme a éste, al cierre del año pasado, los fondos y fideicomisos públicos sin estructura de la Administración Pública Federal reportaron disponibilidades por un monto 740 mil 283 millones de pesos, los del Poder Judicial por 17 mil 41 millones y los de organismos autónomos por 23 mil 718 millones. Por ello, el Instituto tiene pensado el poner a disposición de la ciudadanía un link en su sitio web en el que les comparta y precise la dependencia u organismo encargado de transparentar y otorgar acceso a la información relacionada con el ejercicio de los recursos destinados a dichos fideicomisos y su operación.

A la ciudadanía, a los profesionales de la información, como son periodistas de investigación, académicos y empresarios, el Diagnóstico del INAI en relación con los fideicomisos por extinguirse contiene también un apartado de información estadística sobre las solicitudes de información y los recursos de revisión interpuestos en contra de los fideicomisos y fondos públicos.

En medio de la crisis por coronavirus, la opacidad de algunos de los procesos que se llevan al interior de la administración pública mexicana, podrían ser vulnerados, especialmente en materia legal (Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)
En medio de la crisis por coronavirus, la opacidad de algunos de los procesos que se llevan al interior de la administración pública mexicana, podrían ser vulnerados, especialmente en materia legal (Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)

Además, el documento incluye información y los principales hallazgos de la Auditoría Financiera y de Cumplimiento denominada Depuración de Fideicomisos no Paraestatales y Figuras Análogas, que llevó a cabo la Auditoría Superior de la Federación en 2015. Igualmente, el diagnóstico recapitula las obligaciones de transparencia que deben acatar los fideicomisos y fondos públicos, extinguidos o vigentes, las cuales pueden ser consultadas en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Un par de datos relevantes a destacar es que en 2016, los fideicomisos se convirtieron en sujetos obligados a transparentar y rendir cuentas; mientras que en 2019, los fideicomisos y fondos públicos recibieron un total de 42 mil 85 solicitudes de información y 753 recursos de revisión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Qué implicaciones tiene la extinción de fideicomisos decretada por López Obrador

Más de 700 mmdp de fideicomisos públicos quedarán extintos por decreto de AMLO

En medio de la cuarentena por coronavirus en México los secuestros aumentan y cuatro personas mueren cada hora

MAS NOTICIAS