Heriberto Picos Barraza
Heriberto Picos Barraza "El Koala", uno de los tres presuntos asesinos del periodista Javier Valdez Cárdenas, recibió condena de 14 años y 8 meses de prisión (Foto: Especial)

En una histórica primera sentencia por el asesinato de un periodista en México, Heriberto Picos Barraza, “El Koala”, fue condenado a casi 15 años de prisión por su participación en el homicidio del corresponsal de La Jornada, Javier Valdez Cárdenas, ocurrido el 15 de mayo de 2017 en Culiacán, Sinaloa,

Durante una audiencia que se prolongó por más de ocho horas, un juez federal con sede en la capital sinaloense impuso una condena de 14 años y 8 meses de cárcel a este hombre, uno de los autores materiales del crimen.

El sentenciado se acogió al criterio de oportunidad ofrecido por la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle), que consiste en evitar el juicio oral y aceptar la corresponsabilidad del crimen, a cambio de que se reduzca un tercio la condena.

El Koala” además deberá pagar la cantidad de nueve millones de pesos para resarcir el daño ocasionado por el asesinato de Javier Valdez Cárdenas, también director del semanario RíoDoce, más lo que se debe entregar a la viuda e hijos del periodista, que será responsabilidad del programa de víctimas del delito.

Durante la audiencia se comprobó que Dámaso López Serrano
Durante la audiencia se comprobó que Dámaso López Serrano "El Mini Lic", ahijado de "El Chapo" Guzmán, fue quien ordenó asesinar al periodista Javier Valdez (Foto: Archivo)

Según la Feadle, “El Koala” fue el conductor del automóvil en el que Juan Francisco Picos Barrueta, “El Quillo”, y Luis Idelfonso Sánchez Romero, “El Diablo”, interceptaron y huyeron después de ejecutar a Valdez Cárdenas a unas calles del semanario RíoDoce, del que fue fundador.

Esta es la primera sentencia condenatoria que obtienen la Fiscalía General de la República (FGR) y, de manera concreta la Feadle, en un caso de homicidio cometido contra un periodista.

Durante la audiencia se confirmó que Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”, hijo de Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y uno de los hombres más cercanos a Joaquín “El ChapoGuzmán, fue quien ordenó el homicidio del corresponsal de La Jornada, antes de huir a Estados Unidos en julio de 2017, donde ahora se encuentra como testigo colaborador de autoridades en ese país.

El pasado 23 de enero, la FGR obtuvo orden de aprehensión en contra de “El Mini Lic”, ahijado de “El Chapo” Guzmán, como presunto autor intelectual del asesinato de Javier Valdez Cárdenas.

Javier Valdez fue asesinado el 15 de mayo de 2017 a las afueras del semanario RíoDice, del que fue fundador y director (Fotoarte: Jovani Silva)
Javier Valdez fue asesinado el 15 de mayo de 2017 a las afueras del semanario RíoDice, del que fue fundador y director (Fotoarte: Jovani Silva)

El 15 de mayo de 2017, el periodista y escritor fue asesinado por múltiples disparos de arma de fuego al salir de las oficinas de RíoDoce. Desde ese día se iniciaron las investigaciones por los hechos, las cuales permitieron identificar y obtener órdenes de aprehensión en contra de “El Koala”, “El Quillo” y “El Diablo” por su probable responsabilidad como autores materiales del crimen. Sin embargo, había quedado la parte más importante de las pesquisas que era ubicar y acreditar la autoría intelectual.

En la misma audiencia, se estudió la posibilidad de que Francisco Picos Barrueta, “El Quillo”, se apegara al criterio de oportunidad de la Feadle, sin embargo, lo rechazó debido a que le ofrecieron en una primera ocasión la misma pena de 14 años y ocho meses de cárcel, pero después se le ofreció una pena de 20 años y ocho meses, debido a que éste tiene dos procesos abiertos, en Mexicali, Baja California, y Mazatlán, Sinaloa, por cargos de posesión de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Después de la tercera detención de “El Chapo” Guzmán en el 2016, y su extradición a Estados Unidos, donde finalmente fue sentenciado a cadena perpetua, “El Licenciado”, compadre de Guzmán Loera, y “El Mini Lic”, ahijado de narcotraficante, creyeron que podrían quedarse con el liderazgo del cártel de Sinaloa.

Sin embargo, “Los Chapitos”, hijos de Guzmán Loera, les ganaron la pelea lo que obligó a ambos Dámaso López a convertirse en colaboradores de las autoridades estadounidense a cambio de testificar contra su compadre y padrino para obtener rebajas en sus condenas.

MAS SOBRE ESTE TEMA: