(Foto: Jovani Pérez Silva/Infobae México)
(Foto: Jovani Pérez Silva/Infobae México)

La operación para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, el pasado 17 de octubre, no sólo desató balaceras e incendios en Culiacán, Sinaloa. También dejó ver una serie de inconsistencias en las estrategias del gabinete de seguridad mexicano luego de que en conferencias de prensa explicaran de forma diferente cómo se había realizado el operativo.

Hasta el momento sólo hay algunas certezas acerca de lo ocurrido esa tarde. La primera de ellas es brindada por documentos consultados por Televisa y Univision Investiga en donde se constata que el intento de detención de Guzmán se debió a una orden de extradición emitida por el gobierno estadounidense, como lo informó Alfonso Durazo, secretario de Seguridad.

Los papeles fueron emitidos por un gran jurado del Distrito de Columbia. En ellos se acusa a Ovidio Guzmán López, alías “El Ratón” y “Ratón Nuevo”, y a su hermano Joaquín Guzmán López, conocido como “El Güero”, “El Güero Moreno” y "Moreno, de traficar droga a Estados Unidos desde abril del 2008.

(Foto: Twitter @penileyramirez)
(Foto: Twitter @penileyramirez)

“A sabiendas, intencional y deliberadamente, combinaron, conspiraron, confederaron y acordaron distribuir: cinco kilos o más de una mezcla o sustancia que contiene cantidades de cocaína (...), 500 gramos o más de una mezcla o sustancia que contiene cantidades de metanfetaminas, (...) y mil kilos o más de una mezcla o sustancia que contiene cantidades de marihuana”, dice uno de los documentos emitido en abril del 2017.

(Foto: Twitter @penileyramirez)
(Foto: Twitter @penileyramirez)

La información sobre la intención de aprehender a los hermanos, presuntos miembros del Cartel de Sinaloa, se mantuvo en secreto. “La divulgación pública de dicha información podría poner en peligro la investigación y pone a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, sus fuentes de información y sus familias en riesgo", dictó el Departamento de Justicia.

Sin embargo, en diciembre del año pasado fue solicitado que se desclasificara el caso para pedir la extradición de Ovidio Guzmán. Él además aparece en la lista de lavadores de dinero del Departamento de Tesoro estadounidense, pero no Joaquín, su hermano.

Estados Unidos solicitó la extradición de Ovidio Guzmán (Foto: Twitter @penileyramirez)
Estados Unidos solicitó la extradición de Ovidio Guzmán (Foto: Twitter @penileyramirez)

Desde entonces, las autoridades mexicanas trabajaron en la ubicación del acusado y su detención. Hace un par de semanas la Guardia Nacional detectó comunicaciones que “El Ratón” mantenía con una mujer, presuntamente su novia.

Sin embargo, no pudieron proceder a aprehenderlo porque para hacerlo de manera legal debían poseer una orden de cateo y de aprehensión. Documentos que jamás llegaron y que las autoridades no poseían el 17 de octubre, informaron fuentes que trabajaron en la investigación de las autoridades, a Univision Investiga.

Incluso, las fotografías difundidas en medos de comunicación del rostro del hijo de Guzmán Loera no fueron tomadas el día del ataque en Culiacán, Sinaloa. Según dijeron informantes y la defensa de Ovidio Guzmán, estas fueron obtenidas de manera previa a su captura.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

La información brindada por el gobierno

Imágenes sobre Culiacán en llamas se hicieron virales en redes sociales el jueves 17 de octubre alrededor de las seis de la tarde. Las personas no estaban seguras de lo que se pasaba, pero algunas fuentes extraoficiales dijeron que se podría tratar de la aprehensión de Ovidio Guzmán. Y así fue.

Las autoridades, incluyendo al presidente, mantuvieron un hermetismo total sobre lo que sucedía. Hasta que a las 20:28 horas el gabinete de seguridad informó que a las 15:30 horas vehículos oficiales realizaban patrullaje de rutina cuando fueron agredidos desde una vivienda. Ellos aseguraron el inmueble y al ingresar descubrieron que dentro estaban Ovidio Guzmán y tres personas más.

(Foto: EL DEBATE DE CULIACÁN /CUARTOSCURO)
(Foto: EL DEBATE DE CULIACÁN /CUARTOSCURO)

Después se desataron las balaceras e incendios, por lo que el gobierno informó que cesaron las actividades que realizaban, aunque no especificaron cuáles. Fue hasta la mañana siguiente que AMLO, en su conferencia matutina, confirmó que se había liberado al hijo de “Chapo” Guzmán.

También comunicó que su detención no fue fortuita. Al contrario, se trató de un operativo planeado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA